viernes, 14 de noviembre de 2014

El Perú en el Ranking Latinoamericano: Índices de Concentración de las Exportaciones 2011

En su Estudio Económico 2014, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), ha publicado, entre numerosos datos acerca de la realidad económica y social de la región, dos referidos al sector externo, concretamente al índice de concentración de las exportaciones de los países que la conforman.

Se trata del índice Herfindahl-Hirschmann, que evalúa el grado de concentración con una calificación que va de 0 hasta 1, donde 0 indica diversificación perfecta y 1 concentración perfecta. El índice mide la concentración según productos y según destinos. Como se sabe, es importante evitar la concentración y propiciar la diversificación, con el fin de minimizar el riesgo.

A continuación presentamos dos tablas en una. En la primera consignamos los datos referidos a la concentración según productos y en la segunda los vinculados a la concentración según destinos, en ambos casos ubicando primero a los países más afectados por el fenómeno. Los datos se refieren al año 2011.

Podemos ver que en materia de concentración según productos Venezuela es, sin punto de comparación, el país más dependiente, con un índice que indica una concentración casi perfecta. Ese producto es el petróleo, que representa un abrumador porcentaje de sus exportaciones y de su recaudación fiscal.

Ecuador es el país con el segundo mayor índice, ascendente a 0.4. Allí, el petróleo también es el gran protagonista de sus exportaciones. Luego, con índices de 0.3, figuran Bolivia, Colombia y Panamá, con el gas natural, el petróleo y los bananos, respectivamente, como sus productos más destacados.

El Perú consigna (al igual que Chile, Cuba, Honduras y Paraguay) un índice de 0.2, que lo señala como un país de relativamente baja concentración. Como se sabe, nuestros dos principales productos son el cobre y el oro, que en lo que va del presente año representan, sumados, el 37% de nuestras exportaciones totales,

Cierran la tabla, con un saludable índice de sólo 0.1, prácticamente la mitad de los países de la región, entre ellos las tres economías más grandes: Argentina, Brasil y México.

En cuanto al índice según destinos, México posee el mayor (0.6), explicado por el elevado porcentaje de sus ventas externas (casi 80%) que se dirige a Estados Unidos.

Venezuela también registra un índice elevado en esta materia, reflejando la notable vulnerabilidad de su sector externo (y la poca consistencia de su retórica antiestadounidense, pues casi el 40% de sus exportaciones se destina a ese país). República Dominicana exhibe un índice similar.

Luego se sitúan Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador y Panamá, con poco riesgosos niveles de 0.2.

La mayoría de países latinoamericanos muestra índices de sólo 0.1, que denotan una diversificación bastante importante en cuanto a destinos. Y el Perú es uno de ellos, gracias a que no limita sus ventas a un único destino, sino que se esfuerza por colocarlas (ver aquí) en diversos países o bloques.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog