sábado, 18 de octubre de 2014

Más Competencia en Telefonía Celular

El mercado de la telefonía móvil es, sin duda, uno de los más dinámicos en nuestro país. Eso se demuestra con el explosivo crecimiento del número de líneas de este tipo, que entre los años 2000 y 2013 se elevó de 1.3 a 29.8 millones.

La densidad, por su parte, pasó de 5.1 líneas por cada 100 habitantes a nada menos que 97.2, habiendo llegado a superar los 100 hace un par de años. Ello significa que, en promedio, prácticamente todos los peruanos ya contamos con un teléfono celular.

Eso ha sido posible gracias a las multimillonarias inversiones efectuadas por las empresas participantes en el negocio para atender un mercado que (como lo demuestran las cifras que acabamos de ver) a inicios del siglo se hallaba escasamente desarrollado, y también a la intensa competencia entablada entre ellas.

En un primer momento, la gran protagonista fue la española Telefónica (que hoy participa con su empresa Movistar). Luego se le unieron la norteamericana Bell South (cuyo período de operación fue corto, pues fue absorbida por Telefónica) y poco después la italiana TIM, algunos años más tarde adquirida por la mexicana América Móvil (dueña de Claro). A ellos se les sumaba la peruana Nextel, con un producto algo distinto, dirigido básicamente a empresas.

En agosto del 2012, la vietnamita Viettel se unió a esta relación, al ganar la concesión convocada por el Estado para agregar un actor al mercado de telefonía móvil e Internet, Luego, en abril del 2013, la chilena Entel compró por US$ 400 millones el negocio de Nextel, cuyo nombre cambió este año, adoptando el de su nueva dueña.

Es decir, el mercado tiene hoy, como no había ocurrido antes, cuatro operadores ávidos de competir encarnizadamente en el negocio. Dos de ellos (Movistar y Claro) ya sólidamente posicionados (con participaciones de 55.6 y 39.9%, respectivamente), otro (Entel) deseoso de expandirse y masificarse, con planes mucho más ambiciosos que los de su antecesor (como el de captar el 30% del mercado), y el último (Bittel), afanoso por demostrar que puede dar pelea.

Hace cinco días, la operadora chilena presentó por todo lo alto su plan comercial, en el que destaca su ambicioso objetivo de lograr el 30% del mercado. La vietnamita por su parte, que ya había iniciado operaciones en julio, lanzó oficialmente hace tres días, bajo la marca Bittel, su flamante línea de productos. Sintiendo el golpe, y en su afán de evitar la migración de sus clientes, tanto Claro como Movistar han respondido con tentadoras ofertas, cuyos detalles no consignamos, por cuanto son observables en todos los medios de comunicación.

Impresionante resultado, gracias a las inversiones privadas en el rubro. 

Toda una contundente demostración de lo poderosa que es la competencia. Los beneficiarios de todo ello serán, sin duda, los consumidores, que estarán más que felices con cuatro empresas buscando prodigarles las más avanzadas tecnologías y los más interesantes planes tarifarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog