sábado, 7 de enero de 2012

Perforado el Túnel, Olmos ya casi es una Realidad

El gran Proyecto de Irrigación de Olmos, uno de los más importantes del país, y esperanza agrícola del departamento de Lambayeque, está cada vez más cerca.

Hace escasas semanas, en presencia del presidente Humala, se completó la perforación del túnel trasandino, que con sus 19.3 kilómetros de largo y 5.33 metros de diámetro trasvasará, desde la sierra cajamarquina hasta el lambayecano río Olmos, las aguas del río Huancabamba, para que sean empleadas en la irrigación de más de 43 mil hectáreas de fértiles tierras.



Esas aguas ya están siendo embalsadas en la otra fundamental pieza de este megaproyecto, la presa Limón, de 44 millones de metros cúbicos de capacidad, que quedó culminada el año 2009.

La presa Limón embalsa el agua que luego entrará al túnel (Imágenes: PTO y Andina)

El túnel es una verdadera proeza de la ingeniería, no solo por su notable longitud, sino también por su gran profundidad: sobre él hay nada menos que dos kilómetros de tierra y rocas (del cerro La Succha), algo de lo que escasos túneles del mundo pueden presumir (en este último aspecto solo es superado por el túnel San Gotardo, en Suiza, que tiene sobre sí 2.2 kilómetros de macizo montañoso). Esa gran profundidad de nuestro túnel provocó, por la enorme presión existente, miles de peligrosos estallidos de rocas, que dificultaron considerablemente los trabajos.

Esos complejos aspectos fueron reconocidos y destacados por Discovery Channel, que en setiembre del 2009 presentó al túnel, junto con su infraestructura complementaria, en su programa Megaconstrucciones, dedicado a divulgar las características de las más grandes obras de la ingeniería mundial.



En realidad, la perforación se inició en 1989, pero desde entonces, tanto por el método convencional empleado (de perforadoras jumbo y cargas de dinamita), como por dificultades presupuestales, se avanzó poco. Fue a partir del año 2006, cuando la constructora brasileña Odebrecht (liderando el Consorcio Transvase Olmos, por entonces flamante concesionario de la obra) compró, a un costo de US$ 14 millones, la gigantesca perforadora TBM (Tunnel Boring Machine), que las cosas dieron un vuelco. La gigantesca máquina, de más de 300 metros de largo, 1200 toneladas de peso y cinco motores, permitió una notable aceleración de los trabajos.

De esta manera el monumental proyecto, concebido hace 80 años, se acerca a su momento culminante. El túnel ya tiene seis kilómetros de revestimiento, correspondientes a los trabajos anteriores que acabamos de mencionar. Ahora, después de haberse desmantelado la gigantesca TBM, se está haciendo el revestimiento en la parte recién excavada (previo reforzamiento estructural con mallas de acero y concreto), esperándose culminar en marzo o abril. Luego de ello se iniciará las pruebas con las compuertas de la presa, con el objeto de que todo quede listo para que aproximadamente a mitad de año el agua pueda ingresar por el lado este de la cavidad, y luego de recorrer sus 19.3 kilómetros, ver la luz en la ladera occidental de la cordillera.

Mientras tanto, ya hay 5,500 hectáreas del valle viejo listas para ser irrigadas. A ellas se acaban de agregar 19,900 subastadas en diciembre, y en marzo se les sumarán otras 18,100, adjudicadas por el mismo procedimiento. Es decir, cuando el agua atraviese el túnel y llegue a la costa la estarán esperando un poco más de 43 mil hectáreas, destinadas a convertirse en un vergel productivo.



Así, el Perú pondrá en marcha un nuevo gran proyecto de irrigación, que se sumará a los de Chira-Piura, Jequetepeque-Zaña, Chavimochic, Chinecas y Majes-Siguas. Teniendo en cuenta lo que todos ellos ya vienen representando para el desarrollo agrícola y ganadero de sus circunscripciones y de todo el país, no cabe duda de que con Olmos acontecerá algo muy similar.

Y eso no es todo: ya se vienen el proyecto del Alto Piura (que acaba de iniciar su construcción), la tercera etapa de Chavimochic y la segunda de Majes. Como se puede ver, a nuestra estrecha faja costeña le espera un futuro cada vez menos desértico y más verde.

1 comentario:

  1. ARQ. MIGUEL PARDO MAYORGA CAP 11787sábado, 15 agosto, 2015

    ESTE EXTRAORDINARIO PROYECTO DE IRRIGACION,ES LA ESPERANZA DE ALIMENTO QUE TIENE LA NACION PERUANA PARA LOS AÑOS VENIDEROS.EL CAMBIO CLIMATICO SERA UN DESAFIO PERMANENTE Y LAS RESERVAS DE PRODUCCION DE ALIMENTOS SERA ESTRATEGIA DE SUBSISTENCIA NACIONAL Y MUNDIAL.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog