sábado, 27 de febrero de 2010

En el 2011 la Pobreza sólo Bajaría al 33.6%

La crisis no dejará cumplir la meta de reducción de la pobreza. Pese a que nuestra economía no cayó en el 2009, como sí ocurrió en la mayoría de países, el ínfimo crecimiento de 1.12% resultó notoriamente insuficiente para seguir avanzando en esta materia, tal como se había venido haciendo, a paso importante, en los últimos años.


Sucede que con esa escasa tasa de expansión no se puede absorber una cantidad significativa de la abundante mano de obra desempleada y subempleada, no pudiéndose propiciar, por lo tanto, una mejora de los ingresos, el elemento fundamental para luchar contra la pobreza.

Ya lo había adelantado la Cámara de Comercio de Lima (CCL), que estimaba que la población en situación de pobreza había aumentado en 460 mil personas en dicho año, con lo cual el porcentaje se habría elevado desde el 36.2% al 37.8%.

Y ahora lo acaba de reconocer el Ministerio de Economía y Finanzas, aunque sin coincidir con las cifras de la CCL, pues, según sus cálculos, la pobreza llegaría al 36.3%. Considerando la gravedad de la crisis, éste resulta un dato bastante favorable. Sin embargo, no deja de ser un freno a las aspiraciones del gobierno, al tratarse de un año perdido en el afán de llegar a la gran meta del 30% en el 2011.

El dato del MEF resulta bastante confiable, pues varios especialistas ya habían estimado que, aunque no habría disminuido, la pobreza tampoco habría aumentado, dado que si bien la crisis impidió absorber nueva oferta laboral, no logró afectar mayormente el nivel de empleo. Los despidos sólo tuvieron lugar en algunos sectores muy específicos. Sin duda, la percepción de que la crisis sería de poca duración llevó a la mayoría de empresas a mantener su personal. Y al conservarse los empleos, los ingresos de los trabajadores no se vieron perjudicados, lo que contribuyó decisivamente con el resultado que aquí comentamos.

En mayo, cuando el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) dé a conocer su informe sobre el tema, recién sabremos con certeza cómo se movió este indicador tan importante.


Así las cosas, con esa frenada del 2009, la meta del 30% para el 2011 ya ha quedado oficialmente descartada. En el presente año, las estimaciones preliminares del MEF consideran que se llegaría a una tasa de pobreza de 35.0%, en tanto que en el 2011 se accedería a una de 33.6%. Pero si la economía nos sorprende con un gran desempeño, esos resultados podrían ser mejores que los esperados. Ya se viene hablando de un reajuste hacia arriba de las cifras. Si en el 2010 no se creciera 4 ó 5%, sino 6% o inclusive 7% (algo que nadie puede descartar), el nivel de pobreza podría reducirse en dos puntos o quizá más (de acuerdo a quienes consideran que por cada tres puntos de crecimiento del PBI, el mal se reduce en un punto). Si en el 2011 se repitiera una dinámica similar, habría dos puntos menos. Claro, de ninguna manera se llegaría a la meta, pero se podría quedar bastante cerca de ella, con un porcentaje muy próximo al 32%. El emblemático 30% no sería logrado en el 2011, pero sí podría alcanzarse en el 2012, ya con el nuevo gobierno.

Pero, además, el MEF se ha animado a efectuar un pronóstico de largo plazo: que la tasa de pobreza de 25% será alcanzada en el año 2020. Nosotros consideramos que es demasiado timorato y conservador, y nos atrevemos a asegurar que tal meta será cumplida mucho antes de la referida fecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog