sábado, 28 de febrero de 2015

Ahora Sí Crecerá el Muelle Sur

Desde hace cuatro años, en el puerto del Callao estaba pendiente la ampliación del Muelle Sur, pues según el Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte de Uso Público (OSITRAN), éste ya había alcanzado el nivel de ocupación que, de acuerdo al contrato de concesión, obligaba a su operador, Dubai Ports World (DP World), a llevarla a cabo.

El documento señalaba que una vez que las operaciones del terminal superaran el 70% de la capacidad existente DP World debería construir un nuevo amarradero de 310 metros de largo, e instalar en él tres nuevas grúas pórtico, efectuando para ello una inversión de US$ 260 millones. Según OSITRAN, dicho parámetro fue superado el año 2011.

Eso significaba que el Muelle Sur debería crecer desde sus actuales 650 metros de largo hasta los 960 metros, y que su patio, de 21.5 hectáreas (y con capacidad para almacenar 850 mil TEU anuales) debería crecer hasta las 30 hectáreas. En cuanto a grúas pórtico de muelle, implicaba la obligación de elevar el total, pasando de las actuales seis a nueve.

Pero como esta empresa sostenía que el dato a considerar no era el señalado por la entidad supervisora, sino uno menor (pues se debería tener en cuenta la productividad en el manejo de la carga), se había producido un entrampamiento. Además, y sin duda afectada por la presencia de su competidor APM Terminals (concesionaria del Muelle Norte Multipropósito), que con una multimillonaria inversión está ampliando el Muelle 5 y luego construirá un enorme muelle de contenedores, DP World señalaba que dicha nueva infraestructura generaría un exceso de capacidad instalada, que conspiraría contra su rentabilidad, lo que la obligaba a retardar la construcción del tercer amarradero hasta que la mayor demanda así lo justificara. Esta diferencia de criterios estaba impidiendo que el muelle creciera según lo planeado.

Felizmente, ese largo tira y afloja ha terminado, y de él ha resultado un acuerdo, que ahora se espera plasmar en una addenda al contrato original. Así lo acaba de informar el diario El Comercio.

Hasta donde ha trascendido, ese acuerdo establece que DP World construirá, probablemente desde inicios del próximo año, y con una inversión de US$ 150 millones, el anhelado muelle, cuya ejecución se espera tome unos tres años. En cambio podrá prorrogar, hasta que la demanda así lo determine, la compra de las grúas pórtico, que ya no serían tres, sino sólo dos. La primera de éstas será adquirida cuando el muelle movilice 1.5 millones de TEU (dentro de muy poco, dado que en el 2014 ya alcanzó los 1.47 millones) y la segunda cuando movilice 1.65 millones.
En total, ello involucrará una inversión de US$ 190 millones.

Es decir, probablemente para fines del 2018 nuestro principal puerto habrá cambiado significativamente su fisonomía, no sólo por las obras que viene efectuando APM en los ex muelles 5 y 11, sino especialmente por ésta que ejecutará DP World en su Muelle Sur, que pasará a medir casi un kilómetro de largo y llegará prácticamente hasta la bocana de entrada de la rada chalaca. Con ello, nuestro más grande terminal habrá dado otro paso clave en su objetivo de consolidarse como el más importante del Pacífico sudamericano y como hub regional.

Foto: DP World

2 comentarios:

  1. Con esto y el muelle norte el Callao va a destacar!!!

    ResponderEliminar
  2. Lo que preocupa , opino personalmente, que este contrato se se cumpliría si es que el Gobierno no toma la decisión de diseñar las vías por donde pueda salir o ingresar la carga de estos dos Terminales importantes DPW y APM.
    A.A.L.enamm

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog