martes, 6 de julio de 2010

Ferrocarril Central: un Nuevo Gran Taller y Otras Noticias

Con la finalidad de mejorar sustancialmente su infraestructura, así como la calidad del servicio que brinda, la empresa Ferrocarril Central Andino (FCCA), concesionaria del ferrocarril homónimo, viene efectuando importantes inversiones.

Locomotoras a gas (Foto: Andina)

Como se sabe, en los últimos años ha venido incrementando su flota, con una gran cantidad de locomotoras (tan sólo este año ha adquirido quince) y vagones. También, hace un par de años modificó el sistema de abastecimiento de combustible de sus lomocotoras, para que puedan operar con gas natural, insumo mucho más barato y limpio que el diesel.

Actualmente se halla abocada a cambiar 222 kilómetros de rieles desde el Callao hasta La Oroya, retirando los antiguos y obsoletos rieles, de 80 libras por yarda (de la época en que se construyó la ferrovía), por unos más grandes, eficientes y de mayor resistencia, de 115 libras por yarda. A la fecha, ya cambió 65 kilómetros, en un proceso que aún demorará unos cuatro años más, en razón de que sólo se puede trabajar por horas, para no interrumpir el servicio ferroviario. Estos rieles, a diferencia de los antiguos, van soldados entre sí, por lo que, aparte de su mayor eficiencia, ya no producirán el tradicional traqueteo anterior.
Cuando se culmine esa etapa de renovación, la capacidad de carga se habrá elevado de los actuales 4.5 a 30 millones de toneladas.

Complementariamente, la empresa acaba de poner la primera piedra para la construcción de una instalación fundamental: el gran taller de mecánica para sus locomotoras y vagones. Éste, que demandará una inversión de US$ 3.6 millones, se ubicará junto a la estación de Chosica, en un terreno de 4,900 metros cuadrados. Allí se reparará y dará mantenimiento a las 50 locomotoras y más de 1,500 vagones de la flota, inclusive a las locomotoras de más avanzada tecnología.
Con este proyecto, FCCA dejará libre, en favor de la Empresa Nacional de Puertos (ENAPU) el extenso terreno de más de seis hectáreas que actualmente ocupa a la entrada del terminal marítimo del Callao, lo que permitirá a ésta ampliar considerablemente su zona de almacenamiento de contenedores. Es decir, ambas empresas saldrán ganando.

El futuro taller, en Chosica (Foto: Andina)

A estas buenas noticias en cuanto a infraestructura y equipamiento se suma la del protagonismo que el ferrocarril está volviendo a tener como transportista minero. En efecto, luego de un extenso tiempo en el que los camiones habían llegado a transportar la mayor parte de los concentrados de minerales que llegan hasta el Callao para ser exportados, actualmente el ferrocarril ya transporta el 90% de los mismos. Pero, además del protagonismo con esos productos, cada vez viene adquiriendo mayor importancia con otros, como el cemento (proveniente de la fábrica de Cemento Andino, en Tarma), el sílice, y, como ya hemos visto anteriormente, con la papa, la cual viene transportando con creciente regularidad por esta vía. Cuando entre en producción el gigantesco proyecto cuprífero de Toromocho, y cuando se defina las condiciones para el ingreso de un ramal al futuro Mercado Mayorista de Santa Anita, el protagonismo del ferrocarril será aún mayor. El ya famoso "Tren Papa", que ya tiene listo en la estación de Huancayo su centro de acopio de productos del campo, sólo espera que se termine de construir el nuevo centro de abastos limeño, y que se le permita construir el ramal de ingreso a éste, para comenzar a hacer sus viajes, de manera regular y a plena carga. Se espera que anualmente transporte entre medio millón y un millón de toneladas del tubérculo.

En cuanto al transporte de pasajeros, la ruta Lima-Huancayo se viene consolidando, y adquiriendo regularidad. Por ahora, la demanda ha determinado que sean 25 los viajes anuales entre ambas ciudades, existiendo la total disposición de la empresa para elevar su número cuando sea necesario. La intensificación de dicho servicio también beneficiará a la bella Huancavelica, cuyo Tren Macho (el ferrocarril que la une con Huancayo) prácticamente ya ha terminado de ampliar su vía, de trocha angosta a standard, y, apenas quede concesionado (lo que ocurrirá cerca de fin de año), se integrará a la red ferroviaria que llega hasta Lima .

Por ahora, hay 25 viajes anuales a Huancayo. (Foto: Andina)

También hay otros planes, como el de la construcción de uno o varios túneles helicoidales, que permitirán evitar los tortuosos zigzags y ahorrar así valioso tiempo. Pero, obviamente, será la construcción del túnel trasandino la que hará posible dar el salto cualitativo. Éste, que viene siendo evaluado por Proinversión, acortará considerablemente la distancia y evitará la fatigosa subida hasta los 4,818 metros de Ticlio, dando lugar a que el tiempo de viaje se reduzca dramáticamente, y la ruta se haga mucho más atractiva, tanto para el servicio de pasajeros como de carga. De esa manera, todos los planes que ahora estamos reseñando se verán tremendamente potenciados, pues, por ejemplo, el tren de pasajeros, desplazándose a mucho mayor velocidad que la actual, se convertirá en una alternativa interesante y competitiva frente al transporte en bus, y podrá brindar un servicio mucho más regular y frecuente, que inclusive podría llegar a ser diario. El tren de carga, por su parte, a la luz de un recorrido mucho menos costoso y por ende más rentable, podrá evaluar muy seriamente la posibilidad de extenderse hacia nuevos destinos, como Tingo María y Pucallpa, o de concretar un eventual enlace con el Ferrocarril del Sur.

Esperemos, pues, que sigan adelante los planes de corto y mediano plazos, y que los de largo plazo, siguiendo su curso normal de evaluación, lleguen a buen puerto. O, mejor dicho, a buena estación.

4 comentarios:

  1. Que bien que Ferrocarril Central va a pasos de gigante.

    Sueño siempre con una red electrica nacional, que recorra la costa y sierra de manera longitudinal, cargando pasajeros y carga, es mucho mas eficiente y al mediano plazo mucho mas barato que mantener autopistas, ademas si se considera el costo nacional de importar combustibles fosiles y su efecto en la salud de los Peruanos (Seguro Universal de Salud), tener una red electrica que conecte todas las capitales de regiones seria un paso inmenso que daria el Peru.

    Saludos y gracias por el articulo.

    ResponderEliminar
  2. me encantariA viajar de Lima a Huancayo en tren, pero tenia entendido que los vagones no son modernos(al estilo europeo), y que el viaje demora mucho y encima no es diario.
    Un moderno tren huancayo lima, ayudaria a descongestionar la maltrecha carretera central de tantos camiones y omnibuses.

    ResponderEliminar
  3. El precio de los pasajes es demasiado elevado como para un peruano promedio, propongo que deberian de cobran 10 soles por persona con un servicio diario.

    ResponderEliminar
  4. todo los comentaros anteriores y fotos son bonitas pero la realidad de la estacion chosica es otra. Un taller que nada de ultima tecnologia tiene

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog