domingo, 29 de enero de 2012

Ya se Construye Megaobra Limeña: Vía Parque Rímac (ex Línea Amarilla)

Hace cinco días se puso la primera piedra de la que será una de las obras de infraestructura más importantes de Lima. Hablamos de la Vía Parque Rímac, una extensa y moderna ruta urbana que no solo interconectará, como vía expresa, el este y el oeste de Lima, sino que también mejorará enormemente la fisonomía de los lugares por los cuales discurrirá.

Castañeda y la Línea Amarilla
En realidad, este proyecto nació a partir de una iniciativa privada presentada en marzo del 2009 por la empresa brasileña OAS. Denominado Línea Amarilla, fue tramitado durante la gestión del alcalde Luis Castañeda, quien lo puso en conocimiento de la opinión pública, por si algún otro inversionista mostraba interés en llevarlo a cabo. Dado que ello no ocurrió en los plazos establecidos, en octubre de dicho año le fue adjudicado en concesión a OAS, que para encarar el proyecto formó un consorcio con la empresa peruana Lamsac.



Tal como se aprecia en el video adjunto, Línea Amarilla contemplaba una vía expresa que, naciendo en la zona del trébol de Monterrico, avanzaría con dirección al norte por la vía de Evitamiento, para luego seguir la ruta del río Rímac, pasando por el centro de Lima y finalizando en el Callao, en las cercanías del aeropuerto Jorge Chávez. A los 16 kilómetros de la Vía de Evitamiento, que serían mejorados, le sumaría 9 kilómetros de pistas nuevas. Gracias a la obra, ambas zonas quedarían unidas en solo 18 minutos, permitiendo, además, la operación de la Línea 4 de El Metropolitano, que correría por una vía segregada de 16 kilómetros a ser acondicionada allí, y que incluiría 16 estaciones.

En su trayecto, aparte de poner en óptimas condiciones la vía, el consorcio construiría tres bypasses, once viaductos y otras obras menores. Pero lo más impresionante desde el punto de vista de la ingeniería sería un túnel de 2 kilómetros de largo que correría bajo el lecho del río Rímac.

Además, el proyecto incluía la reubicación de las cientos de familias que habitaban en esos peligrosísimos y muy desagradables acantilados al borde del río, y la radical mejora de dichos espacios.

Su construcción tomaría unos cinco años, debiendo concluir aproximadamente en el año 2015. La inversión requerida, de US$ 571 millones, correría íntegramente por cuenta de la concesionaria, que cobraría como retribución, y solo cuando la obra estuviera terminada, un peaje de S/. 3 por vehículo, durante los 30 años de vigencia de la concesión.

Villarán y la Vía Parque Rímac
El impactante proyecto fue bien acogido por el nuevo gobierno municipal de la alcaldesa Susana Villarán (instalado a inicios del 2011), que luego de una rápida y fructífera negociación con el concesionario, lo mejoró y amplió, y debido a sus nuevas características, también le cambió el nombre.

Como resultado de tal negociación, surgieron varias importantes novedades. Para empezar, el plazo de la concesión se extendió de 30 a 40 años. A cambio de esa ventaja, el concesionario aceptó ceder a la Municipalidad el 7% de todo lo recaudado por peaje, lo que se estima equivaldrá a US$ 70 millones.

También hubo un cambio en el monto a invertir, que ya no será de US$ 571 millones, sino de US$ 703 millones. Eso incluye S/. 10 millones a ser entregados a la municipalidad, para que ejecute obras de mejoramiento de las zonas adyacentes.



En cuanto al trazo vial, se decidió hacer una ampliación, con el fin de que también se incorpore en el proyecto al distrito de San Juan de Lurigancho. Esto ocurrirá mediante la construcción de un viaducto elevado que partirá desde la zona del puente Huáscar y costará US$ 24 millones. Asimismo, se decidió la construcción, a un costo de US$ 11 millones, de un intercambio en el cruce de la Vía de Evitamiento con la avenida Las Palmeras (aquella que parte del óvalo El Monitor), lo que permitirá a los vehículos provenientes de La Molina y Ate ingresar mucho más rápidamente a la nueva vía expresa.
La Vía de Evitamiento, que actualmente tiene tres carriles por pista, tendrá cuatro, con lo que quedará mucho más descongestionada.



Además, el proyecto dejó de ser exclusivamente vial, pues se le ha integrado con el ecológico proyecto Río Verde, que prevé mejorar radicalmente toda la zona ribereña, canalizando el río y ganando espacio para la creación de grandes áreas verdes. Ello permitirá construir el gran Parque de Cantagallo, que tendrá una extensión de 25 hectáreas, y que, por estar al costado de la vía, acompañará durante largos seis kilómetros a los vehículos que transiten por ella. La construcción de dicho espacio, destinado a ser uno de los nuevos pulmones de Lima y una de sus áreas más vistosas, demandará una inversión de US$ 95 millones.
Además del verdor reinante, allí habrá piscinas, ciclovías y otras posibilidades de recreación, que sin duda harán las delicias de quienes lo visiten. Con ese bello entorno paisajístico, el largamente esperado proyecto del teleférico hacia el cerro San Cristóbal incrementará notablemente sus probabilidades de ejecutarse.

El nuevo acuerdo, al modificar el anterior trazo de la vía, permitió reducir de 1,350 a 950 el número de familias afectadas por la reubicación. Además, se estableció que estas recibirían una compensación mucho mayor a la contemplada en el contrato original.

Según el calendario presentado por la Municipalidad de Lima, los trabajos de este megaproyecto serán efectuados a lo largo de tres años. La obra más compleja y de mayor tiempo de ejecución, el túnel por debajo del río, será la primera en iniciarse, apenas finalice la temporada de lluvias y el río disminuya su caudal.


Esta es la gran obra que Lima ha comenzado a construir, y que le permitirá mejorar considerablemente en el fundamental aspecto del transporte, pero también en su fisonomía urbana y en la calidad de vida de sus pobladores. Un interesantísimo y monumental proyecto adecuadamente tramitado y respaldado por la anterior gestión municipal, e inteligentemente perfeccionado por la actual. Como debe ser, dando continuidad a lo positivo, y no desechándolo por mezquindad o cálculo político. Gracias a ello, Lima sale ganando.

Para cerrar la nota, y aprovechando que estamos abordando el tema municipal, queremos expresar nuestro total desacuerdo con el intento de revocatoria de la alcaldesa Villarán, que nos parece absolutamente absurdo y antidemocrático, y que podría establecer un funesto precedente de inestabilidad política. Dejemos que las autoridades desempeñen sus funciones en un ambiente de tranquilidad y tolerancia, respetando sus diversos estilos de trabajo y sin poner sobre sus cabezas impertinentes y amenazantes espadas de Damocles. Reservemos esas drásticas figuras legales para cuando se den circunstancias graves, objetivas e incuestionables, que realmente ameriten su aplicación.


Foto: Municipalidad de Lima

5 comentarios:

  1. Con todo respeto, creo que esta obra marcará un antes y un después en Lima, y será orgullo y aliciente para otras grandes obras de infraestructura, el Perú avanza.

    ResponderEliminar
  2. Una gran obra sin duda, ojala tengan una vision mas integral del proyecto y lo puedan extender hacia el norte para aliviar el trafico en esta zona.
    PD: la revocatoria no es un acto antidemocratico, al contrario es el unico medio de control que tiene el pueblo, fueron elegidos para trabajar para el pueblo.

    ResponderEliminar
  3. se ve in Cambio tanto en la gente comun, como en los politicos y esto es positivo,las obras que un gobierno hacia muchas veces el otro gobierno no lo continuaba,el pueblo ya no es tonto,ahora hay mas medios de comunicacion asi que hay que Trabajar y no volver a caer en los errores de siempre,de su eficacia depende que el peru progrese y el de ustedes politicos.

    ResponderEliminar
  4. Me alegro con todo mi corazon y me da gusto que nosotros los peruanos stamos cambiamdo ,k sigan llegando invercionistas extrangeros viva el PERU carajo....

    ResponderEliminar
  5. felicitaciones, el Peru requiere de estas mega obras., solo tengo una consulta para el contratista de obra....donde estan eliminado el material de excavacion de obra?...espero no sea al litoral(mar),que ya esta bastante contaminado.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog