domingo, 7 de febrero de 2010

El Perú en el Ranking Latinoamericano: Índice de Gini 2008

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) acaba de publicar su Anuario Estadístico 2009. De allí extraemos, para consignarlos en nuestro ranking semanal, los datos referidos al índice de Gini.

Como se sabe, cuanto más tiende a 0 (cero) este indicador, mejor o más igualitaria es la distribución del ingreso, en tanto que cuanto más tiende a 1, peor o más desigual es esta. En este último caso, el sector más pobre de la sociedad recibe un porcentaje del ingreso nacional mucho menor que el que recibe el sector más rico, situación alejada del más elemental principio de equidad, y que, por lo tanto, puede generar conflictos sociales y políticos. Si bien es utópico aspirar a un índice de cero (pues las diferentes capacidades, habilidades y deseos de superación de las personas ineludiblemente conducen a diferencias en los ingresos), es importante aspirar a acercarse todo lo posible a él.
Se debe recordar, de otro lado, que América Latina es la región con la peor distribución del ingreso del mundo.


Ahora, vayamos a los datos. Según la CEPAL, Venezuela se mantiene, con bastante holgura, como el país con la mejor distribución del ingreso, al poseer el índice más bajo. Cabe enfatizar que esa privilegiada situación del país caribeño no es reciente, sino de larga data.

Le sigue Uruguay, y, un poco más atrás, Costa Rica, que, si bien desde hace mucho se caracteriza por poseer uno de los mejores Gini del subcontinente, no ha logrado avances en las últimas décadas.

El Perú avanzó del sexto al cuarto lugar, al haber superado el último año a El Salvador y México. El índice de nuestro país disminuyó significativamente, pasando de 0.500 a 0.476. Sin duda, el crecimiento descentralizado que se comienza a ver (de la mano de la inversión privada en diversos sectores), el gasto público en infraestructura económica y social de las zonas del interior, y la mejorada focalización de los programas de asistencia social, comienzan a rendir frutos.

México y Argentina se ubican a media tabla, con indicadores muy parecidos, y sin lograr mejoras significativas en el largo plazo. Chile, caracterizado por una distribución bastante deficiente, sí viene mostrando una mejora sostenida en la presente década. Colombia, por su parte, no logra avanzar, sino que inclusive registra retrocesos.

En la parte baja del listado, es notoria la presencia de un gran número de países centroamericanos, que tienen ante sí el doble reto de disminuir la aguda pobreza existente y la mala distribución de los recursos.

Cerrando la tabla se halla Brasil, el país latinoamericano de más deficiente distribución del ingreso, y cuyo elevado índice es, sin duda, el que más incide en el criticado promedio de la región. Pese a que viene efectuando una sostenida reducción de su Gini, el avance en la materia del país más grande de esta parte del mundo resulta lento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog