jueves, 3 de junio de 2010

La Potencia Minera del Perú

El Perú es, qué duda cabe, uno de los más importantes países mineros, no sólo de América Latina, sino del mundo. Sólo están por delante, o a la par de él, países geográficamente gigantescos, como la China, Estados Unidos, Canadá o Australia. Lo anterior se puede corroborar en esta muy gráfica tabla elaborada por el Ministerio de Energía y Minas (MINEM). En ella se puede ver que nuestro país es líder latinoamericano indiscutible en la mayoría de los metales más conocidos y empleados, y ocupa un lugar destacadísimo a nivel planetario.

¿Le sirve de algo eso a los peruanos? ¿Se benefician nuestros compatriotas de esta enorme producción y de la notable ubicación mundial de nuestro país en este campo? Por supuesto que sí.

La minería es uno de los principales aportantes al erario nacional, a través de los multimillonarios tributos que paga anualmente por concepto de impuesto a la renta. Gracias a eso, el Estado obtiene gran parte de los recursos que luego puede emplear para afrontar sus necesidades corrientes y para ejecutar las inversiones que el país requiere, tanto en materia social como de infraestructura económica. Es decir, la minería permite la redistribución de la renta hacia los sectores más necesitados.

Además, al ser la principal fuente de divisas para el país, aporta la moneda extranjera que el aparato productivo demanda para hacer sus compras de bienes de capital e insumos en el exterior (por ejemplo, el petróleo, o el trigo con el que se produce el pan). Con ello también contribuye a fortalecer el valor de nuestra moneda frente al dólar, haciendo que el ingreso promedio de los peruanos mejore en términos de dicha moneda.

Asimismo, la minería es una de las principales fuentes de creación de infraestructura, pues, para poner en funcionamiento sus centros de producción, de procesamiento y de exportación, no duda en construir carreteras, líneas férreas, centrales eléctricas, líneas de transmisión, plantas concentradoras, fundiciones, refinerías, puertos, etc. Las infraestructuras mencionadas de transportes y energía eléctrica terminan favoreciendo también a las poblaciones aledañas, las cuales, por estar generalmente situadas en esas zonas remotas, difícilmente podrían encontrar otra manera de acceder a ellas.



Pero eso no es todo. Al ser una gran compradora de una enorme variedad de insumos, la minería contribuye a dinamizar la actividad productiva nacional, de la cual adquiere, entre otras cosas, explosivos, sustancias químicas, productos metalmecánicos, electricidad, combustibles, bienes de capital, cemento y fierro (para la construcción de sus campamentos y plantas de producción), así como múltiples servicios.

También ofrece oportunidades laborales bien remuneradas, tanto a obreros como a profesionales, permitiendo que se consolide en el país la enseñanza de carreras sumamente especializadas (como la ingeniería de minas y la geología), y que se constituya un importante contingente de técnicos de alto nivel.

Por si fuera poco, la minería es una de las principales generadoras de descentralización. Gracias a que en nuestro país hay grandes minas o proyectos prácticamente en todas partes: Toquepala en Tacna, Cuajone en Moquegua, Cerro Verde en Arequipa, Marcona en Ica, Antamina en Áncash, Alto Chicama en La Libertad, Cañariaco en Lambayeque, Bayóvar en Piura, Yanacocha en Cajamarca, Cerro de Pasco en Pasco, Toromocho en Junín, Cobriza en Huancavelica, Las Bambas en Apurímac, Tintaya en Cusco y San Rafael en Puno, el canon y las regalías que esta actividad genera tienen asegurada una distribución descentralizada. Esos cuantiosos recursos, bien empleados en las regiones de origen de los minerales, constituyen una poderosa palanca de desarrollo.
Esa capacidad descentralizadora se hace aún más efectiva con los proyectos de responsabilidad social que la minería moderna suele desarrollar en su entorno. Así, a las comunidades circundantes les brinda apoyo en materia de educación, salud, asesoría técnica (en los campos de agricultura y ganadería), etc.

Obviamente, no todo es color de rosa. La minería también tiene sus aspectos desfavorables, entre los que sobresale la contaminación ambiental. Afortunadamente, este problema es cada vez menos significativo, debido a la existencia de legislaciones cada vez más estrictas, y a que la minería moderna ha sabido incorporar tecnologías que lo mitigan notablemente. Un ejemplo de las nuevas conductas en esta actividad es que cuando una mina termina su vida útil, al haber extraído el mineral, ya no deja la zona en condiciones de inhabitabilidad, o expuesta a la contaminación, como ocurría antes, sino que ejecuta un proceso de cierre ordenado, reponiendo las cosas a su estado anterior, y permitiendo que vuelvan a florecer allí las actividades preexistentes.

A la luz de elementos como los mencionados y del balance claramente positivo que ellos implican, corresponde, realmente, congratularse de que el Perú sea, en el campo minero, todo lo grande que el cuadro de arriba deja ver.

7 comentarios:

  1. Pero lamentablemente la mayoria de las ganancias por la venta de los minerales se la llevan las empresas operadoras y el estado solo recupera el impuesto y el canon. Pienso yo que como un aporte de las mineras debieran construir conjuntos residenciales y casas a los pobladores que viven en la zona donde extraen el mineral, asi como servicios como agua, desague y transporte es decir mejorarles la calidad de vida, ya que si bien muchas veces los mismos gobernantes de la regiones poco hacen con el canon, al menos las minera deberian retribuir los beneficios economicos que el pais les da ayudando a la poblacion de escazos recursos.

    ResponderEliminar
  2. somos supuestamente una potencia en esto y paradojicamente las ciudades q cuentan con estos minerales siguen hundidos en la pobreza... mientras q als mineras se hacen más ricas al igual q sus corruptas autoridaddes...DAMN TI

    ResponderEliminar
  3. ¿Osea que el primer anónimo estaría feliz si el Estado lo obligara a pagarle más por impuesto de quinta categoría o en su defecto asignarle labores adicionales obligatorias como barrer las calles o hacer de policía? ¿O acaso haría sus maletas? Lo mismo harían los inversionistas mineros.

    LP, las ciudades (o mejor dicho pueblos) reciben 50% del canon, qué hacen con esa plata, ellos verán, si siguen en la pobreza es en buena parte por su propia culpa al elegir autoridades incompetentes y corruptas. Ojo que hablo de autoridades LOCALES, el gobierno central es otra historia. Claro que existen casos excepcionales de buen manejo, pero estos son más bien escazos.

    ResponderEliminar
  4. Me gustaria saber, que tributos pagan, porcentajes y en base a que, hacen las declaraciones de produccion y aportaciones al FISCO.

    Ha y si asumen los PASIVOS MINEROS las empresas Multinacionales, a cuanto ascienden?, o los paga el Estado PERUANO.

    con la finalidad de hacer un balanza y poder saber cuanto beneficia la explotacion Minera.
    Ya que la informacion es muy "GENERAL" que se ha publicado en este articulo.

    Gracias

    ResponderEliminar
  5. Christian, todo la data que se vez publicada acerca de minería en el Perú tiene como última fuente al MINEM.

    http://www.minem.gob.pe

    La web de minería esta dividida en minería y asuntos ambientales mineros.

    Allí encuentras la información al detalle: leyes, contratos, estadísticas, estudios, etc, etc.

    Los pasivos mineros eran antiguamente asumidos por el Estado, muchos todavía están en proceso de adecuación por el MINEM, pero para abrir una mina HOY EN DIA (y desde hace buen tiempo) se tiene que haber aprobado el Programa de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA) que incluye el manejo de los pasivos por parte de la minera.

    ResponderEliminar
  6. no pueden comparar las ganancias de un asalariado que se la ve negras a diario con las de una multinacional minera, esos es muy estupido, y si asi quieren rebajar el tema, si pues al final todos a tributar por bien de la nacion los de abajo y lso de arriba y punto, claro mas los que mas tienen.

    ResponderEliminar
  7. ¿Y por qué no se pueden comparar si los gastos de la minera son proporcionales a sus ganancias? Además no se está comparando a uno sino al conjunto de los asalariados. Lo estúpido sería pretender que la minería supla las funciones del Estado, para eso está (además del canon) el aporte minero voluntario. Eso sin mencionar que las mineras sí contribuyen a cuanto programa de alivio de la pobreza, mejoras en la productividad, transferencia tecnológica, etc que exista en su zona de influencia.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog