martes, 15 de junio de 2010

El Perú en el Mundo: Producción de Molibdeno 2009

El Perú, además de ser un gran productor mundial de los metales que todos conocemos, lo es de uno poco conocido, pero no menos importante. Hablamos del molibdeno, metal de color plateado, del cual nuestro país es nada menos que el segundo productor latinoamericano y el cuarto del planeta.

En el 2009, el Perú produjo 12,295 toneladas de concentrados de este metal, lo que representa el 6% del total mundial (200 mil toneladas). Como se observa en el cuadro, basado en datos del United States Geological Survey (USGS) y del Ministerio de Energía y Minas (MINEM), sólo China, Estados Unidos y Chile antecedieron a nuestro país, con el 38%, 25% y 16%, respectivamente, del total mundial.

En cuanto a reservas, las del Perú, ascendentes a 140 mil toneladas, representan el 1.6% del total planetario (8.7 millones). En cambio, las de China, Estados Unidos y Chile representan el 38%, 31% y 13%, respectivamente.

El molibdeno posee una gran versatilidad para las aleaciones. Se emplea principalmente en aleaciones con el hierro y el acero, a los cuales confiere gran resistencia a las altas temperaturas y a la corrosión. También se utiliza como catalizador en muchas reacciones químicas (en la industria petrolera sirve para eliminar el azufre), en la industria de radioisótopos, en la elaboración de pigmentos industriales (para pinturas, tintes, plásticos, cauchos), en la elaboración de lubricantes y en la industria electrónica, entre otros usos. Debido a ello goza de una gran demanda, lo que ha incrementado vertiginosamente su precio en los últimos años (más de 1000% entre el 2001 y el 2007, con una notable baja por la crisis en el 2008 y 2009, pero una fuerte recuperación en el 2010).

Dado que constituye un subproducto en el proceso de obtención del cobre, en nuestro país su producción se concentra en las grandes cupríferas: Southern (8,891 toneladas en el 2009), Antamina (2,482) y Cerro Verde (921). Dichas empresas exportan sus concentrados, principalmente a Chile, país que luego los procesa en sus plantas tostadoras y los revende.
En el año 2008, con la tonelada cotizándose a US$ 2,704, el Perú exportó US$ 1,079 millones. En el 2009, el precio bajó a US$ 1,005, lo que, aunado a una fuerte caída productiva, se tradujo en una exportación de sólo US$ 272 millones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog