domingo, 29 de noviembre de 2009

El Perú en el Ranking Latinoamericano: Pobreza 2008


Si bien en el año 2008 la crisis económica internacional comenzó a golpear a América Latina, no impidió que la región siguiera reduciendo, tal como ya lo había hecho en los últimos seis años, sus niveles de pobreza. Con la extrema pobreza, en cambio, hubo un ligero retroceso en el último año, debido al alza del precio de los alimentos. Sin embargo, ello no impidió que el balance de mediano plazo fuera igualmente positivo. Es lo que señala el informe denominado Panorama Social de América Latina 2009, recientemente publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Esta entidad define como población pobre a aquella cuyo ingreso es inferior al monto mínimo requerido para satisfacer sus necesidades esenciales, en tanto que define como extremadamente pobre a la que percibe un ingreso inferior al monto mínimo requerido para satisfacer sus necesidades de alimentación.

De acuerdo al informe, la pobreza alcanza al 33% de la población latinoamericana, once puntos porcentuales menos que en el 2002. La extrema pobreza, por su parte, afecta al 12.9% de la misma, habiéndose reducido en 33% respecto de la registrada hace seis años (19.4%). Las razones del progreso se hallan en el incremento de los ingresos medios y en la mejora de su distribución. Sin embargo, no es como para sentirse satisfechos, pues tales niveles continúan siendo altos, impactando especialmente en los seres más vulnerables: las mujeres y los niños.


Podemos ver que el problema afecta en mayor medida, y de manera realmente dramática, a dos países de Centroamérica: Honduras y Nicaragua, en los cuales la pobreza golpea a más del 60% de la población. En Honduras, casi la mitad del país vive en pobreza extrema.

Paraguay es el más afectado de los países sudamericanos, con casi el 60% de su población en situación de pobreza, y más del 30% en extrema pobreza. Niveles muy parecidos tienen Guatemala y Bolivia.

Colombia efectuó un importante avance en los tres últimos años, logrando reducir en cuatro puntos porcentuales su tasa de pobreza, que ahora llega a 42.8%. La extrema pobreza aún afecta al 22.9% de su población. Ecuador también avanzó considerablemente, reduciendo en tres puntos su pobreza en el último año.

El Perú hizo lo propio, disminuyéndola desde el 39.3% en el 2007 al 36.2% en el 2008. La pobreza extrema se redujo un punto, desde 13.7% a 12.6%. Con ello, nuestro país se mantiene en la mitad de la tabla, con un nivel de pobreza ligeramente superior al promedio latinoamericano y uno de pobreza extrema ligeramente inferior.

La mayoría de los principales países de la región superan al Perú. México lo hace por muy poco margen, pero la diferencia se acrecienta cuando la comparación se hace con Venezuela y Brasil. Este último país viene siendo uno de los más exitosos en la lucha contra el flagelo, al haber reducido su incidencia desde el 30% al 25.8%, tan sólo en el último año.

En la parte baja de la tabla se hallan los países con menos pobres: Argentina, Costa Rica, Uruguay y Chile. La pequeña República Oriental registró una notable reducción de cuatro puntos en el último año, en tanto que nuestro vecino del sur, pese a figurar con el dato del año 2006, se mantiene como el país latinoamericano con el menor porcentaje de pobres.

2 comentarios:

  1. esto es por lo que se debe luchar día a día en reducir la pobreza y poder sacar adelante las millones de personas que no tuvieron la suerte de algunos que tienen todo a la mano, y para los que nos es más fácil la vida. Espero estos números mejoren y los niveles se reduscan cada vez mas rapido.

    ResponderEliminar
  2. exacto, el obetivo de todos los gobiernos futuros debe ser el eliminar la pobreza en el pais.

    ofreciendoles oportunidades de trabajo, asi esa parte de la poblacion tambien apoyaria en la generacion de riqueza.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog