domingo, 18 de julio de 2010

El Perú en el Ranking Latinoamericano: Gastos en Investigación y Desarrollo

La Investigación y el Desarrollo (I & D) son, qué duda cabe, elementos claves en el objetivo de fortalecer los niveles tecnológicos de los países, potenciar sus capacidades productivas, incrementar sus competitividades y mejorar las condiciones de vida de sus habitantes.

Consciente de eso, América Latina viene efectuando progresos en la materia, tal como nos lo muestra el documento La Hora de la Igualdad, publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), con datos al año 2007.
Así, mientras que a principios de siglo nuestra región invertía en I & D aproximadamente el 0.54% de su PBI, en el 2007 invirtió el 0.63%. Sin embargo, dicho porcentaje aún resulta insuficiente, a la luz de las tremendas necesidades de la región y de las notorias diferencias con los países más desarrollados, pues, por ejemplo, Estados Unidos, Europa y Japón invierten en este rubro entre 2 y 3.6% de su PBI. Falta, pues, muchísimo por avanzar.

Como se observa, Brasil es, con gran ventaja sobre los demás, el país que más gasta en I & D. Si bien su nivel aún está muy lejano del óptimo, revela un gran esfuerzo por regularizar las cosas. Resulta muy elocuente y meritorio que este país prácticamente haya duplicado su porcentaje, que se hallaba en 0.56% a inicios del siglo, para pasar a ser el líder indiscutible en la actualidad.

Le siguen Chile y Venezuela, con niveles similares al promedio latinoamericano, y luego otros países, con porcentajes sustancialmente menores, reveladores de severas insuficiencias en este asunto tan fundamental.

Lamentablemente, el Perú es uno de los países donde menos se invierte en investigación y desarrollo. Su bajísimo porcentaje, de apenas 0.15% del PBI, equivale, a valor actual del producto, a US$ 195 millones anuales. Muy poco para un país que aspira a tener una economía con sólidas perspectivas y a adquirir importancia en el concierto latinoamericano e internacional.
Sin embargo, es necesario mencionar, como factor atenuante, que nuestro país, con un incremento de 50%, es, junto con Uruguay y Venezuela, uno de los de la región que más han mejorado el gasto en relación a su PBI, pues en el año 2000 dicho dato sólo representaba el 0.10% del producto. No obstante, habrá que procurar, vía un fuerte incremento de los recursos, que la tendencia creciente se haga mucho más acentuada.

También se debe decir que varios países experimentaron, desde comienzos del siglo, estancamiento e inclusive retroceso en la materia. Esto último ha sido notorio en Cuba (cuyo gasto pasó del 0.51% del PBI a 0.41%) y en Panamá (de 0.37% a 0.25%).
Países como Colombia y Ecuador enfrentan una realidad parecida a la nuestra (aunque hay que señalar que el país del Guayas ha duplicado su porcentaje, que a inicios del siglo era de apenas 0.07%).
En Paraguay, Honduras y Guatemala la situación es aún más preocupante, pues en ellos ni siquiera la milésima parte del PBI se destina a la I & D.

Un dato relevante a considerar es que mientras que en los países desarrollados la mayor parte del gasto en I & D lo realiza el sector privado, en América Latina por lo menos el 50% del mismo lo efectúa el sector público, cuya proverbial carencia de recursos explica gran parte del problema. Es de esperar que la sostenida mejora que se viene observando en las finanzas públicas de nuestros países, así como el fortalecimiento del sector privado, permitan incrementar las disponibilidades de financiamiento, de modo tal que se pueda afrontar adecuadamente esta urgente necesidad.

6 comentarios:

  1. Que vergüenza ver esta información, aqui queda en evidencia el tipo de politicos que gobierna el Peru, personajes que buscan la obra publica, lo evidente y marketeable electoralmente ante la poblacion. Obviamente la inversion en investigacion, rubro que da resultados a largo plazo y no durante el propio mandato, no es de interes.

    ResponderEliminar
  2. Nuestra economía ha crecido vigorosamente y la pobreza ha disminuído, sin embargo tenemos una GRAN tarea pendiente. El estado debe dejar de poner cotas a extensiones agrícolas y pretender ser socia en administración de puertos para invertir en lo realmente importante. Es tarea para el próximo gobierno meter a fondo el acelerador de la investigación, en lugar de crear ministerios de la cultura o la mujer (importantes, pero pueden absorvidos) si que deberiamos tener un ministerio de ciencia y tecnología (como Brasil o Argentina). No somos ricos, por eso no podemos darnos el lujo de no invertir en ciencia.

    ResponderEliminar
  3. Siento vergüenza al leer esta publicación sin duda estamos rezagados, y debe ser un problema de necesidad nacional para el Perú el resolverlo.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Como alguna vez lei en El Comercio, a nuestros políticos no les interesa invertir en investigación porque a eso no se le puede poner el cartel de inauguración

    ResponderEliminar
  6. No hay k tampoco tener una vision fatalista de nuestra patria, se esta planeando implementar en el corto plzao un Ministerio de Ciencia y Tecnologia,lo cual obviamente nos pondria en un podio mas aceptable que el actual.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog