martes, 23 de septiembre de 2014

La Competitividad Peruana 2014 en Detalle

Hace poco más de un par de semanas, gracias al Informe de Competitividad Global 2014-2015 del World Economic Forum (WEF-Foro Económico Mundial), comprobamos (ver aquí) que el Perú retrocedió cuatro puestos el último año en la materia.
En esta ocasión, con base en la valiosa información del citado documento, verificaremos cómo es evaluado en los numerosos rubros específicos contemplados en el estudio.

Como pudimos apreciar, sobre un puntaje de 1 (el más bajo) a 7 (el más alto), nuestro país obtuvo 4.24, con lo cual se deslizó hasta el puesto 65 del mundo .
Como también constatamos, el WEF considera tres aspectos para la elaboración de su índice y ranking: Requisitos Básicos, Mejoradores o Potenciadores de la Eficiencia, e Innovación. En ellos, el Perú logró puntajes de 4.5, 4.2 y 3.3, respectivamente.

Luego de la explicación, detallemos los numerosos elementos que componen cada uno de esos aspectos. Dado que son sumamente claros y descriptivos, no requieren mayor explicación, por lo que nos limitaremos a señalar aquéllos en los cuales el Perú destaca o más bien aún tiene problemas.

Requerimientos Básicos
En este aspecto, la mejor calificación peruana está en los pilares de Ambiente Macroeconómico, donde obtiene 5.9 puntos (y ocupa el puesto 21 en el mundo), y Salud y Educación Primaria, donde obtiene 5.4.  En cambio, sus puntos débiles están en los de Infraestructura (3.5) e Instituciones (3.3).

Sus rubros específicos más destacados son los de Fortaleza de la Protección a los Inversionistas (donde obtiene 7.0 puntos sobre 10 y se ubica en el puesto 16), Resultado del Presupuesto Público (puesto 17), Peso de la Deuda Gubernamental (19), Eficacia de los Consejos de Administración (31) y Calificación Crediticia (41).

Contrariamente, sus puntos más débiles, y por ende sus peores ubicaciones en el ranking tienen que ver con la Fiabilidad del Servicio Policial (puesto 137), Calidad de la Educación Primaria (136), Crimen Organizado (135), Credibilidad Pública en los Políticos (131), Costo del Crimen y la Violencia para los Negocios (127), Carga de las Regulaciones del Gobierno (127), Costo del Terrorismo para los Negocios (124) e Independencia Judicial (124).

Mejoradores o Potenciadores de la Eficiencia
En este aspecto, nuestro país obtiene su calificación más alta (4.5) en los pilares de Desarrollo del Mercado Financiero, Tamaño del Mercado y Eficiencia del Mercado de Bienes. La más baja (3.3) la obtiene en el de Disposición Tecnológica.

Sus mejores notas específicas las logra en el Índice de Derechos Legales (7 puntos sobre 10), Solidez de los Bancos (5.8  puntos sobre 7), Flexibilidad en la Determinación de los Salarios (5.4), IED y Transferencia de Tecnología (5.1), Intensidad de la Competencia Interna (5.1) y Prevalencia de la Propiedad Extranjera (5.0). Las mejores ubicaciones mundiales las obtiene en IED y Transferencia de Tecnología (27) y Solidez de los Bancos (29).

En cambio, sus más bajas calificaciones las recibe en Calidad de la Educación Matemática y Científica (2.3 puntos y puesto 139) y Calidad del Sistema Educativo (2.5 puntos y puesto 134).


Factores de Innovación y Sofisticación
Este último aspecto, propio de los países más desarrollados, es, como vimos al inicio, aquél en el que nuestro país obtiene su más baja calificación.
Aquí, en el pilar de Sofisticación de los Negocios, consigue 3.9 puntos, y en el de Innovación apenas 2.8.
Sus rubros más destacados son los de Cantidad y Calidad de los Proveedores Locales, en los cuales figura con puntajes de 4.7 y 4.6, respectivamente. Los más deficitarios, en cambio, son los referidos a los vitales temas de Gasto de las Empresas en Investigación y Desarrollo (2.6 puntos) y Calidad de las Instituciones de Investigación Científica (2.9).


El Informe también incorpora una encuesta, realizada entre empresarios del país, a quienes se pidió que mencionen (ponderándolos del 1 al 5) los cinco factores que, en su opinión, más perturban el desarrollo de los negocios. Los resultados fueron los siguientes:


Como se puede ver, la ineficiencia de la burocracia gubernamental, la corrupción y las rigideces en el mercado laboral son considerados, tal como en el año anterior, los factores más problemáticos, con porcentajes de 21.8%, 15.1% y 12.2%, respectivamente. Eso denota un fuerte empeoramiento de 2.2 puntos en el primero de los factores nombrados respecto del año previo pero también una mejoría de 0.6 puntos del segundo y de 1.9 puntos del tercero.
También son mencionados, aunque con porcentajes menores, la insuficiente infraestructura, la inadecuada capacitación de la fuerza laboral, el crimen y el robo y las regulaciones tributarias. En todos ellos hay que poner mucho énfasis.

Eso es, en resumidas cuentas, lo que dice acerca del Perú el informe de competitividad del WEF. Después de haber revisado las múltiples e importantes variables que toma en cuenta, queda claro lo fundamental que resulta para nuestro país, y cualquier otro, lograr mejoras en el tema. Si bien se puede expresar una cierta satisfacción por los pequeños avances registrados en diversos aspectos, también es imperativo desplegar los mayores esfuerzos posibles en los numerosos aspectos en los cuales subsisten notorias deficiencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog