domingo, 10 de noviembre de 2013

Puente Chilina: aproximadamente en 40%

El puente Chilina, que por su extensión, número de carriles y volumen de tránsito será uno de los más imponentes del país, viene evolucionando velozmente en lo que atañe a su proceso constructivo. Así lo deja ver el siguiente esquema publicado hace poco por el consorcio constructor, que muestra que al 23 de octubre el grado de avance total de la obra ya superaba el 38%.

Como se aprecia allí, los trabajos de cimentación, que implicaron el hincado de enormes pilotes de acero de 1.5 metros de diámetro y la construcción de poderosas zapatas, iban rumbo a su conclusión, al haber superado el 98%.

Las elevaciones, es decir los pilares, estribos y otras estructuras erigidas sobre las bases, y que van haciendo cada vez más visible la obra, mostraban un grado de ejecución cercano al 43%. El pilar 4, el más pequeño (de 21.1 metros de altura), fue el primero que se terminó, cosa que también ya ocurrió con los pilares 2 (de 39.0 metros) y 3 (de 28.7 metros). El pilar 1 (de 35.6 metros) viene tardando más de lo previsto, debido a un accidente, pero también ya está en fase avanzada.


Video de hace tres semanas, cuando el avance era de 30%. Hoy ya se acerca al 40%.

En lo que respecta a los tableros que irán constituyendo la plataforma vial, el avance ya excedía el 15%, y se concentraba especialmente en el vano que unirá el estribo 1 y el pilar 1.

En los pilares concluidos, ya se había iniciado (abriendo la fase 2 del proyecto) los trabajos preparatorios para la construcción de sus correspondientes dovela cero. Se denomina así a aquellas partes de la estructura que se sitúan exactamente encima de las grandes columnas, sobresaliendo en este caso 6 metros a cada lado de éstas y conformando, como una letra T, la gran dovela inicial, a la cual se le irán sumando luego, a ambos lados, las demás (de 5.1 metros de largo), en un proceso de encofrado horizontal deslizante similar al que acabamos de ver en los puentes construidos sobre el río Rímac para el Metro de Lima, y que, al igual que éste, implicará el uso de carros de avance. Con lo efectuado hasta el 23 de octubre, las dovelas cero mostraban un grado de ejecución que se aproximaba al 4%.

Estaba previsto (tal como se muestra en los diagramas adjuntos) que el trabajo de dovelas (la cero y las siguientes) se iniciara primero en el pilar 1 y luego continuara en el 2 y el 3. No sabemos si, debido a los retrasos registrados en el pilar 1, se esperará a su culminación, o más bien se alterará esta secuencia de los trabajos. Lo cierto es que, ya sea en uno u otro pilar, las dovelas cero serán protagonistas de la obra en las próximas semanas, con lo cual todo irá quedando listo para que, probablemente al inicio del próximo año, entren en operación los impresionantes carros de avance y comiencen a sumar dovelas (a razón de una por semana), constituyendo así la plataforma vehicular que dará forma al puente.

El pilar 4, el de menor altura, no tendrá dovelas, sino grandes vigas, que se unirán con las dovelas provenientes del pilar 3 y el estribo 2.




Como se sabe, el puente tendrá 562 metros de largo. Su luz máxima (distancia entre los pilares 1 y 2) será de 157 metros, y la segunda más importante (distancia entre los pilares 2 y 3) de 142 metros.

Contará con dos plataformas vehiculares paralelas de concreto armado postensado separadas 1.5 metros entre sí, y cada una de ellas de 11.3 metros de ancho (con dos carriles de 3.6 metros, berma exterior de 2.80 metros, berma interior de 0.50 metros y dos barreras de seguridad de 0.40 metros).

Cuatro carriles, con un carril externo de emergencia en cada plataforma

La obra, que demandará una inversión total de 245 millones de soles (aproximadamente US$ 90 millones) forma parte de un gran proyecto vial, que no sólo interconectará dos importantes zonas de la ciudad, sino también mejorará notablemente, gracias a los intercambios y pistas conexas que contempla, las condiciones de transitabilidad en la zona. El siguiente diagrama brinda detalles al respecto.

 
Con su puesta a punto, prevista para fines del próximo año, Arequipa dará un muy significativo paso en su afán de seguir consolidándose como una urbe importante y moderna, dotada de una infraestructura adecuada a sus requerimientos como tal.

Imágenes: Puente Chilina

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog