miércoles, 30 de septiembre de 2009

Moody's a Punto de Otorgar al Perú el Grado de Inversión

Moody's, la única de las tres grandes agencias calificadoras que aún no otorga al Perú el grado de inversión, ha iniciado el proceso de evaluación de nuestro desempeño económico y financiero, y de nuestras perspectivas de mediano plazo, considerándose altamente probable que emita, muy pronto, una opinión favorable. Es decir, que nos otorgue el ansiado grado.

De ser así, ya no quedará duda alguna de que el Perú es un país con esa destacada calificación crediticia, pues tanto Fitch como Standard & Poor's ya nos dieron el okay hace un buen número de meses, al haber colocado las emisiones de nuestros bonos soberanos de largo plazo en moneda extranjera en la categoría BBB-. Anteriormente también lo había hecho la canadiense Dominion Bond Rating Sistem (DBRS). Sólo falta Moody´s, agencia para la cual el Perú aún se halla en el nivel Ba1, correspondiente al grado de especulación.

Sin duda, el hecho de que nuestro país haya resistido a pie firme los duros embates de la crisis sin haber sufrido grandes desequilibrios en sus principales variables macroeconómicas ha sido consagratorio. Nuestras finanzas públicas se mantienen ordenadas, la inflación ha retornado a un nivel muy bajo, el nuevo sol se ha fortalecido, las reservas internacionales siguen siendo tan abultadas como antes de la crisis, la liquidez y el crédito han quedado restablecidos y la capacidad de pago del país se mantiene sólida.
Es evidente que hubo una muy fuerte desaceleración del PBI, pero no un retroceso, como sí lo hubo en la gran mayoría de países del mundo. Ello constituyó una clara señal de fortaleza, a tener en cuenta en la evaluación.

Ahora, pasada la peor parte de la tormenta, todo apunta a que las inversiones retornen, inclusive con más ímpetu que antes, al haberse comprobado que nuestra economía tiene buenas bases, y que, pese a las dificultades coyunturales, mantiene el rumbo, sin cambios y sin alteraciones de las reglas de juego. Un efecto igualmente benéfico se verá a raíz del TLC con Estados Unidos (del que la crisis no nos había permitido sacar provecho hasta ahora) y del que se acaba de firmar con China.

Otro factor, sin duda decisivo para la evaluación, proviene de las más recientes encuestas de opinión. Con la sostenida baja que viene registrando el candidato antisistema, se incrementan las posibilidades de que el exitoso modelo económico vigente desde los años 90 se mantenga, y con ello las perspectivas de más años de crecimiento y desarrollo. El gran riesgo de retornar a las nefastas políticas estatistas, heterodoxas, proteccionistas y demagógicas, que tanto daño le hicieron al país, parece estar quedando atrás.

Por todo lo anterior, es explicable que las agencias calificadoras, inclusive la muy exigente Moody's, decidan mejorarnos la nota. Todo parece ser cuestión de días.

1 comentario:

  1. increible como en pocos años,ya nos estan otorgamdo el tan ansiado , grado de inversion... nadie nos para.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog