miércoles, 29 de octubre de 2014

El Perú en el Ranking Latinoamericano: IED (Primer Semestre 2014)

La inversión extranjera directa (IED), aquélla que arriba a los países para quedarse durante largos períodos y participar en proyectos productivos, construcción de infraestructura, etc, es un componente importante en el producto bruto interno, pues complementa la inversión privada nacional y la pública, y como tal incide directamente en el crecimiento de dicho indicador.

El actual contexto global no es muy propicio para su expansión, pues el débil desempeño de las principales economías del mundo continúa afectando los precios de los commodities (petróleo, cobre, oro, hierro, soya, etc), en tanto que la inminente alza de tasas de interés en Estados Unidos desincentiva el arribo de nuevos recursos, que prefieren permanecer en esa plaza, dado su menor nivel de riesgo.

Teniendo eso en cuenta, y aprovechando los datos que acaba de publicar la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), hagamos una evaluación de cómo le va a la región en la materia. Las cifras, expresadas en millones de dólares, corresponden al flujo de IED acumulado en el primer semestre del año.

Lo señalado en el segundo párrafo se reflejó en la reducción de 23% en el monto en comparación con similar período del año anterior.

Brasil ratifica su condición de principal receptor, con una cifra que supera los US$ 42 mil millones, y que implica un significativo incremento de 8% frente a similar período del año anterior.

Luego se sitúa Chile, que una vez más desplazó temporalmente a México, pese a un retroceso de casi 16%. El país sureño consigue esta ubicación pese a no ser la segunda, sino apenas la sexta economía latinoamericana, cosa destacable, como también lo es su elevado ratio IED/PBI.

México figura tercero, con una considerable caída en su monto, que se explica en buena medida porque el del año pasado (contra el cual se compara) estuvo distorsionado por la multimillonaria compra de una cervecera, y también porque el del presente período está siendo afectado por la retirada de AT&T del accionariado de América Móvil.

A continuación se ubica Colombia, cuya cifra, reflejando el buen momento que atraviesa su economía, aumentó 10%.

El Perú continúa bien posicionado en este ranking, pues, siendo la séptima economía más grande de la región, recibe el quinto monto más importante de IED, lo que se explica por la buena reputación de su política económica, considerada seria y confiable para con las inversiones. Dicha expectante ubicación se consigue y consolida no obstante la fuerte caída de 18% en lo que va del año. Pero se espera una fuerte recuperación, acorde con lo anunciado en los campos minero (puesta en operación y/o ampliaciones de varios grandes yacimientos), gasífero (gasoducto del sur, ampliación de ductos actuales), eléctrico (nuevas centrales térmicas, hidroeléctricas, fotovoltaicas y eólicas, y líneas de transmisión, incluyendo varias de 500 kilovoltios), telecomunicaciones (nuevas redes nacionales de Internet y banda ancha), portuario (Callao, Yurimaguas y Pisco), aeroportuario (segunda pista y nueva terminal en el aeropuerto Jorge Chávez), ferroviario (Línea 2 del Metro de Lima), infraestructura vial nacional (autopistas concesionadas), infraestructura vial urbana (vías expresas en Lima), comercial (nuevos malls en múltiples ciudades), petroquímico, etc.

Detrás de nuestro país se ubican Panamá y Venezuela, el primero con un considerable crecimiento en su monto, y el segundo con un desplome de más de 50%, explicable por las erráticas políticas gubernamentales y el cada vez más turbulento entorno macroeconómico allí imperante.

La tercera economía de la región, Argentina, cierra la tabla del semestre, con un monto negativo, que se explica por la desinversión de la empresa española Repsol en la petrolera YPF, a raíz de la estatización efectuada por el gobierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog