miércoles, 30 de junio de 2010

Ya Exportamos Gas: entonces conozcamos a Henry Hub

Pampa Melchorita: planta de licuefacción y muelle de exportación. (Foto: Caretas)

Hace unos días, el Perú se convirtió en exportador de gas natural licuado, cuando el buque metanero Barcelona Knutsen, fletado por Repsol (socio del consorcio Camisea y del consorcio exportador Perú LNG, y comercializador internacional exclusivo de todo el gas licuado de este último), partió con su valiosa carga desde el muelle de Pampa Melchorita, rumbo a la Terminal de Energía Costa Azul, en Ensenada, Baja California, México, poniendo en marcha una nueva etapa de nuestra historia gasífera. Luego, desde fines del 2011, la exportación se hará al puerto de Manzanillo, pues ya estará terminada la planta de regasificación que allí se viene construyendo.
Para Repsol (ver su Nota de Prensa), los 4.2 TCF (trillones de pies cúbicos) de gas licuado peruano, que exportará durante los siguientes dieciocho años, constituye la mayor adquisición de su historia.

El embarque inaugural (Fotos: Repsol)

Ya estamos, pues, embarcados en este nuevo negocio. La ocasión es propicia para conocer un poco acerca del mismo. De la misma manera en que sabemos que nuestro cobre lo vendemos a US$ 2.93 la libra, el oro a US$ 1,240 la onza troy, y la plata a US$ 19 la onza troy, averigüemos cómo se cotiza nuestro nuevo producto de exportación.

La unidad de medida para el gas es el millón de BTU (British Thermal Unit o Unidad Térmica Británica), equivalente a mil pies cúbicos. Su cotización para el mercado norteamericano se establece en la Bolsa Mercantil de Nueva York (New York Mercantile Exchange-NYMEX), a cuyo segmento dedicado a la negociación de gas se le conoce como Henry Hub. La venta está siendo efectuada en la modalidad Spot, de pago y entrega inmediata.

Ayer, 29 de junio, el millón de BTU se cotizó allí a poco más de US$ 4.50. Sin embargo, el precio en boca de pozo, resultante de descontar al precio internacional los costos de llevar el gas hasta el lugar de destino, es bastante menor. Así, al gas que se exporta a México se le debe descontar el costo de transporte por ducto hasta la costa, el de la licuefacción en Pampa Melchorita, el de transporte marítimo y el de regasificación en la planta mexicana. Es decir, para el mencionado precio internacional, el precio en boca de pozo es de aproximadamente US$ 0.60, que, ciertamente, parece poco.
Lo que ocurre es que la exportación ha comenzado en un mal momento, pues los precios se hallan muy deprimidos. Compárese, en el gráfico que sigue, los bajos precios del 2010 (en color negro) con los de años anteriores, especialmente el 2005, cuando se acercaron a los US$ 15, más del triple de los actuales.

En color negro, los bajos precios del 2010 (Imagen: Caretas)

Eso también se comprueba en el siguiente gráfico, que muestra la evolución en un plazo mucho más largo, con una abrupta caída sólo desde el 2008. Los elevados precios de años anteriores fueron, sin duda, los que incentivaron el proyecto de exportación y llevaron a construir Pampa Melchorita. Nadie esperaba que luego cayeran tan estrepitosamente, por efecto de la crisis internacional. Pero, dado que se había firmado un contrato, había que respetarlo.


Afortunadamente, este mismo gráfico permite apreciar que la tendencia de largo plazo venía siendo claramente creciente, lo que hace abrigar esperanzas de que en un momento dado se retornará a precios que dupliquen y hasta tripliquen los vigentes hoy. No se trata, como algunos sugieren, de que estemos "regalando" nuestro gas, vendiéndolo a un bajo precio. Es, simplemente, cuestión de precios transitoriamente deprimidos, que a mediano plazo volverán a subir, de la mano de la recuperación de la economía mundial. Si bien existe una creciente oferta (derivada de nuevos descubrimientos y métodos más sofisticados de extracción), la demanda es aún más intensa, pues el mundo acoge de muy buen grado un combustible barato y limpio como éste.

Tampoco es cierto, como se dice interesadamente, que la exportación del gas se hará a un precio menor que el interno. Si bien eso es cierto con el actual precio internacional de US$ 4.50, no lo será cuando éste retorne a niveles vigentes antes de la crisis (cabe recordar que en el 2005 llegó a bordear los US$ 15). Según datos del consorcio Perú LNG, con un precio internacional de US$ 10, el precio en boca de pozo sería de aproximadamente US$ 3.60, superando ampliamente el precio regulado interno vigente para el gas del Lote 88, y cuyo nivel promedio (hay un precio para generación eléctrica, otro para consumidores industriales y residenciales, y otro para petroquímicas) es de alrededor de US$ 2.80.

Algo de esa alentadora perspectiva ya se comienza a ver en el siguiente gráfico, que muestra precios de junio (en barras rojas) bastante mejores que los de mayo (en barras lilas). Mientras que los del mes anterior promediaron los US$ 4.15, los del actual mes promedian los US$ 4.81, con un alza de 15.9%.

Una evolución igualmente favorable se muestra en el gráfico de abajo, donde se aprecia una cotización, a junio de este año, superior a la de junio del 2009 (US$ 4). Si bien aún hay mucha inestabilidad en el mercado, la tendencia es favorable.

El precio en el último año, inestable, pero mejorando.

Obviamente, a todos nos conviene que el precio suba lo más rápido posible. Al Estado, en particular, ello le convendrá sobremanera, porque recaudará más impuesto a la renta (no sólo por la ganancia que las empresas del consorcio obtengan por la venta misma del gas, sino también por las que obtengan por sus negocios de transporte por ducto y licuefacción). Además, conforme suba el precio internacional, subirá el porcentaje de regalías (a un Henry Hub de US$ 4.50, como el actual, le corresponde un porcentaje de 30%, en tanto que a uno igual o mayor a US$ 5, uno de 38%). Con un precio internacional de US$ 10 (y por ende un precio a boca de pozo de aproximadamente US$ 3.60), la regalía sería de alrededor de US$ 1.40, el impuesto a la renta aumentaría significativamente, y los beneficios para el país se tornarían sumamente interesantes.

En este negocio, que es de largo plazo, hay que esperar ese hecho fundamental: que se normalice el precio. Recién entonces se podrá sacar conclusiones válidas acerca de él.

10 comentarios:

  1. Ha surgido el temor de que el gas no sea suficiente para el consumo nacional y para la exportación o que se utilice para exportarlo dejando sin energía al país. Déjenme ser claro, invocaremos el trato directo con las empresas, promoveremos que se pongan en valor comercial más reservas o más descubrimientos como estoy seguro puede hacerse ya, pero nuestro compromiso es que en ningún caso el uso nacional interno actual o posible para la electricidad, los vehículos, o la industria sea detenido o sacrificado en beneficio de las exportaciones. El gas es para el desarrollo del Perú y después para la exportación, si existe de manera suficiente”.

    Eso dijo Alan García el 28 de julio pasado. Pero no cumplió su palabra, pues las empresas peruanas piden gas pero el consorcio Camisea no se los da pues el 47% de las reservas está comprometido para la exportación. A pesar de la multimillonaria campaña de prensa de Peru LNG y del gobierno, esta realidad no puede ser desmentida y el propio gobierno, en reciente comunicado, así lo demuestra.

    Dice el Ministerio de Energía y Minas: “Gracias a los acuerdos alcanzados en el 2009, la exportación en los primeros cinco años se hará exclusivamente del Lote 56 y no del Lote 88, que tiene un precio determinado”. Aquí el gobierno admite que se va a exportar gas del Lote 88, pero no de inmediato, sino de aquí a cinco años, lo que se considera un “logro”. Pero no lo es porque el 47% de las reservas del Lote 88 se inmoviliza desde ahorita y no puede usarse para el consumo interno. Por eso los peruanos hacen cola y los mexicanos sí tienen gas.

    También admite el MEM que el gas de Lote 88 tiene un “precio determinado”. Pero no dice que ese gas proviene de los “regalos de Dios” que nos hizo la Shell pues invirtió más de US$ 500 millones pero no pudo explotar el gas, por lo que revirtió gratis al Estado. Ese gas, que a ellos no les costó un centavo, se lo llevan a México. El calificativo no puede ser otro que despojo.

    Sobre ese tema dijo García el 28 de julio: “Lo que sí deberán investigar el Ministerio Público y el Poder Judicial es por qué antes, sacrificando y entregando el mercado nacional de gas natural, se cambiaron las leyes con normas de menor jerarquía, lo que constituye un delito”.

    Por tanto, la renegociación contractual del Lote 88 de enero del 2006 –que permitió la exportación del “regalo de Dios”- fue un acto delictivo, lo que se hizo durante el gobierno de Toledo, con el apoyo aprista en el Congreso.

    La pregunta, entonces, es: ¿por qué no se actúa en consecuencia y se anula la renegociación ilegal del 2006 para volver a la del 2000? La respuesta: porque este gobierno considera que la inversión extranjera –así tenga un origen ilegal– viene primero que los derechos de los peruanos a, de un lado, su independencia energética y, de otro, a contar con un combustible con un precio 15 veces inferior al de petróleo.

    El comunicado también dice que “la exportación ha movilizado la gran inversión (más de US$ 7,000 millones) que se requería para el desarrollo de la industria de gas natural en el Perú”. Mentira. Hemos demostrado varias veces (Cristal de Mira, 18/06/10 y 23/06/10) que el contrato por el Lote 56 se firma en setiembre del 2004 y que la inversión de Peru LNG comenzó a fines del 2006, cuando ya en agosto del 2004 había llegado a Lima el gas del Lote 88.

    Tenemos, entonces, que se está exportando el gas a sabiendas de que se cambiaron, delictivamente, las normas que lo prohibían. No solo eso: se está exportando el gas aun cuando –a pesar de todos los cambios delictivos– sigue existiendo la obligación legal de “garantizar el abastecimiento al mercado nacional de gas natural” (Art. 4 de la Ley 28552).

    Lo que García prometió el 28 de julio (se exportará “si existe de manera suficiente”) no se cumplió. Pero las leyes están hechas para cumplirse y eso es lo que se exige en todo el Perú.

    ResponderEliminar
  2. Es lamentable que la gente no pueda pensar por si misma y se limite a hacer copy-paste de críticas ajenas sin consignar la fuente.

    http://www.larepublica.pe/cristal-de-mira/28/06/2010/camisea-y-las-promesas-incumplidas

    "Eso dijo Alan García el 28 de julio pasado. Pero no cumplió su palabra, pues las empresas peruanas piden gas pero el consorcio Camisea no se los da pues el 47% de las reservas está comprometido para la exportación. A pesar de la multimillonaria campaña de prensa de Peru LNG y del gobierno, esta realidad no puede ser desmentida y el propio gobierno, en reciente comunicado, así lo demuestra."

    Eso dice Campodónico, y no esta errado, pero olvida mencionar que las nuevas empresas que pidieron abastecimiento de gas fueron solo 6 y varias ellas son de capitales extranjeros, cosa que imagino representa una contradicción al pensamiento nacionalista de los que piden gas "para los peruanos".

    http://gestion.pe/noticia/305181/pluspetrol-estudia-abastecimiento-gas-nuevas-empresas

    Además, desde que se publico ese artículo y a la fecha ya hubo una nueva subasta para atender a la demanda industrial insatisfecha.

    http://elcomercio.pe/impresa/notas/se-subastara-nuevo-volumen-gas-mercado-interno/20100514/478218

    "Aquí el gobierno admite que se va a exportar gas del Lote 88, pero no de inmediato, sino de aquí a cinco años, lo que se considera un “logro”. Pero no lo es porque el 47% de las reservas del Lote 88 se inmoviliza desde ahorita y no puede usarse para el consumo interno. Por eso los peruanos hacen cola y los mexicanos sí tienen gas."

    Aquí el señor Campodónico, omite decir que los Mexicanos pagan $0.86/kg mientras que los Peruanos pagamos $0.57/kg del GLP al consumo final.

    http://www.petroperu.com.pe/portalweb/UpLoad/UpLoaded/PDF/COMB-10-2010.pdf
    http://economia.terra.com.co/noticias/noticia.aspx?idNoticia=201007011232_TRM_79130652

    "También admite el MEM que el gas de Lote 88 tiene un “precio determinado”. Pero no dice que ese gas proviene de los “regalos de Dios” que nos hizo la Shell pues invirtió más de US$ 500 millones pero no pudo explotar el gas, por lo que revirtió gratis al Estado. Ese gas, que a ellos no les costó un centavo, se lo llevan a México. El calificativo no puede ser otro que despojo."

    También admite Campodónico que los contratos de exportación y leyes que los hicieron posibles son herencia de la pasada administración y lo único que hace el MEM y este gobierno es cumplirlas (como es su deber).

    Sin embargo, este gobierno no ha descartado la posibilidad de renegociación de los mismos.

    http://gestion.pe/noticia/499654/ejecutivo-podria-pedir-cambio-precio-gas-exportable

    "Por tanto, la renegociación contractual del Lote 88 de enero del 2006 –que permitió la exportación del “regalo de Dios”- fue un acto delictivo, lo que se hizo durante el gobierno de Toledo, con el apoyo aprista en el Congreso."

    Como lo puso DP en el gráfico, en ese entonces, el precio internacional del gas era muy atractivo y salía más a cuenta exportarlo que venderlo en el mercado interno, por eso nadie denunció este hecho en su momento, ni siquiera el mismo Campodónico.

    Sería interesante mencionar el caso de Argentina, que hizo lo contrario y regalo su gas (a los mismos Argentinos) y ahora dependen del gas Boliviano. Eso tampoco nos lo cuenta Campodónico.

    ResponderEliminar
  3. "La pregunta, entonces, es: ¿por qué no se actúa en consecuencia y se anula la renegociación ilegal del 2006 para volver a la del 2000? La respuesta: porque este gobierno considera que la inversión extranjera –así tenga un origen ilegal– viene primero que los derechos de los peruanos a, de un lado, su independencia energética y, de otro, a contar con un combustible con un precio 15 veces inferior al de petróleo."

    Campodónico se pregunta y se contesta. Al parecer para él la legalidad es algo subjetivo a los intereses de ciertos sectores de cada país, cosa con la que se podría haber justificado, por poner un ejemplo, la invasión de Iraq o Afganistán.

    No considera pues, que sin la inversión extranjera no hubiera sido posible el transporte del gas desde su yacimiento, o que es gracias a la inversión extranjera que ahora existe un mercado interno para el gas. No, eso no es ni será parte de su análisis.

    Cosa curiosa, Bolivia aseguró su independencia energética al estatizar la YPFB, y 5 años después, importa GLP de Perú. ¿Es esa la independencia que Campodónico quiere para el Perú?

    http://elcomercio.pe/noticia/451404/bolivia-confirma-contrato-comprar-glp-peruano

    "Mentira. Hemos demostrado varias veces (Cristal de Mira, 18/06/10 y 23/06/10) que el contrato por el Lote 56 se firma en setiembre del 2004 y que la inversión de Peru LNG comenzó a fines del 2006, cuando ya en agosto del 2004 había llegado a Lima el gas del Lote 88."

    Al parecer Campodónico no es capaz de diferenciar la inversión del lado de la oferta (trasporte), de la inversión relacionada con el lado de la demanda, que es a lo que se refiere el comunicado con "movilizado la gran inversión". Ahí están las inversiones en en centrales termoeléctricas, petroquímica, industria, etc; cosa que este blog ha reseñado muy bien.

    "Tenemos, entonces, que se está exportando el gas a sabiendas de que se cambiaron, delictivamente, las normas que lo prohibían. No solo eso: se está exportando el gas aun cuando –a pesar de todos los cambios delictivos– sigue existiendo la obligación legal de “garantizar el abastecimiento al mercado nacional de gas natural” (Art. 4 de la Ley 28552)."

    Sería interesante que Campodónico nos dijera qué es lo delictivo para él. La ley NO dice garantizar el abastecimiento "exclusivo y prioritario" al mercado nacional de gas natural. Como bien se sabe son 4.2TCF los destinados para la exportación y 6TCF la demanda nacional proyectada para los proximos 20 años, siendo el actual consumo nacional 0.1TCF anuales.

    Es inevitable que se produzcan cuellos de botella dado su incremento exponencial, como en el 2008 donde la demanda de energía creció 10% (gracias a la denostada inversión extranjera), pero eso no es un problema de suministro como Campodónico nos quiere hacer creer, sino de distribución (la palabra abstecimiento abarca ambos) pues el ducto de transporte alcanzo su máxima capacidad.

    http://www.caretas.com.pe/Modules/GetStorageFileAudit.ASP?Mode=D&Query=Magazine_Article_File_D&ID=43

    "Lo que García prometió el 28 de julio (se exportará “si existe de manera suficiente”) no se cumplió. Pero las leyes están hechas para cumplirse y eso es lo que se exige en todo el Perú."

    Para la desgracia de Campodónico ese problema tendrá una pronta solución pues la ampliación del ducto finaliza en Agosto de este año.

    http://gestion.pe/noticia/304691/agosto-culminaria-primera-ampliacion-gasoducto-tgp

    ResponderEliminar
  4. Ud hace lo mismo, copy paste y lo pone en su iluso blog.

    ResponderEliminar
  5. Primero, este no es mi blog. Segundo, yo elaboro mis propios argumentos, los links que copio y pego son referenciales, en ningún momento cito textualmente su contenido. Las únicas citas que hago son a los comentarios de Campodónico, con el único fin de estructurar mejor mis respuestas y hacer su lectura menos pesada, cada punto es independiente del otro.

    Si no es capaz de rebatir mis argumentos le sugiero se ahorre sus calificativos, pues la realidad no es ilusa.

    ResponderEliminar
  6. P.D Si siente que la información que reseña este blog de alguna manera atenta contra su ideología política, visión del mundo o gustos personales, me permito hacerle la misma sugerencia que alguna vez hiciera el dueño del mismo: busque otro, aquí nadie lo extrañará.

    ResponderEliminar
  7. bla bla bla. retorica al estilo aprista. Y ya que menciona a la realidad como verdad absoluta pues ojee la prensa y vera como empieza a escasear el GLP. Si bien no es gas natural, si el pais estuviera masificado gasiferamente, otro gallo cantaria, gas barato (propio) en lugar de petroleo y derivados (importados) caro. Pero claro, el gobierno, al igual que UD, defiende lo indefendible.

    ResponderEliminar
  8. El único aquí que pretende que su opinión sea tomada como verdad absoluta es usted. Carece de cifras o datos objetivos que respalden sus afirmaciones, sin embargo, eso no le impede descalificar a cualquiera que se atreva a cuestionar sus pareceres personales con acusasiones francamente infantiles y que solo denotan su poca madures emocional e intelectiva.

    El que el GLP escasee no tiene nada que ver con su exportación, pues como bien lo dijo el Ministro de Energía y Minas se debió a un problema meteorológico que impidió el desembarque del combustible importado.

    http://elcomercio.pe/noticia/505413/ministerio-energia-minas-descarto-desabastecimiento-glp-lunes

    La demanda actual de gas natural (300mdpc) supera con creces su oferta (530mpdc), así que lo que usted afirma no tiene otro sustento alguno que la fantasía personal producto de su alienación política.

    ResponderEliminar
  9. Jose Milko ve apristas hasta en el facebook de PPK jajaja....

    ResponderEliminar
  10. Hoy, 2013, sabemos que hay gas de sobra.....
    y ese tal Milko se arañaba en vano.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog