miércoles, 4 de noviembre de 2015

Panorámicas de la Futura Línea Amarilla

La empresa Lamsac, concesionaria del limeño megaproyecto vial Línea Amarilla, publicó ayer un interesante video que muestra, con tomas captadas por un dron, los avances logrados en éste a la fecha.

Allí se aprecia el recorrido de la vía, desde su extremo este (el trébol de Javier Prado en Monterrico) hasta su extremo oeste (el óvalo Habich en San Martín de Porres).



En primera instancia se observa la Vía de Evitamiento, sobre la cual discurre gran parte del proyecto. Allí se constata cómo ésta ha sido ampliada (con un carril adicional), y cómo se le ha instalado (o mejorado) puentes peatonales (teniendo en cuenta a las personas discapacitadas) y peajes electrónicos. Entre las cosas no apreciables en el video, pero que merecen ser señaladas, están la total renovación del asfalto de la calzada, el pintado y mejora de los paraderos, la instalación de cámaras de vigilancia (fundamentales en una vía que siempre fue considerada una de las más peligrosas de la ciudad), y la disponibilidad de grúas y ambulancias.

En dicho recorrido se aprecia el punto donde parte la autopista Ramiro Prialé, que, como vimos en otro informe, ya comenzó a ser ampliada, para que no sólo llegue hasta Huachipa (con su extensión actual de diez kilómetros), sino también (con un tramo adicional de 19 kilómetros) hasta la entrada de Chosica.

Ya en la zona del río Rímac, por donde también se cruza con el viaducto elevado de la Línea 1 del metro, se puede ver los diversos viaductos que forman parte del proyecto. El 10, que permite entrar a la autopista a quienes van con dirección al sur, ya está casi terminado, en tanto que al 9, que más bien permite salir de ella a quienes transitan hacia el norte, aún le resta un pequeño tramo.

Avanzando hacia el centro de la ciudad se aprecia, en el cauce del río Rímac, la parte superior del túnel subfluvial, cuyos seis carriles de circulación (tres en cada sentido) sin duda ayudarán a disminuir la severa congestión que hoy existe en la Vía de Evitamiento.

Y en las inmediaciones del trébol de Caquetá se observa los trabajos, aún bastante preliminares, de los viaductos 6 y 7, que conectarán la autopista que sale del túnel con la ruta hacia el Callao y con la zona norte de la ciudad. También se puede ver las obras iniciales de los viaductos 3 y 5, que mejorarán la circulación en esa parte de Lima.

Sin duda, a la obra aún le queda un largo trecho por recorrer, pero lo observado hasta hoy permite comprobar que ha avanzado de manera significativa. Además, hace posible aquilatar su envergadura y lo importante que será en el esquema vial de la capital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog