jueves, 7 de noviembre de 2013

Para Afrontar la Desaceleración: Baja la Tasa de Referencia

Luego de dos años y medio sin variación, la tasa de interés de referencia de la política monetaria fue reducida hoy por el Banco Central de Reserva (BCR). En efecto, tras permanecer en 4.25% desde mayo del 2011, el vital indicador fue llevado en la fecha a un nivel de 4.00%.

Como se sabe, la tasa en mención es determinada por el BCR como parte de su política monetaria, de acuerdo a la evaluación que lleva a cabo acerca de la cantidad de dinero que debe suministrar a la economía para que ésta opere normalmente.

Eso lo hace tratando de mantener delicados equilibrios en materia de precios, de crecimiento de la producción y de movimiento de capitales en el sector externo, para evitar, por ejemplo, que un nivel demasiado bajo de la tasa de referencia genere presiones inflacionarias, que uno demasiado alto restrinja excesivamente el crédito, o que una alza o baja propicie bruscas entradas o salidas de capitales especulativos (de corto plazo).

Luego, a través de los créditos de corto plazo que otorga a las entidades financieras, induce a que el costo del dinero se acerque al nivel señalado.

La evolución de mediano plazo

Si bien es deseable mantener sin variaciones la tasa, para que los agentes económicos tengan una señal clara de estabilidad en materia del costo del dinero, en ocasiones se hace inevitable modificarla ligeramente, con el fin de contribuir a que la economía enfrente con éxito situaciones adversas. Así, cuando ésta muestra indicios de enfriamiento, el banco central suele reducir la tasa, en tanto que cuando muestra signos de recalentamiento (reflejados en una creciente inflación), más bien la incrementa.

En su comunicado de hoy, el BCR señala que la medida responde a la desaceleración que viene mostrando la economía nacional en los últimos meses (con tasas de crecimiento que están por debajo de su potencial) y al menor dinamismo que se registra en la economía internacional (que se refleja en una débil demanda por nuestras exportaciones).

También explica que la medida no supone inconvenientes en materia de precios internos, pues la inflación se ubica dentro del rango meta y con expectativas de reducción, lo que hace posible aminorar, levemente y sin problema, el costo del dinero.

Asimismo, señala que es de carácter preventivo, y que no implica un cambio de política (la cual seguirá priorizando la estabilidad del indicador) ni una secuencia de futuras reducciones. Sin embargo, advierte que seguirá atento a la evolución del crecimiento y la inflación, con el fin de tomar las medidas que se requiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog