sábado, 18 de septiembre de 2010

El Avance del Metro en Panorámicas Aéreas

La página web del Consorcio Tren Eléctrico, constructor de dicha monumental obra, fue renovada hace pocos días, y ahora se muestra mucho más ágil en cuanto al material presentado. Prueba de ello son las siguientes interesantísimas fotos aéreas, extraídas de allí.

Jorge Chávez, la primera de las estaciones del tramo nuevo, en la avenida Tomás Marsano. Allí ya se está colocando los andenes y también los rieles.

Viniendo de la avenida Tomás Marsano (a la derecha), el viaducto pasa sobre el óvalo de Higuereta (Los Cabitos) e ingresa a la avenida Aviación. Allí, junto al centro comercial, se construye la estación correspondiente. Cabe señalar que el óvalo constituía un bypass de tres niveles. Ahora tendrá uno más, pero de tipo ferroviario.

El viaducto en la avenida Javier Prado. Se observa la construcción de las bases para el puente que cruzará sobre la vía expresa. Al lado izquierdo de la primera foto (junto a la Biblioteca Nacional y el futuro Teatro Nacional), se construye la estación, que sin duda será una de las más importantes de la Línea 1.

Atravesando la avenida Canadá, paralela a Javier Prado.

Luego de Canadá, pronunciada y extensa curva, pasando sobre la avenida del Aire.

Espectacular serpenteo y cruce sobre el óvalo Arriola, ingresando al distrito de La Victoria.

Columnas y cabezales listos en las inmediaciones del Mercado Mayorista, rumbo a la estación final de la avenida Grau.

En tan sólo nueve meses, el viaducto en construcción que acabamos de ver estará completado, y diez, o quizá más trenes, comenzarán a circular por él. Aunque resulte difícil de creer, por fin Lima tendrá su Metro.

5 comentarios:

  1. En la última foto, toda esa zona del Mercado Mayorista debería ser volada con una bomba de neutrones, para luego construir extensas zonas verdes, en este lugar que en el Google Earth es el más horrible del planeta (busquen en Google Earth otro lugar más horrible que este. No lo encontrarán).

    ResponderEliminar
  2. Desarrollo Peruano:

    Se de la intangibilidad de las reservas internacionales, pero queria hacerles una pregunta;

    Seria posible que el estado Peruano pida un prestamo (6 mil millones de dolares) internacional para construir las 6 lineas restantes de un cocacho? Con dinero en mano tomaria mas o menos 5 años terminar la red entera, por que se trabajarian a la vez con la dinamica que se ha trabajado al linea 1, osea 24 horas al dia.

    Un precedente es China, en varias de sus ciudades han construido redes de Metro en periodos de 4 años.

    Entonces podria darse la figura de sacar prestamo, construir en todos los frentes a la vez y usar las reservas de fondo de garantia en caso no pagamos el prestamo?

    Me preguntaba eso por que nuestras reservas si siguen creciendo llegaran al 50% del PBI, eso no lo tiene ni la China, y usarlas de garantia no queire decir que las vamos a usar para pagar el prestamo.

    ya hemos sacado prestamos antes para hacer obras tontas y perderse en corrupcion, darle un metro entero a Lima seria algo bueno.

    Sobre todo que le dariamos a Lima competitividad, mover a los Limeños con rapidez, seguridad, puntualidad, limpieza, osea un revolucionario sistema que romperia el status quo al que estamos acostumbrados, de caos y desesperanza.

    gracias por su respuesta.

    Lima mi Lima

    ResponderEliminar
  3. Hacemos la jugada del prestamo, osea el gobierno central hace eso, y se manda con las 6 lineas a la vez, que se pongan meta de 2 km anual en cada ruta.

    Si la obra toma 5 anos seria meterle 1200 millones de dolares anuales.

    Si la Obra toma 10 años costaria 600 millones de dolares anuales.

    Y 600 millones para el presupuesto nacional no es mucho, sobre todo que el resultado es poner a Lima dinamica. SObre todo si el estado pone 300 y pide 300 de prestamo anual por 10 años.

    Resultado en 10 años, 7 lineas de Metro, llegamos al bicentenario con 7 lineas de Metro enteritas rodando y dando la hora en Sudamerica.

    2 km anual por ruta = 2 x 6 rutas = 12 km anuales

    12 km anuales x 10 años = 120 km de red.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Anónimo:
    Las RIN son intangibles, tanto para uso efectivo, como para ser empleadas como garantías. Su función es la de hacer frente a los requerimientos de corto plazo, así como a las contingencias que en cualquier momento pueden ocurrir, poniendo en riesgo el nuevo sol, con consecuencias impredecibles. No hay que entusiasmarse demasiado, además con un nivel de US$ 40 mil millones, que si bien es alto, ya no llega ni al 30% del PBI (pues éste ya superó los US$ 140 mil millones y cerrará el año en más de US$ 150 mil millones). Dentro de dos o tres años el producto llegará a US$ 200 mil millones, y, tan sólo para mantener la proporción actual, las RIN tendrían que acercarse a los US$ 60 mil millones. Además, no todas las RIN están disponibles para el Estado. Sólo lo está la llamada Posición de Cambio, que es un monto bastante menor.
    No hay que olvidar, de otro lado, que el país también necesita seguir concertando créditos para otros múltiples aspectos, o seguir constituyendo garantías, por lo cual es inviable que aspire a embarcarse en una deuda tan pesada en tan corto tiempo para un solo rubro. Eso elevaría nuestro nivel de riesgo país y repercutiría negativamente en nuestra calificación crediticia, con todas las implicancias que se derivarían en términos de costo financiero.
    Además, ya tocando el aspecto mismo de la construcción, hay que ver la capacidad de absorción que tiene la economía. Una inversión de esa magnitud en un plazo tan corto generaría graves problemas de desabastecimiento en las ramas de cemento y acero (tan sólo el tramo actual ha sido uno de los principales causantes del enorme crecimiento del PBI), afectando el normal desarrollo del sector construcción, y elevando, por ejemplo, los precios de las viviendas. Se generaría un grave sobrecalentamiento de la economía. Otro hecho a considerar es el caos que se produciría en la ciudad con decenas de kilómetros de vías fundamentales cerradas al mismo tiempo.
    No hay necesidad de llegar a eso. Todas las líneas del Metro deben ser construídas, pero de forma ordenada, de tal manera que, concluyendo una etapa, se pueda evaluar detenidamente los resultados y mejorar los planes hacia la que sigue. Todo eso, en su momento, paso a paso, sin poner en riesgo ni la capacidad de pago del gobierno ni desvirtuando la función de las RIN. A lo que sí debemos aspirar es a que las obras no se detengan en ningún momento: apenas inaugurado el tramo hasta Grau, ya hay que estar iniciando los trabajos hasta SJL, y luego los de la Línea 2 (no con simples locomotoras diesel y por la actual ferrovía a nivel, sino, como corresponde, con pasos a desnivel y todas las características de un real Metro); posteriormente la Línea 3 subterránea, y así sucesivamente. Una tras otra, sin parar. Esa inversión, masiva y extendida en el tiempo, ayudaría a asegurar un elevado y sostenido crecimiento del PBI. Así, casi sin darnos cuenta, podríamos llegar al bicentenario no con todas las líneas, pero sí con cuatro y quizá hasta cinco terminadas. Sin poner en riesgo de modo alguno las finanzas del país, el factor más importante de todos, pues si éstas se alteran, adiós todos los planes de desarrollo.

    ResponderEliminar
  5. Buen dato,

    Me has hecho recordar cosas que no habia tomado en cuenta.

    Muchas gracias.

    Estoy muy de acuerdo que el Metro no debe parar, linea por lineas hasta que sea terminado.

    Saludos

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog