jueves, 31 de mayo de 2018

Salaverry ya está en Manos Privadas

El tercer más importante puerto del país, el liberteño Salaverry, ya se encamina a recibir una multimillonaria inversión privada.

Es que hoy, en un impecable acto público organizado por Proinversión, el proyecto para desarrollarlo y convertirlo en un moderno terminal multipropósito fue adjudicado en concesión al Consorcio Transportadora Salaverry (CTS), conformado por las empresas Tramarsa y Naviera Tramarsa, ambas pertenecientes al Grupo Romero.

Dicho consorcio es el que había lanzado hace tres años una iniciativa privada autofinanciada con tal objetivo, pero, dado que luego la empresa Notable Category (filial del holding Yilport, que a su vez pertenece al Grupo Yildirim, uno de los más importantes de Turquía) también se interesó en el proyecto, hubo necesidad de convocar al proceso en el que ambas compitieron y que hoy llegó a su fin.

CTS se hizo de este al ofrecer un descuento del 10% para las tarifas máximas del servicio standard a la carga y del servicio especial de refrigerado para contenedores. Notable Category, al no ofrecer ningún descuento, quedó relegada.


El proyecto, que implicará una inversión de US$ 229 millones, contempla, en su primera etapa, ampliar a 10.5 metros la profundidad del terminal, reparar el muelle 2, instalar una grúa móvil nueva y construir silos para maíz y trigo.

En la segunda, reparar, ensanchar y extender el muelle 1, ampliando en 60 metros el frente de atraque de su sitio 1-A y dejándolo expedito para albergar grúas multipropósito de altas prestaciones y para aumentar su profundidad a 14 metros. La etapa también prevé instalar una grúa móvil nueva, construir tres almacenes techados (para soya, fertilizantes y concentrados minerales), habilitar una losa de 15 mil metros cuadrados para carga y construir un antepuerto para camiones.

Las etapas tercera, cuarta y quinta se ejecutarán según la demanda.

En la tercera se mecanizará la descarga de granel limpio (trigo, maíz y/u otros) y se instalará dos torres absorbentes en el Muelle 2 y una faja transportadora que conectará las torres con los silos de granel limpio. También se aumentará la capacidad de almacenaje de granel limpio y se construirá una batería de nuevos silos.

En la cuarta se ampliará el gate de acceso, se construirá dos calles de acceso para vehículos pesados al oeste de las actuales, se incrementará la capacidad de almacenaje y se adquirirá una grúa móvil nueva.

En la quinta se mecanizará la operación de embarque de concentrado mineral, instalándose un shiploader y una faja tubular, así como un tomador de muestras automático.

Por último, se construirá una nueva dársena, con un puesto de atraque multipropósito para naves de mayor bordo. Este tendrá 300 metros de largo, pero, al estar alineado con la extensión de 60 metros ejecutada (en la etapa 2) en el muelle 1-A, totalizará 360. La dársena tendrá un ancho mínimo de 200 metros, y una profundidad de 14, similar a la de la extensión del muelle 1-A.


Como se aprecia, se trata de un gran proyecto, que propiciará un verdadero salto cualitativo en el terminal norteño. Así, este se unirá a los puertos del Callao, Matarani, Paita, Pisco y Yurimaguas, que ya están en manos privadas, y gracias a ello recibiendo cuantiosas inversiones que los están poniendo en condiciones de eficiencia y operatividad muy superiores a las de sus épocas en manos del Estado.

1 comentario:

  1. ASI SE NACIONALIZA LA ECONOMIA PERUANA.
    GRANDE romero, GRANDE, eso es nacionalismo, puro y duro, que sigan creciendo con fuerza.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog