jueves, 18 de febrero de 2010

Entrando a las Líneas de Transmisión de 500 KV: la Lima-Trujillo

Ciertamente, no será la primera línea de transmisión entre las dos ciudades, que desde hace ya un buen número de años están vinculadas eléctricamente, en el marco del sistema interconectado nacional, pero sí constituirá un refuerzo importantísimo. Además implicará, como veremos, el inicio de un cambio sustancial en las características de nuestras líneas.


Hacer click para ampliar

Hablamos de la línea de transmisión Zapallal-Trujillo, la cual, partiendo desde la importante subestación situada en ese pequeño poblado cercano a Ancón, transportará hacia el norte del país nada menos que 600 megawatts (MW). Como se sabe, en la zona centro se hallan las principales centrales de generación, comenzando por la del Mantaro, y siguiendo por las de Ventanilla, Chilca, Huinco, etc. Por esa razón desde allí salen, tanto hacia el norte como hacia el sur y el oriente, extensas líneas de transmisión, cuya longitud suma decenas de miles de kilómetros.

Las líneas más importantes con las que contamos tienen una tensión de 220 kilovoltios (KV). Pero ahora se está ingresando a una fase de líneas de mayor tensión, las de 500 KV, que son consideradas más confiables y eficientes (a mayor voltaje, se reduce la resistencia del conductor y por ende se pierde menos energía). La primera es la que se está construyendo entre Chilca y Zapallal, que tendrá 94 kilómetros de largo. La que es materia de esta nota, que tendrá una longitud de 530 kilómetros, constituirá su prolongación hacia el norte. Otra con las mismas características será la que llevará energía desde la central del Mantaro hasta Montalvo, en Moquegua, con un recorrido de 761 kilómetros.

La construcción de la línea Zapallal-Trujillo estará a cargo de la empresa colombiana Interconexión Eléctrica (ISA), que poco a poco, y sin mucho aspaviento, se ha convertido en un importante actor en el campo de la transmisión eléctrica en nuestro país. ISA, que según el contrato de concesión suscrito hoy invertirá en ella US$ 167.5 millones de dólares, la operará durante los siguientes treinta años.

Con ese importante refuerzo, nuestro país asegurará el pleno abastecimiento de energía eléctrica a su zona norte, en la que la minería se convertirá, sin duda, con los grandes proyectos en preparación, en una voraz consumidora. Inclusive, y gracias a la conexión internacional ya existente, estará en condiciones de exportarla nuevamente a su vecino Ecuador, en caso de que éste la volviera a requerir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog