viernes, 16 de agosto de 2013

El Perú en el Mundo: Producción de Uvas 2011

Desde tiempos muy remotos, los frutos de la vid, las uvas, han sido, por su delicioso sabor, de los preferidos en el mundo, ya sea para su consumo en forma de vino (aproximadamente dos tercios del total), al natural (uva de mesa, que representa cerca de un tercio) o como fruta seca (pasas, el pequeño porcentaje restante). Debido a ello, su producción, oriunda de Europa mediterránea y Asia central, está muy extendida en todo el globo.

Así lo revelan las siguientes cifras, publicadas por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO por su sigla en inglés). Éstas, correspondientes al año 2011, nos muestran el tonelaje producido por los 90 países más destacados en la materia.

El primero es China, que el año en referencia produjo más de 9 millones de toneladas del fruto. En los siguientes lugares, la competencia es sumamente reñida, con Italia, Estados Unidos, Francia y España registrando niveles productivos muy importantes, y muy cercanos entre sí. Obviamente, todos ellos son también grandes productores de vino.

En el séptimo y octavo lugares destacan dos países latinoamericanos, Chile y Argentina, cuyos importantes montos productivos, de 3.1 y 2.7 millones de toneladas, respectivamente, les han permitido desarrollar una grande y prestigiosa industria vitivinícola. Brasil también es un productor importante de la fruta, ubicándose décimo primero, con 1.5 millones de toneladas.

El Perú, aunque con una cifra bastante menor que la de los países nombrados, se sitúa en un muy decoroso trigésimo lugar. La producción nacional alcanzó en el 2011 las 296,902 toneladas. La misma proviene principalmente de la costa, especialmente del cálido valle de Ica (al sur de Lima), que ofrece inmejorables condiciones para el cultivo. Piura (que tiene la ventaja de producir dos cosechas al año), Lambayeque, La Libertad y Lima también son importantes productores.

Según la FAO, el Perú fue en el año 2010 el sexto país con mayor rendimiento en sus cultivos de uva, con 18.7 toneladas por hectárea, por delante de gigantes como China (13.4 ton/ha), Italia (10.0), Francia (7.4) y Argentina (11.7). Debido a ello, y a que es un cultivo de alta rentabilidad (gracias a su corto período de recuperación, de aproximadamente un año), la uva se ha convertido en el tercer principal producto de agroexportación del país, sólo por detrás del café y los espárragos. Dicho monto viene creciendo exponencialmente, habiendo pasado de apenas US$ 6 millones el año 2000 a US$ 34 millones el 2005, US$ 315 millones el 2011, y más de US$ 360 millones el 2012. Mientras que el año 2000 se exportó menos de 3 mil toneladas, en el 2011 se exportó casi 120 mil, y en el 2012 poco más de 140 mil. Ello ha ocurrido de la mano de empresas nuevas, que pese a su inexperiencia en el negocio han sabido adecuarse rápidamente a las necesidades del mercado, incorporando la tecnología y los procesos más eficientes.

Las principales variedades de uva de mesa cultivadas en el país son la Red Globe (que tiene semillas) y Flame, Thompson, Sugraone o Superior y Crimson (todas éstas sin semillas).
La Red Globe (la variedad de mayor productividad, con 30 toneladas por hectárea, versus 16 por parte de la variedad sin semilla) representa aproximadamente el 70% del total exportado. Se destina a cerca de 80 países, siendo sus principales mercados Estados Unidos (con casi el 25% del total), Holanda (desde donde se distribuye a Europa), Hong Kong, Rusia y China (país que las consume asiduamente en sus fiestas nacionales y al cual las ventas vienen creciendo considerablemente desde la puesta en marcha del TLC en el 2010). Para poder hacer frente adecuadamente a estos crecientes compromisos internacionales, nuestros agricultores emplean riego tecnificado, así como tecnología de punta.

El Perú cuenta con una importante ventaja en cuanto a estacionalidad, ya que, por una parte, como país del hemisferio sur, puede ingresar a los mercados internacionales cuando la mayoría de los principales productores, situados en el hemisferio norte, han disminuido su oferta. Además puede hacerlo antes que sus principales competidores del hemisferio sur (Chile y Sudáfrica) pues mientras que éstos comienzan a producir en enero, nuestro país lo hace tres meses antes, en octubre, lo que le permite obtener altos precios. La parte principal de la campaña se prolonga hasta abril.

1 comentario:

  1. Considero que el Peru debe aprovechar el periodo que Europa declina su oferta. para ser tomado por la oferta peruana. Es decir existe un vacio que se presenta en la oferta y demanda, y que las grandes empresas peruanas vinícolas, deberían acrecentar su oferta para crecer. El peri puede tranquilamente exportar 1 millón de toneladas de pasas- estp se úede lograr. a través de las universidades, donde se obligue a desarrollar investigaciones experimentales- Y obligar a los metodólogos la certificación para enseñar metodología de la investigación. Esto incluye que los laboratorios de las universidades deben ser de punta. con directores de laboratorio. De manera que los investigadores y el Director de laboratorios deben ser los profesionales que ganen más en la docencia universitaria.
    y la universidad se debe convertir en el centro de investigación y de asistencia a todos los empresarios interesados en mejorar la calidad productiva.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog