sábado, 19 de junio de 2010

Nuevo Aeropuerto Internacional en Cusco: divisando Pista

Desde hace varias décadas se tiene en mente la construcción de un nuevo aeropuerto internacional para la ciudad del Cusco. Para el departamento en general, éste ya se ha convertido en uno de sus proyectos emblemáticos.
Y no es para menos, teniendo en cuenta el auge de arribos que está experimentando la ciudad, sin duda la joya mayor (gracias al mágico efecto de Machu Picchu, potenciada al máximo con su elección como Maravilla del Mundo) de nuestro cofre de tesoros arqueológicos, culturales y turísticos. El aeropuerto actual, el pequeño Velasco Astete, es incompatible con lo que se necesita a futuro.


El díficil aterrizaje en Cusco

Pero el nuevo aeropuerto no sólo es necesario por eso, sino también porque, tal como se puede ver en el video adjunto, el actual es uno de los de mayor nivel de riesgo para los aterrizajes. Ello se debe a que la ciudad está enclavada entre montañas (que obligan a los pilotos a poner en acción toda su destreza), así como a los fuertes vientos que se producen en horas de la tarde, obligando a suspender las operaciones, algo nada deseable en un terminal que aspira a ser grande. Un factor no menos desdeñable es el de estar situado en pleno corazón de la ciudad, con el riesgo que ello entraña para la población. Además, ya se puede uno imaginar el nivel de ruido que generan unos potentes motores operando en una urbe completamente rodeada de cerros.

Todo ello llevó, desde hace décadas, a pensar en una alternativa. Tras muchas opciones, se pensó en Chinchero, al norte de la ciudad. Allí hay una hermosa y extensa área dedicada al cultivo de diversos productos. Todos los estudios llevados a cabo la señalan como la zona más adecuada, por ser bastante despejada y no tener mayores problemas meteorológicos, pues, por ejemplo, no hay vientos capaces de afectar las operaciones.

Chinchero: desde hace mucho tiempo, la tierra prometida (Foto: Andina)

Desde hace un buen número de años el proyecto ha sido declarado de interés nacional y cuenta con estudios definitivos, los que ahora se está actualizando, para dejarlos a punto. También se tiene la autorizada opinión de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). Y, para que no queden dudas de que existe la voluntad de concretarlo, mediante el Decreto de Urgencia 121-2009 se le acaba de declarar de necesidad nacional y de ejecución prioritaria.
La idea es acelerar el cronograma. A tal efecto, se ha contratado a la consultora española Advanced Logistics Group (ALG) para que, no partiendo desde cero, sino teniendo como insumos los estudios e informes anteriores, y, obviamente, aportando su propio análisis, elabore un documento final, que contemple todos los aspectos relevantes del proyecto (el plan maestro, el panorama socio-ambiental y la evaluación económico-financiera), y proporcione una guía para su promoción internacional. Se espera que ésta tenga lista su evaluación en un corto tiempo, de tal modo que en agosto la agencia especializada Proinversión pueda efectuar la convocatoria internacional.

Así, en los primeros meses del 2011 se entregaría la buena pro, con la cual se daría paso a las obras. El ganador de la misma, respaldado por el Estado en una asociación público-privada, se deberá encargar del diseño, financiamiento, construcción, operación, explotación y mantenimiento del nuevo terminal, que, sin las limitaciones del Velasco Astete, podrá convertirse en un verdadero gran centro de llegadas internacionales. Siendo así, estará llamado a consolidarse, no sólo por el auge turístico derivado de la relanzada fama de Machu Picchu, sino por factores adicionales, como el creciente acercamiento peruano-brasileño, como uno de los dos más importantes aeropuertos de nuestro país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog