miércoles, 16 de septiembre de 2009

Las Petroquímicas Posteriores: las de Etano


Petroquímica de SK Energy. El grupo coreano construiría una de etano en el Perú

Como vimos hace algunas semanas (ver aquí), ya hay un par de proyectos petroquímicos en camino: los de CF Industries y Nitratos del Perú. Los dos emplearán como insumo el componente que más abunda en el gas natural: el metano.

Pero se puede decir que ambos corresponden al tipo más sencillo de petroquímica. Los proyectos más complejos y costosos, y que por lo tanto tomarán un tiempo más extenso para concretarse, son los que emplearán como materia prima el etano, el componente más escaso del gas (sólo representa el 12% de este), que actualmente se desaprovecha, pues al no contarse con la tecnología requerida, simplemente se quema.
Llevarlos a cabo obligará a separar previamente ambos compuestos, para lo cual se requerirá construir una planta que efectúe tal proceso. Una vez separados, el metano se seguirá empleando como ya hemos visto (para la producción de amoníaco, úrea, etc.), en tanto que el etano, por fin, podrá ser aprovechado.

El proceso de separación, sin duda, influirá en los plazos y costos, pero permitirá iniciar una industria que impactará muy positivamente en la estructura productiva de nuestro país. ¿En qué forma? Debido a que el etano se transformará en etileno, insumo del cual, luego de una posterior transformación, se podrá obtener los dos principales tipos de plástico: el polietileno y el policloruro de vinilo (PVC). Y todos sabemos que estos se hallan presentes en múltiples instancias de la vida moderna.


El amplísimo mundo del polietileno y el PVC, resultantes de la petroquímica del etano

Siendo así las cosas, podemos imaginar las implicancias de la nueva industria. Con ella, se le daría al gas un valor agregado muchísimas veces mayor al que tiene como simple materia prima. El PBI recibiría un significativo aporte anual, y el peso de la industria en la producción total del país se incrementaría considerablemente, pasando del actual 15% a más de 20%. El proyecto, además, tendría un notable impacto en el empleo y en la balanza comercial.

Como se ve, si bien la petroquímica del metano será importantísima en la minería, el agro y ciertas áreas industriales, la del etano será la que marcará el verdadero salto tecnológico e industrial de nuestro país.



Los Potenciales Proyectos
Ya hay varios proyectos en estudio, pertenecientes a importantes conglomerados. Lamentablemente, por ahora sólo hay suficiente gas natural para uno de ellos, por lo que habrá que esperar a ver quién resulta ganador de la licitación de suministro que llevará a cabo Pluspetrol en la última parte del año. Obviamente, si luego se encuentra más gas, se abrirá la posibilidad para otro.

Sin embargo, tener varias plantas de etano no será tan sencillo como tener varias de metano, debido a que, al emplear el compuesto más escaso, requieren muchísimo más gas que estas últimas. Para aspirar a ello será necesario descubrir una cantidad realmente importante del hidrocarburo, o encontrar alguna salida inteligente al tema de la exportación a México, con el fin de que quede más gas para el desarrollo de esta fundamental industria.

SK
El proyecto más importante por el volumen de inversión es el del grupo coreano SK, tercer principal conglomerado de ese país y socio de los proyectos de Camisea y Perú LNG. Este viene anunciando desde hace ya un buen tiempo (y hace apenas unas semanas acaba de confirmar su interés) la construcción de una petroquímica de este tipo, que produciría polietileno. El monto a invertir, ascendente a US$ 4 mil millones, sería el más grande de la historia en nuestro país.
La construcción de esta planta tardaría unos cinco años, por lo que entraría en funcionamiento aproximadamente en el año 2015.

Braskem, Petrobras y Petroperú
El otro proyecto petroquímico a partir del etano es el que está siendo evaluado por las empresas brasileñas Braskem y Petrobras, y la peruana Petroperú. Este demandaría una inversión de US$ 2 mil millones y un plazo de construcción mínimo de cuatro años. Dado que aún faltan definir muchos aspectos que impedirán que la construcción se inicie en el corto plazo (pues recién se está elaborando el estudio de prefactibilidad), se estima que, en el mejor de los casos, la planta estaría operativa en el 2014 ó 2015.
Tentativamente se habla de una producción anual de 1.2 millones de toneladas de polietileno (tanto de alta como de baja densidad). Sin embargo, serán los estudios los que permitan más definiciones.
La planta estaría cerca de un puerto, pues la mayor parte de la producción (80%) sería exportada. El 20% restante permitiría satisfacer la demanda nacional.

Mexichem, Idesa y Alfa
Otra propuesta es la de estas tres empresas petroquímicas mexicanas, las cuales desde hace más de un año han manifestado estar dispuestas a invertir US$ 2 mil millones en un cracker o complejo petroquímico, que produciría etileno. Este contaría con una planta de monocloruro de vinilo (MVC) y otra de clorososa, componentes a partir de los cuales se obtendría policloruro de vinilo (PVC). Revisando en el cuadro de arriba los innumerables usos de este insumo industrial, se puede imaginar las proyecciones que tendría un cracker como este.
Actualmente, el consorcio se halla efectuando el estudio de factibilidad, que estaría listo en el 2011. La concreción de sus planes está sujeta, según refiere, a la posibilidad de obtener etano a precios competitivos.

Sonatrach
La otra empresa que está pujando fuertemente en el asunto petroquímico a partir del etano es la argelina Sonatrach. Esta viene manifestando muy enfáticamente su interés de poner una planta en el Perú, la cual, al igual que las anteriormente mencionadas, comenzaría a operar en el 2015.

Cabe señalar que, debido al ingente capital comprometido en un proyecto de este tipo, es muy probable que algunas de las empresas mencionadas terminen asociándose entre sí, para afrontar en forma conjunta un reto de tal envergadura. Claro, por ahora las gestiones se hacen separadamente, pues es del interés de cada una liderar el proyecto. Pero eso podría cambiar luego.

Los Plásticos que Importa el Perú
En el 2008, el Perú importó plásticos en formas primarias por US$ 1,068 millones. Y en la primera mitad de este año las cifras son las siguientes:


Con una o más petroquímicas de etano en operación, se podría fabricar internamente la mayoría de estos productos, con lo que no sólo se dejaría de importar, sino que se podría exportar montos importantes.

Debido a las múltiples razones expuestas, es importantísimo otorgar las mayores facilidades para el establecimiento en nuestro país de una industria como esta. Estaremos al tanto de más novedades al respecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog