jueves, 4 de febrero de 2010

Cambian las Ponderaciones en la Canasta de Consumo

A medida que la población de un país mejora su capacidad adquisitiva, cambia la composición de su canasta de consumo. Es decir, se modifica la estructura de su gasto.

El ejemplo más claro y didáctico está en el rubro de los alimentos. Una población pobre gasta la mayor parte de sus ingresos en satisfacer sus necesidades alimenticias, quedándole muy poco para las restantes, entre ellas las de vestido, vivienda, compra de bienes diversos, salud, educación, esparcimiento, etc.
Una población rica, en cambio, si bien gasta mucho más en alimentación, gasta en ello un porcentaje mucho menor de su ingreso total que un pobre, quedándole un saldo considerable para atender sus demás necesidades.

En ese proceso de mejora de la capacidad de compra y de variación de la estructura de consumo, el Perú ha hecho un avance significativo en los últimos años, el que se refleja en las nuevas ponderaciones de los ocho grandes grupos de consumo que componen la canasta familiar. Así lo acaba de dar a conocer el Instituto Nacional de Estadística (INEI), entidad que, basada en los resultados de su más reciente Encuesta de Presupuestos Familiares, ha llevado a cabo, por fin, el esperado cambio del año base, pasando de la anterior (año 1994) a la actual (año 2009).

En el cuadro de arriba se puede ver, por ejemplo, que el grupo de consumo Alimentos y Bebidas ha disminuido notablemente su peso en el Índice General, pasando de 47.545 puntos a 37.818. El poblador peruano ya no gasta casi la mitad de su ingreso en alimentos. También ha disminuido el porcentaje de lo que gasta en Vestido y Calzado.

Los porcentajes dejados de gastar en esos grupos se han destinado a otros, incorporando bienes y servicios a los que antes no se podía acceder tan fácilmente. Sobresale nítidamente el grupo de Enseñanza y Cultura, con un notable incremento de seis puntos, que refleja que la población, dueña de una mejorada capacidad de consumo, ahora pone más énfasis en su educación, especialmente en la superior, que se universaliza rápidamente.

Otro tanto ocurre en el grupo de Transportes y Comunicaciones, cuya acrecentada ponderación revela, entre otras cosas, que la gente, ansiosa por comunicarse mejor, no duda en destinar parte de su presupuesto a la telefonía celular y al Internet. En este grupo, el rápido avance tecnológico también ha sido determinante para el reemplazo de un gran número de productos por otros más poderosos y eficientes.

También ha habido favorables evoluciones en los grupos Alquiler de Vivienda, Combustible y Electricidad, Muebles y Enseres, y Cuidado y Conservación de la Salud.

Las ponderaciones en detalle (hacer click para ampliar).

Todas esas mejoras, además de configurar una interesante nueva situación, permitirán que el dato mensual de inflación que calcula el INEI, y que se basa en las referidas ponderaciones, esté mucho más ajustado a la realidad.

3 comentarios:

  1. Excelente información. Siempre es un gusto leer su bitácora.

    ResponderEliminar
  2. Lo mismo digo. Siempre muy buena información estadísitica.

    ResponderEliminar
  3. Todos los dias reviso este blog para ver las nuevas publicaciones.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog