martes, 15 de septiembre de 2009

Nueva Caída: PBI Retrocedió 1.38% en Julio

Se preveía una caída, pero menos fuerte. En efecto, teniendo en cuenta las debilidades observadas en la actividad productiva de julio, la mayoría de analistas esperaba un retroceso, pero sólo de aproximadamente 0.5%. Lamentablemente, este fue de 1.38%. Así lo informó hoy, mediante su más reciente Informe Técnico, el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).
Con ello, el crecimiento acumulado del año apenas alcanza a ser agónicamente positivo (0.09%), en tanto que el de los últimos doce meses llega a 3.34%.


Sin duda, el factor que más influyó en la referida disminución productiva fue la severa caída del sector Manufactura, que, al igual que el mes anterior, se contrajo dramáticamente, esta vez en 12.35%, acumulando una tasa negativa de 8.91% en lo que va del año. También cayó fuertemente la volátil Pesca (-10.98%).
Otros sectores de comportamiento desfavorable, aunque mucho más leve que el de los nombrados, fueron el Comercio (-2.82%), Electricidad y Agua (-1.95%), Restaurantes y Hoteles (-0.85%), Transportes y Comunicaciones (-0.75%) y Servicios Prestados a Empresas (-0.49%).

En cambio, crecieron los sectores Financiero y de Seguros (13.28%), Servicios Gubernamentales (8.63%) y Construcción (6.38%), este último recuperándose notablemente de su negativo comportamiento de junio. También se expandieron, aunque a tasas bastante bajas, el Resto de Otros Servicios (2.56%), y los sectores Agropecuario (1.41%) y Minería e Hidrocarburos (0.15%).


Evolución productiva desde el 2007 (hacer click para ampliar)

En el desfavorable desempeño que estamos viendo a lo largo del año está influyendo, sin duda, el hecho de que la producción de la mayoría de los meses del año 2008 registró tasas de crecimiento sumamente elevadas, lo que establece una base de comparación muy difícil de alcanzar. Tal como se puede ver en el gráfico, esta situación continuará hasta octubre. Sin embargo, el mismo gráfico nos indica que la tasa mensual de caída del presente año se estaría atenuando, previéndose que entre agosto y setiembre se pueda alcanzar un crecimiento mínimo, que se acelere especialmente en noviembre y diciembre, cuando la base de comparación se haga mucho más accesible.

Si así ocurriera, y si el rush final de noviembre y diciembre se tradujera en tasas del orden del 5%, tal vez se podría alcanzar el objetivo de un crecimiento anual que bordee el 2%. Sin embargo, dado que ya no queda demasiado tiempo para ello, muchos analistas prefieren hablar de una tasa cercana al 1.5%.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog