domingo, 25 de agosto de 2013

El Perú en el Ranking Latinoamericano: Reservas Probadas de Gas Natural 2012

El gas natural, combustible extraído de las profundidades del subsuelo, puede ser empleado de múltiples formas. Por ejemplo, en la generación de energía eléctrica en centrales térmicas, en diversos procesos industriales (hornos, fundición, tratamientos térmicos), en los hogares (para cocinar, brindar calefacción, calentar agua), en los vehículos (reemplazando a la gasolina o al petróleo), etc. Por si fuera poco, puede ser empleado en la industria petroquímica, a través de la cual permite la producción de úrea, amoníaco o (tratándose de plantas que empleen su componente más escaso, el etano) polietileno y plásticos.
Además, por su menor precio y por ser mucho más limpio, constituye un excelente sustituto del petróleo.

Veamos, con datos extraídos del Boletín Estadístico Anual 2013 de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), el volumen de reservas probadas que poseen de este importantísimo commodity los países latinoamericanos. Los datos, expresados en billones de metros cúbicos (bmc), corresponden al año 2012.

Tal como lo es en materia de petróleo, Venezuela también es el gigante latinoamericano en lo que atañe a reservas de gas. Y éstas se siguen incrementando año tras año, siendo hoy 12% más altas que las de hace cuatro años y ascendiendo a la cuantiosa cifra de 5,563 bmc, más de diez veces las que posee el segundo en la lista.

Éste es Brasil, con reservas que se han incrementado sostenidamente en los últimos años y ya llegan a 434 bmc. No obstante, dado el tamaño de su economía, el país necesita seguir mejorando su disponibilidad, con el fin de no depender excesivamente de las compras a Bolivia, que atiende la tercera parte de su consumo.

El tercero en la lista es México, que en los cuatro últimos años apenas ha mantenido su volumen de reservas. Pero el país cuenta con una de las más grandes reservas mundiales del denominado gas de esquisto (shale gas). Ello, y el hecho de que su vecino Estados Unidos ya es un gran productor de este tipo de gas, le asegura el abastecimiento.

A continuación se sitúa el Perú, con un nivel de reservas muy similar al mexicano, pero que denota una caída respecto del observado el año 2008. Sin embargo, están pendientes de confirmación los recursos estimados en varios lotes colindantes al gran yacimiento de Camisea (el principal del país), que seguramente en poco tiempo incrementarán el dato aquí señalado.

Nuestro país ya ha avanzado en el proceso de transformar su matriz energética, haciendo que el gas reemplace al petróleo en todas las instancias posibles. Así, éste ya participa de manera importante en la generación eléctrica, y abastece a varias empresas industriales, a un creciente número de residencias de Lima e Ica, y a un significativo número de vehículos.

En el quinto lugar figura Argentina, que está registrando una considerable y sostenida disminución de sus reservas, y que, al igual que Brasil, depende en gran medida de las importaciones provenientes de Bolivia. Afortunadamente, el país cuenta con la segunda reserva más grande del mundo de shale gas, principalmente en el enorme yacimiento de Vaca Muerta, el que sin embargo aún requerirá algunos años más para entrar en producción.

Bolivia, en la sexta posición, también ha visto reducir drásticamente sus reservas, que hoy equivalen apenas a poco más de la tercera parte de las existentes hace cuatro años. Ello se explica por la falta de inversiones en el rubro y la cuantiosa exportación a sus vecinos Brasil y Argentina, los cuales podrían verse en problemas a mediano plazo si dicha situación no mejora.

Colombia, importante país petrolero, no lo es tanto en materia de gas, situación que en el caso de Ecuador es aún más notoria. Chile, por su parte, dispone de muy escasas reservas, lo que obliga al país a importar prácticamente todo el gas que consume.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog