sábado, 11 de septiembre de 2010

Aeropuertos del Sur ya están en Manos Privadas

Una muy buena noticia se produjo hace cuatro días en el ámbito del transporte aéreo: los aeropuertos de Arequipa, Tacna, Puerto Maldonado, Ayacucho, Juliaca y Andahuaylas, pasaron a manos privadas, al cerrarse exitosamente su proceso de concesión, en el que participaron tres consorcios.
Dado que el Estado se había comprometido a aportar recursos hasta por un máximo de US$ 113.5 millones para la mejora de los referidos terminales, se tomó la decisión de elegir al postor que le permitiera hacer el mayor ahorro, es decir, el que le requiriera el menor desembolso.

Así lo hizo, y por eso ganó, el consorcio Aeropuertos Andinos del Perú (integrado por la argentina Corporación América, y la peruana Andino Investment Holding), que, al ofrecer una mayor cantidad de recursos propios, requirió del Estado un monto de sólo US$ 76.3 millones.

El muy vistoso aeropuerto de Carrasco, uno de los que opera Corporación América.

Corporación América posee amplia experiencia en el negocio. No en vano es la empresa aeroportuaria más grande de América Latina, como lo demuestra al tener a su cargo los aeropuertos de Guayaquil (el segundo más importante de Ecuador), Carrasco (el más importante de Uruguay), Zvarnots (el principal de Armenia, república de Europa oriental), y más de treinta aeropuertos de Argentina, comenzando por el de Ezeiza, en Buenos Aires.

Las Inversiones
Según la estatal Agencia de Promoción de la Inversión Privada (Proinversión), el consorcio ganador invertirá alrededor de US$ 256 millones en los 25 años de duración de la concesión.

Arequipa, Ayacucho, Juliaca y Puerto Maldonado, cuatro de los seis
 aeropuertos concesionados (Fotos: Jetphotos, Corpac y Flickr).

Los primeros US$ 50 millones, destinados a la urgente mejora de la operatividad, seguridad y presentación de los terminales, serán desembolsados en un plazo de 27 meses, contados a partir del segundo trimestre del 2011, luego de que se efectúe la correspondiente evaluación técnica.
Los restantes recursos, a ser desembolsados en el largo plazo, se destinarán a obras de mucho mayor envergadura, relacionadas con la ampliación y modernización de la infraestructura.

Las Pistas
Afortunadamente, la principal infraestructura de los seis aeropuertos, constituída por sus pistas de aterrizaje, se halla en buenas condiciones, lo que permitirá que las inversiones inmediatas se concentren especialmente en la modernización de los terminales de pasajeros, dotándolos de mejor equipamiento y mayores comodidades, a la altura de los tiempos actuales.
Con la excepción de la de Puerto Maldonado, que es de concreto, la totalidad de las pistas son asfaltadas. Todas tienen un ancho de 45 metros.
La de Arequipa (primera foto), perteneciente a uno de los principales aeropuertos del país, es una de las de mayor trajín. Tiene 2,980 metros de largo, habiendo recibido en alguna oportunidad inclusive aviones de fuselaje ancho.

La de Ayacucho (segunda foto) tiene un largo de 2,800 metros. La de Andahuaylas (tercera foto), principal pista del departamento de Apurímac, tiene una longitud de 2,500 metros.

La de Tacna (cuarta foto), también es bastante corta, pues, al igual que la andahuaylina, sólo tiene 2,500 metros de largo. Sin embargo, ello no le impide tener un movimiento bastante intenso.

Contrariamente, la de Juliaca (quinta foto) es, con sus 4,200 metros, la más larga del país, lo que se explica por sus más de 3,800 metros de altitud, situación que hace más lento el frenado de las aeronaves.

La pista de Puerto Maldonado (sexta foto) es una de las mejores del país, pues no sólo es de concreto, como dijimos anteriormente, sino que tiene una considerable longitud, de 3,500 metros.
Este aeropuerto, ubicado en una de las ciudades de más rápido crecimiento, será, sin duda, la gran puerta hacia el vecino Brasil, especialmente ahora que la Carretera Interoceánica, próxima a inaugurarse, intensificará, como no había ocurrido nunca antes, las relaciones comerciales y turísticas con ese país.

Se trata, como acabamos de ver, de un interesante grupo de aeropuertos. De ellos, creemos que destacan especialmente los de Arequipa y Puerto Maldonado. El primero, por estar destinado a convertirse, según los funcionarios del consorcio ganador, y dado su potencial para articularse eficientemente con el cono sur del continente, en un importante hub regional. El segundo, por su enorme potencial de constituirse en el punto de interconexión aérea con el nuevo mercado que se viene abriendo para nuestro país: el de Brasil.

Tras esta exitosa concesión, ya están en manos privadas todos nuestros principales aeropuertos.
Primero pasó a ellas el Jorge Chávez, que, a cargo de Lima Airport Partners, ha sido ampliado y completamente modernizado, y ahora es considerado corrientemente entre los mejores aeropuertos sudamericanos.
Luego ocurrió lo propio con un numeroso grupo de aeropuertos del norte del país (Huaraz, Cajamarca, Chachapoyas, Trujillo, Chiclayo, Piura, Tumbes, Pucallpa, Talara, Tarapoto, Iquitos), así como el de Pisco, que ahora son administrados por Aeropuertos del Perú, y que ya comienzan a exhibir los resultados de las nuevas inversiones efectuadas en ellos.
Y dentro de sólo algunos meses vendrá la que sin duda será la segunda concesión más importante del país en este rubro, cuando se licite la construcción y operación del gran aeropuerto internacional de Chinchero, llamado a ser la gran puerta de entrada a nuestros dos principales atractivos turísticos: Cusco y Machu Picchu.
Hay que recordar que también hay grandes planes para el aeropuerto de Pisco, que será convertido en un importante terminal internacional especializado en vuelos de bajo costo y con ello en una seria alternativa al Jorge Chávez.
Por su parte, en el mediano plazo nuestro principal aeropuerto será sometido a una cirugía mayor, para construirle su segunda pista y hacerle un total rediseño, que lo dejará literalmente transformado, mucho más grande y moderno que hoy.

Como se puede ver, notables cambios están aterrizando en nuestro país en materia aeroportuaria, y, gracias a las importantes inversiones derivadas de éstos, el sector comienza a despegar.

5 comentarios:

  1. ojala q nuestros aeropuertos ya no parescan esas "casitas con chimenea" ... ojala le cambien el aspecto

    ResponderEliminar
  2. La palabra es "pareZcan".

    ResponderEliminar
  3. Hola, hay un error, el aeropuerto de Guayaquil no es el más importante del Ecuador, el de Quito mueve cerca de el doble de pasajeros.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la aclaración, y disculpas por el error, amigo Anónimo. Ya hicimos la corrección.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog