sábado, 8 de febrero de 2014

El Perú en el Ranking Latinoamericano: Venta de Autos Nuevos 2013

Demostrando que, pese a los efectos de la crisis internacional, sus demandas internas aún mantienen un importante dinamismo, la mayoría de los principales países latinoamericanos incrementaron el año 2013 sus ventas de vehículos nuevos.

Así lo reflejan los siguientes datos, tomados de las entidades que en cada uno de ellos registra tales transacciones. Estos toman en cuenta tanto vehículos ligeros (autos, station wagons, paneles, furgonetas, microbuses, etc), como pesados (ómnibus y camiones).

La lista es encabezada por los tres más grandes mercados de la región, que a su vez son los principales productores.

Brasil es, sin duda, el primero, con ventas por 3.8 millones de unidades, que implicaron un incremento de 1.5% respecto del año anterior. La mayor parte de estas nuevas unidades fue fabricada en el propio país, el más grande productor de la región.

Le sigue México, que tuvo un año de buen crecimiento (7.7%), gracias al cual superó el millón de unidades vendidas. Una parte de dicha cifra provino de las plantas de empresas trasnacionales instaladas en el país (que exportan la mayor parte de su producción a Estados Unidos) y otra de las importaciones. Cabe precisar que en los últimos años las ventas de vehículos nuevos han registrado una desaceleración, como consecuencia de la masiva importación de vehículos usados, principalmente de Estados Unidos.

Argentina ocupa el tercer lugar, con un volumen de ventas que creció 13.5% y se acercó considerablemente al de México, pese a contar con una población tres veces menor, y no obstante los elevados costos que su proteccionista política genera en los vehículos y muchos otros bienes. Aproximadamente el 40% de esa demanda es abastecida por la industria automotriz local, la tercera más importante de América Latina, que además exporta masivamente a su vecino y socio del Mercosur, Brasil.

Los restantes países exhiben cifras muy inferiores, en algunos casos por sus menores niveles de ingresos o menores poblaciones, y en otros por su carencia de industrias automotrices de gran magnitud.

El cuarto en la lista es Chile, que pese a contar con una población muy inferior a las de Colombia y el Perú, supera largamente a ambos en ventas de vehículos, con una cifra que se expandió 9.7% y llegó a casi 400 mil unidades. A diferencia de los tres países que le anteceden, Chile prácticamente no tiene industria automotriz, importando la casi totalidad de los autos que se comercializa allí.

Colombia, ubicada en el quinto lugar, vio caer 5.2% sus ventas, que descendieron a 294,928 unidades, cifra modesta para su considerable población, de más de 47 millones de personas. Algunas de éstas son abastecidas por la aún incipiente industria local, y otras por las importaciones.

El Perú, hasta hace pocos años octavo en la región, ahora se halla consolidado en la sexta posición, con ventas que, si bien se desaceleraron el último año y no lograron repetir los vertiginosos desempeños de los años previos, no han dejado de crecer. Así, en el 2013 se incrementaron un aceptable 5.5% y lograron superar las 200 mil unidades. Esa notable evolución (favorecida por la mejora de los ingresos y la expansión de la clase media, las crecientes facilidades crediticias, la apertura del mercado, la debilidad del dólar hasta hace poco tiempo y la encarnizada competencia entre las empresas distribuidoras) ha permitido a nuestro país superar y dejar muy atrás tanto a Ecuador como a Venezuela. El Perú, al igual que Chile, prácticamente no tiene industria automotriz, por lo que importa la casi totalidad de los autos transados localmente.

En Venezuela, donde hasta hace algunos años las ventas eran importantes (el año 2008 ascendieron a casi 450 mil unidades), éstas vienen retrocediendo de manera alarmante, y  no han llegado ni a 100 mil en el 2013, habiendo experimentado una caída de 24.3%. Tan preocupante situación se explica, entre otras cosas, por la férrea y absurda política de control cambiario, que dificulta las importaciones. Como resultado de ello, el gran perjudicado es el consumidor (que no puede acceder a los vehículos que demanda).

La comparación entre las ventas anuales y la población total permite determinar que Argentina y Chile son, entre los nueve países considerados en nuestro informe, los dos con mejor índice de motorización (definido éste como el número de vehículos nuevos vendidos por cada 1000 habitantes), pues allí el ratio es de 23. Contrariamente, Venezuela registra el peor índice, con apenas 3 autos por cada mil habitantes. En Brasil, el ratio es de 19 autos, y en Uruguay de 18, en tanto que en el Perú y Colombia sólo llega a 6, dejando ver que en esta materia ambos países aún tenemos un largo camino por recorrer.

6 comentarios:

  1. La cifra de Chile esta equivocada es inferior...378,240 segun la Asociación Nacional Automotriz de Chile.

    ResponderEliminar
  2. Esa cifra corresponde únicamente a vehículos livianos y medianos. Nuestra cifra, tal como lo explicamos en el cuerpo de la nota, también considera camiones y buses.

    ResponderEliminar
  3. contentos de contaminar el medio ambiente. por que no ponen una lista de paises con autos ecológicos o despues de todo híbridos por el momento de esta coyuntura energética y la burocrácia en favor de ellos mismos y la colución de políticos y/o empresarios,multinacionales.

    ResponderEliminar
  4. No que los peruanos son los que más crecen hace años?
    Argentina, izquierda, cómo es posible que tengan capacidad de comprar más autos que Colombia, Perú y Chile juntos! No no, seguro es mentira, plop!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Argentina inclusive gano en venta a España

      Eliminar

Temas tratados en nuestro blog