domingo, 2 de enero de 2011

El Perú en el Ranking Latinoamericano: Rentabilidad de las Bolsas de Valores 2010

El año 2010, concluido hace apenas dos días, resultó, al igual que el 2009, muy bueno para la mayoría de las principales bolsas latinoamericanas, que obtuvieron elevadas tasas de rentabilidad, dejando atrás casi por completo las pérdidas registradas durante la etapa de la crisis internacional.
La estabilidad de las economías, su elevado dinamismo, y sus muy buenas perspectivas alentaron la inversión de cartera nacional y extranjera, propiciando el alza de las acciones y con ello el crecimiento de los índices.

La Bolsa de Valores de Lima (BVL) lideró este buen desempeño regional, con una muy significativa rentabilidad de 64.99% en soles, y 69.75% en dólares. Con ello sumó un nuevo año de gran avance, pues el 2009 ya había obtenido un altísimo rendimiento, superior a 100%.
Luego se ubicaron las de Buenos Aires (51.83% en pesos y 42.68% en dólares), Santiago (37.59% en pesos y 49.18% en dólares) y Colombia (33.57% en pesos y 41.98% en dólares).

Las dos bolsas más grandes registraron los rendimientos más bajos. La de México obtuvo uno de 20.02% en pesos y 27.24% en dólares, en tanto que la mayor de todas, la de Sao Paulo, logró un ínfimo 1.04% en reales y un muy modesto 6.14% en dólares.

Los mayores rendimientos en dólares registrados en la mayoría de países reflejaron el fortalecimiento de sus monedas frente a la divisa norteamericana. Argentina fue la excepción, pues allí la depreciación del peso redujo la tasa de ganancia en términos de la moneda extranjera.

3 comentarios:

  1. Sería muy útil para los no iniciados en temas económicos, que brindaran información sobre quiénes son los beneficiados con estas ganancias, cómo se puede acceder a ellos con montos mínimos y si esto influye en el país o es sólo un negocio de especulación.
    Felicito su página por la valiosa información contenida y gracias anticipadas por la rspuesta.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Anónimo: sin perjuicio de tomar tu idea y dedicar una nota al tema en el blog de consultas (idóneo para notas de ese tipo y al que lamentablemente no le estamos dedicando la atención que merece) aquí intentaremos una breve explicación.

    Los beneficiados con estas ganancias de la bolsa son todos aquellos que invierten en la compra de acciones, desde los grandes propietarios de las empresas (poseedores del mayor número de acciones) hasta los pequeños accionistas que compran pequeños montos (entre estos últimos se hallan los aportantes a las AFP, que poseen, gracias a las masivas compras efectuadas por estas entidades, acciones de diversas empresas). Todos ellos, sin excepción, se benefician con estas alzas, proporcionalmente al número de acciones que posean. Algunos se beneficiarán con ganancias superiores al 100%, otros con unas de 20% o menos, e inclusive algunos pocos perderán. Pero, en promedio, pues eso es lo que refleja la variación del Índice General, la ganancia para alguien que tuvo en sus manos acciones desde el principio hasta el fin del 2010, habrá sido de 64.99%.
    Esa ganancia significa, entre otras cosas, que las empresas peruanas valen más que antes (pues así las valoriza el mercado), y que las AFP tienen ahora, en favor de sus afiliados, un fondo de pensiones superior en varios miles de millones de dólares al de un año antes.

    Por otro lado, si bien se puede acceder a la bolsa (a través de las Sociedades Agentes de Bolsa) con montos bastante pequeños (digamos S/. 2 mil), en estos casos es preferible acceder a ella de manera indirecta, a través de los fondos mutuos, tanto por su menor costo de entrada y salida (comisiones), como porque al ingresar a una de estas entidades se puede encontrar la vital diversificación. Esto se debe a que en ellas no se adquiere una sola acción, sino toda una cartera de acciones (cosa que no se podría lograr directamente en la bolsa con un monto tan pequeño). Esa diversificación es fundamental para minimizar el riesgo de pérdidas.

    Por último, si bien es innegable que tiene algo de especulación, pues nunca faltan quienes buscan ganancias ultra rápidas, la inversión en bolsa es básicamente una muy seria actividad de financiamiento empresarial, de la cual se puede esperar excelentes rentabilidades de largo plazo. Cuando uno compra acciones, está aportando capital a las empresas, o en todo caso contribuyendo a dinamizar el mercado secundario, haciendo que los papeles que estas emitieron anteriormente tengan más liquidez.
    Para decidir a cuál empresa ingresar, uno no se puede limitar a un simple ejercicio de apuesta y especulación, sino, pensando en el largo plazo, llevar a cabo un análisis en base a los fundamentos de la empresa, el sector al que pertenece, las perspectivas del país, la coyuntura internacional, etc. Ese análisis lo puede hacer uno mismo, si es conocedor, o el funcionario de la SAB o el Fondo Mutuo.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, no solo por haberse tomado la molestia de responder, sino también, por la forma tan clara que -estoy seguro- ha dado luces a todos los lectores que seguimos día a día su blog.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog