viernes, 6 de febrero de 2015

El Perú en el Ranking Latinoamericano: Capitalización Bursátil Doméstica 2014

Como era previsible, el mal desempeño de las principales bolsas latinoamericanas en el año 2014 se reflejó en sus capitalizaciones bursátiles. Así lo dejan saber, tal como veremos a continuación, los datos de la Federación Iberoamericana de Bolsas (FIAB).

La capitalización bursátil representa el valor conjunto de todas las empresas que cotizan en una bolsa, teniendo en cuenta la cotización de sus acciones a determinada fecha. Los datos que presentamos aquí, y que están expresados en dólares, no se refieren a la capitalización total, sino a la doméstica, que considera únicamente las acciones emitidas en el país, y por lo tanto refleja la real dimensión del mercado nacional. La relación Capitalización Doméstica/PBI, denominada Profundidad Bursátil, muestra la importancia alcanzada por el mercado de valores dentro de la economía, siendo la consigna elevarla todo lo que se pueda.

El negativo desempeño de los principales mercados de la región se debió, tal como en el 2013, a diversos factores, entre ellos la caída de precios de los minerales y otros commodities, la disminución de los flujos de capital de corto plazo ante la inminencia del ajuste monetario de Estados Unidos, y la propia desaceleración de nuestras economías.

Sólo escaparon a esta situación los mercados menos globalizados, debido al alejamiento de sus respectivos países de los mercados internacionales de capital, lo que provoca que sus bolsas registren un comportamiento muy distinto al de los mercados más importantes.

Los datos dejan ver que la bolsa de Sao Paulo se mantiene, con una clara ventaja y pese a un nuevo significativo retroceso de 17% (similar al del año previo), como la mayor de la región, con una capitalización que casi duplicó a la de la segunda, de México, que también declinó significativamente. Tal como el año 2013, la cifra paulista padeció por el débil desempeño de la economía del país, así como por la depreciación del real frente al dólar. Dado que el producto bruto interno brasileño bordea los US$ 2.2 billones, eso implica una profundidad bursátil de aproximadamente 38%%, muy inferior a la de hace un par de años atrás (casi 50%).

El dato mexicano, por su parte, reflejó el débil crecimiento de su economía, a la cual sin duda todavía le tomará algún tiempo convertir sus importantes reformas económicas en mayores inversiones privadas.

La plaza de Santiago también disminuyó fuertemente, ante la nueva caída del precio del cobre y la ralentización de su economía. Sin embargo, logró mantener su tercer lugar latinoamericano, debido a la considerable caída (de 27.60%) de su par colombiana, golpeada por la severa disminución del precio del petróleo.
Con ello, la bolsa santiaguina siguió registrando la más alta profundidad de América Latina, aunque ésta descendió de su 93% del año anterior a sólo 88% (considerando que su PBI asciende a aproximadamente US$ 265 mil millones).

De las bolsas que retrocedieron, la de Lima fue la que lo hizo en menor grado, pese a la significativa reducción del precio de los metales, y considerando la elevada ponderación que el sector minero tiene en su índice general.
Teniendo en cuenta que al cierre del 2014 el PBI peruano estaría bordeando los US$ 205 mil millones, la profundidad bursátil de nuestro país se habría situado alrededor del 39%, porcentaje muy inferior al de los años previos, especialmente al 67% del año 2010.

La bolsa de Caracas, que en los años anteriores había venido experimentando un vertiginoso crecimiento, esta vez lo hizo sólo moderadamente. Con ello, su capitalización, que se había acercado considerablemente a la nuestra, aún no logró rebasarla, aunque se consolidó por encima de la de Buenos Aires. Sin embargo, parece altamente probable que la muy deteriorada situación macroeconómica del país (reflejada en una altísima inflación, escasez de inversión privada y elevada devaluación de la moneda) comience a reflejarse muy negativamente en su dato bursátil.

El mercado de Buenos Aires fue, al igual que en el 2013, uno de los que más avanzaron en la región, pese al escaso avance de la producción y básicamente por favorables expectativas ante algunos gestos del gobierno en materia del pago de la deuda, y a su aparente voluntad de tomar medidas correctivas en lo pertinente a finanzas públicas, control de gasto y atraso cambiario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog