martes, 7 de septiembre de 2010

Los Supuestos Macroeconómicos hasta el 2013

Hace pocos días fue aprobado el Marco Macroeconómico Multianual (MMM) para el período 2011-2013. El documento, preparado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), presenta una visión panorámica acerca de la probable evolución de las principales variables macroeconómicas en el mediano plazo.

Según el MMM, la inflación llegará a 2.7% en el presente año, pero bajará en los siguientes, manteniéndose en un manejable nivel de 2%.

El tipo de cambio, que este año registraría un nivel promedio de S/. 2.83 por dólar (con una caída de 6% respecto del 2009), mantendrá su tendencia a la baja, reduciéndose a S/. 2.80 en los años siguientes.

El producto bruto interno, que según la nueva estimación del MEF crecería 6.8% este año, en los que siguen lo haría a tasas de entre 5 y 6%. Tales cifras, bastante conservadoras, se explican por la incertidumbre que aún existe a nivel global.
Dicha expansión, solventada por la demanda interna, estaría apuntalada especialmente por la inversión, que luego de alcanzar el 25.1% del PBI este año, seguiría incrementándose sostenidamente, hasta llegar al 28.5% en el 2013. Lógicamente, la mayor responsabilidad de esa mejora la tendrá la inversión privada, cuya participación pasaría de 18.7% del PBI en el 2010 a 22.2% en el 2013.
Así las cosas, el PBI en dólares, que este año llegaría a US$ 148 mil millones, crecería hasta US$ 187 mil millones en el 2013, en tanto que el PBI por habitante se incrementaría del actual nivel de US$ 5 mil a uno de US$ 6,100.

En el sector externo, la brecha ahorro-inversión, reflejada en la cuenta corriente, se haría crecientemente negativa, pasando del -1.2% en este año al -3.0% en el 2013. Dicha evolución se explicaría por la sustancial reducción del saldo en la balanza comercial, que en el período considerado pasaría de ser positivo en más de US$ 5 mil millones a casi nulo. Las exportaciones se incrementarían de poco más de US$ 31 mil millones a casi US$ 40 mil millones. De la mano del fuerte volumen de inversiones, las importaciones subirían notablemente, casi igualando a las ventas externas.

La presión tributaria, actualmente en poco más de 14%, seguiría elevándose gradualmente, hasta llegar a 15.4% del PBI dentro de tres años.

El resultado fiscal, actualmente ligeramente deficitario por efecto de la política de estímulo llevada a cabo, volvería a niveles crecientemente superavitarios. Eso permitirá reducir la deuda externa de su actual nivel de 13.8% del PBI a 11.5%, y la deuda total de 23.7% a 20.0%.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog