lunes, 9 de mayo de 2016

Un Nuevo y Muy Moderno Buque Oceanográfico

Para efectuar investigaciones en su amplio mar, y para afirmar su presencia en la Antártida, el Perú dispone del invalorable aporte del buque de investigación científica Humboldt, construido aquí a fines de la década de 1970. Pero éste, si bien fue modernizado hace pocos años, no ofrece las capacidades tecnológicas de las naves actuales.

Así las cosas, hace algunos años se tomó la decisión de construir uno nuevo y mucho más moderno, que permita ampliar nuestras capacidades en la materia, sobre todo en la zona antártica.

Y el resultado está a la vista. Se trata del buque oceanográfico con capacidad polar (BOP 171) BAP Carrasco, denominado así en honor a Eduardo Carrasco y Toro, eminente científico peruano que en las postrimerías del virreynato ocupó el cargo de Cosmógrafo Mayor, y luego, en 1820, colaboró elaborando planos para la expedición libertadora del general José de San Martín.

El buque, construido en el puerto de Vigo, España, y que tiene 95.30 metros de eslora y 18.00 de manga, ayer fue bautizado y lanzado al mar, con la presencia del presidente Humala. En los siguientes meses será equipado, para dotarlo de todas las prestaciones contempladas, y hacerlo lucir como en la imagen siguiente.

Según se ha informado, será capaz de navegar con capas de hielo de hasta un metro de espesor (cosa imposible para el Humboldt), por lo que podrá permanecer más tiempo en nuestra base antártica, llamada Machu Picchu. Ello hará posible que nuestros investigadores allí instalados desarrollen mejor sus importantes labores.

Sus cuatro hélices de proa, así como sus hélices azimutales en popa (capaces de girar 360 grados sobre su eje vertical), serán vitales para darle esa maniobrabilidad y potencia.

El comunicado del ministerio de relaciones exteriores señala que "está dotado de un hangar y cubierta porta-helicóptero, así como de la última tecnología en materia de muestreo de agua y lecho marino, ecosonda de agua profunda, vehículos de operación remota con capacidad de sumergirse a más de un kilómetro de profundidad, magnetrónomo, entre otros."

"Considerado como uno de los 5 mejores del mundo, cuenta con máquinas diesel eléctricas Caterpillar/GE, propulsores azimutales Rolls Royce y un sistema de posicionamiento dinámico, que le otorga una autonomía de 51 días y una velocidad de hasta 16 nudos."

"Cuenta con bodegas de almacenamiento, salas para intervenciones quirúrgicas y odontología, laboratorio de batimetría, laboratorio químico para estudio de muestras, laboratorio húmedo y seco, así como laboratorio de oceanografía y geología marina. Dispone de un gabinete meteorológico, un compartimiento de descarga de datos hidro-oceanográficos, un laboratorio de levantamiento y un hangar oceanográfico de 85 m2

"Además de las labores que desplegará en la Antártida, constituirá una adecuada herramienta para el levantamiento de información oceanográfica e hidrográfica, prospección biológica, geofísica y geología marina en el dominio marítimo peruano. Sobre este último aspecto, permitirá elaborar la cartografía geológica del Mar de Grau, en colaboración con otras instituciones como el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico – INGEMMET."



Se trata, como acabamos de ver, de un buque de grandes prestaciones, que, una vez en funciones (aproximadamente a fines del presente año o inicios del próximo) se convertirá en una herramienta esencial para conocer mejor nuestro mar y para consolidar, a través del trabajo de sus científicos, la presencia peruana en la Antártida.

2da Foto: Martín García
Restantes Fotos: Presidencia de la República

1 comentario:

Temas tratados en nuestro blog