miércoles, 30 de mayo de 2018

Ecuador se Acerca a la Alianza del Pacífico

Confirmando que está dejando atrás la política económica heterodoxa impuesta por su anterior presidente, el vecino país de Ecuador acaba de hacer un anuncio muy importante.

En efecto, su ministro de Comercio Exterior acaba de hacer público, en un importante evento empresarial encabezado por el actual presidente Lenin Moreno, el deseo de hacerlo ingresar a la Alianza del Pacífico, bloque económico integrado por Chile, Colombia, México y el Perú, cuatro países que destacan en América Latina por sus políticas claramente orientadas al libre mercado y la apertura hacia el mundo.

Sería un importante espaldarazo para el referido bloque, constituido como el más serio intento de integración económico de la región, que no en vano tiene como países deseosos de integrarlo a Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Singapur, y como observadores a más de 52.


Con el ingreso ecuatoriano, a la vez de lograr tener como miembros a todos los países de la costa del Pacífico sudamericano, incorporaría a la octava mayor economía latinoamericana, que con sus más de US$ 100 mil millones de producto bruto interno contribuiría a apuntalar su importancia en los ámbitos regional y mundial.

Para viabilizar su ingreso, Ecuador participará activamente en la próxima reunión del grupo, en la que además hará todos los esfuerzos necesarios para concretar (siguiendo un requisito fundamental) un tratado de libre comercio con México, el único país del bloque con el que aún no lo tiene.

8 comentarios:

  1. ecuador no es serio, nos ponen aranceles todo el tiempo, no puedo creer que el gobierno local aun no haya tomado represalias... nos convendrá un miembro así? que con pretexto de no tener moneda propia ponen aranceles y luego de un largo proceso judicial para desmantelarlo, ponen un nuevo arancel para reemplazar el caduco... bueno sería si es que ecuador se comprometiese a ser mas serio en su politica comercial, pero hasta el momento solo se ve que se hacen los locos respecto al tema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no importa, esos gobiernos son pasajeros, el peru como sea debe apuntalar a ecuador y bolivia, sus dos satelites desde caral...
      mientras mas crezcan, mejor, asi pongan aranceles, la idea es que sirven de buffer, mejor tener dos vecinos con billete que dos vecinos misios.

      Eliminar
    2. la relación con ecuador y bolivia es muy importante a pesar que hayan trabas ahora, ojala que ambos paises adopten medidas mas pro mercado, sobre todo ecuador que es un mercado grande y tenerlo como miembro pleno en la AP sería fantástico, pero ojala se olvide de los aranceles que van en contra de tratados

      Eliminar
  2. Y ademas chile deberia volver a entrar en la comunidad andina, ese s su lugar, los militares dementes de chile pinochet y venezuela chavez se salieron de tremenda union, y ya sin medias tintas hacemos un pais federal desde colombia hasta chile, la mitad de america del sur, los demas que entren si quieren, sino no importa, seremos un peso pesado mundial que para de cabeza al brasil, el nuevo tahuantinsuyo del siglo 21.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chile se salió del Grupo Andino porque había adoptado una política de apertura, incompatible con la del bloque, que estaba repleta de parámetros de planificación y controles de corte heterodoxo, que le restaban eficiencia y competitividad a las economías, obstaculizaban la inversión privada y provocaba que los países miembros anduvieran inmersos en permanentes disputas comerciales.

      Y el tiempo le dio la razón al país del sur, pues mientras su política de apertura y basada en las señales del mercado impulsó su éxito económico, la del bloque propició el estancamiento de los países restantes (razón por la cual el Perú también estuvo a punto de salirse en los años 90, cuando adoptó el modelo de libre mercado). Felizmente, con posterioridad a eso el bloque se ha ido flexibilizando, lo que ha mejorado las condiciones a su interior.

      En cuanto a la salida de Venezuela, ocurrió simple y llanamente porque al ultra heterodoxo, demagógico y "antiimperialista" Chávez no le gustó nada que el Perú y Colombia negociaran un TLC con EEUU (cuando era obvio que para estos dos países era urgente acceder al mercado más grande del mundo, cosa a la que no iban a renunciar por priorizar un bloque andino con un mercado mucho más pequeño e integrado por varios países practicantes de políticas incompatibles con la modernidad económica).

      Hoy, la Comunidad Andina se ha aggiornado en buena forma, pero aún así la Alianza del Pacífico es y deberá seguir siendo la prioridad para el Perú, pues es un bloque de países sumamente afines en lo económico, que creen en las bondades del mercado y que miran sin temores ni complejos al mundo. El interés de ingresar por parte de Ecuador y otros países demuestra su gran importancia y su potencial de convertirse en un gran bloque regional.

      Eliminar
    2. Esas acciones solo las hacen dementes,pensando de manera individualista, si Chavez no se sale de la Comunidad Andina ahora mismo los Venecos no estarian rogando por papeles en Peru, estarian como los cientos de miles de Colombianos que estan en el norte Peruano, o como los miles de nortenios Peruanos que chambean en Ecuador, si vas al sur ni cuenta te das cuantos peruanos habemos en bolivia o viceversa.
      Chile se abre de la comunidad andina por que le dio miedo que velasco lo deje sin pais, que por un pelo casi se da, negocio la desmembracion de america del sur para favorecer intereses ingleses, ya te olvidadaste que se viene despues en las malvinas.
      Tu problema es que no tienes vision de nacion, sino solo mercantilismo.
      La Union Europea no practica libre comercio, tienen esa meta, pero no lo practican, sin embargo la union sigue, no la rompes, nadie comercia mas que alemania, a pesar que su socio neto frances es ultra proteccionista, nunca se les ocurre abandonar la union.
      Conoces USA? la new england es roja, como california, si las comparas con texas(tremendo peso pesado) y acaso rompen su union? ni locos, pero tu si, feliz que se rompa , sin vision de nacion, por eso el Peru anda asi, la intelectualidad no ve el bosque detras del arbol.
      Chavez, Pinochet asi estuvieran 30 anios, son pasajeros, un dia se mueren o los botan, y las relaciones siguen.

      Ten vision historica, asi se arma una nacion, estudia a USA, a la Union Europea, mira el Reino Unido se ha salido de la union y por no tener vision historica va a decaer profundamente, Trump les acaba de meter tarifas a pesar que el UK fue su punta de lanza pa bajarse a la UE.

      Eliminar
    3. En Chile, lo único demencial hubiera sido continuar con el catastrófico modelo izquierdista de Allende, que estaba arruinando al país, o seguir apañando un bloque como el Grupo Andino, que en esa época era la representación más clara de la heterodoxia latinoamericana, con sus múltiples controles, su proteccionismo, su estatismo desbordado y sus incontables distorsiones. Chile abandonó ese esquema atrofiante y el tiempo le dio la razón. El Perú también estuvo a punto de hacerlo, y sólo decidió quedarse cuando el bloque aceptó sus propuestas liberalizadoras y aperturistas.

      Lo de Venezuela no tiene nada que ver con eso. Ese país está hoy en la ruina simple y llanamente por su desastrosa política económica. No interesa que se haya salido del grupo o que se hubiera quedado. Así lo demuestran todos los otros países, tanto los que se salieron del bloque como los que permanecieron en él, o los que optaron por formar paralelamente la Alianza del Pacífico. Ninguno de ellos sufrió la desgracia que sufrió Venezuela a manos de la satrapía ignorante y tiránica que la asaltó desde 1999. El desastre chavista no tiene parangón en la historia latinoamericana, pues ni siquiera el desastroso gobierno de Alan García de los años 80 generó una situación tan desgraciada como la que hoy vive el país caribeño, tanto en términos de pauperización del nivel de vida, colapso productivo, descomposición social y destrucción institucional. Es vergonzoso que todavía haya quienes defiendan esa hecatombe o intenten pasarla por agua tibia.

      En cuanto a lo de Chile, deje usted la fantasía propia del velascato y de los falsos nacionalismos. Nada garantizaba que el Perú pudiera lograr la victoria militar con la que soñaba ese chauvinismo patriotero, y por ende Morales Bermúdez hizo bien en evitarle al país un grave problema, y de enrumbarlo hacia la democracia luego de haber expectorado al infame Velasco, perpetrador del catastrófico modelo estatista, proteccionista y controlista que desbarrancó al país y le hizo perder treinta años.

      Es risible que usted diga que quienes defendemos el modelo de desarrollo actual carecemos de visión de nación, cuando precisamente este modelo es el que libró al país del desastre al que lo venían conduciendo los modelos como el que usted defiende. Es evidente que usted tiene una gran confusión en materia de argumentos y conceptos, pues el modelo de libre mercado es precisamente lo contrario al modelo mercantilista. Mercantilismo es el que practicaron Velasco, Lula y los Kirchner, favoreciendo a sus amigotes de determinadas industrias y de determinados sectores, y regalándoles el mercado con leyes con nombre propio para que ellos prosperaran, mientras el resto de la economía reventaba con el mercado cautivo y con todas las distorsiones generadas por esas políticas. La política de libre mercado, en cambio, tiene como objetivo que la economía siempre esté abierta al ingreso de nuevos competidores, sin importar quiénes sean ni de qué país, para que compitan encarnizadamente entre sí y produzcan bienes y servicios en las condiciones más favorables para los consumidores. Y donde la competencia no es posible, por las características del mercado, allí están los organismos reguladores. Obviamente, el esquema no es perfecto, pero funciona bastante bien, como lo demuestra la amplia oferta de bienes y servicios en condiciones crecientemente atractivas para los consumidores. El Perú está en ese modelo y en él debe seguir, afinándolo para que cada vez funcione mejor, en lugar de incurrir en torpezas propias del intervencionismo mercantilista.

      Eliminar
    4. (Continuación)
      En lo que respecta a la Unión Europea, no se rompió, pero estuvo a punto de hacerlo, cuando varios de sus países miembros hicieron caso omiso de las reglas de oro de la economía y perpetraron gravísimos desmanejos, incumpliendo flagrantemente las normas del bloque y demostrando que este había cometido un grave error al aceptar, por mera politiquería, a quienes no estaban a la altura de las circunstancias. Lo mismo que hizo el Mercosur al admitir, también por mera politiquería, a la chavista Venezuela, pese a que incurría en múltiples desaguisados económicos y pese a que el bloque ya afrontaba graves problemas derivados de su torpe heterodoxia.

      Los bloques no se deben conformar por mera vecindad geográfica o simpatías políticas, como amontonando países para autoengañarse pensando que ya se tiene "un bloque grande y poderoso". Ese es el camino al desastre. Los bloques se deben conformar pacientemente, únicamente con países con afinidades ideológicas, políticas y económicas, y dispuestos a seguir permanentemente una ruta de sensatez, alejada de las demagogias baratas. Por eso le está yendo bien a la Alianza del Pacífico, y por eso le irá bien a bloques de gran envergadura como el CPTPP, que también tiene planes muy serios, con países totalmente comprometidos en lo que han acordado.

      En América Latina también se puede fortalecer los bloques existentes, pero eso no se puede hacer avalando lo que se hizo mal desde un principio, apañando países que incumplen todos los preceptos, como Venezuela, o insistiendo con políticas fracasadas, sino construyendo seriamente, con un criterio acorde con la modernidad y la globalización.

      Por último, lo que están viviendo ahora el Reino Unido y Estados Unidos no tiene nada que ver con políticas sensatas llevadas a cabo por países que buscan avanzar hacia la modernidad. Más bien tiene que ver con políticos demagogos que, en su patrioterismo chauvinista y trasnochado, piensan que el país no debe formar parte de un bloque que le exige apertura comercial, libre flujo de personas y capitales, y una mirada al mundo. Esos políticos de mentalidades obtusas y anquilosadas son incapaces de entender que el mundo cambió y que la economía de hoy se basa en la globalización y la apertura. Por eso Trump, en su visión ultra miope, acaba de iniciar una guerra comercial. Lo que están haciendo esos países no tiene nada que ver con lo que en su momento hicieron el Perú y Chile, que más bien abandonaron o condicionaron su participación en el bloque al que pertenecían cuando advirtieron que este tendía a la autarquía, y prefirieron darle prioridad a otros claramente enfocados hacia el mundo.

      Eliminar

Temas tratados en nuestro blog