jueves, 18 de septiembre de 2014

Las Grandes Grúas del Muelle Norte del Callao

En abril del año 2011 se adjudicó la concesión por 30 años del denominado Terminal Norte Multipropósito del puerto del Callao, en mayo del mismo año firmó el respectivo contrato y en julio inició operaciones allí. Desde entonces, el consorcio APM Terminals Callao, liderado por la homónima empresa danesa (una de las líderes mundiales en el negocio) ha efectuado importantes inversiones en ese amplio espacio de nuestro primer puerto.

El contrato establecía que la empresa debería invertir US$ 750 millones en el proceso de construcción de la nueva infraestructura, pero a fines del 2011 ésta decidió incrementar el monto hasta US$ 850 millones.

Las dos primeras etapas (I y II), que vienen implicando un desembolso de unos US$ 350 millones, se centran en los muelles 11 (de granos, situado junto al Muelle Sur) y 5 (el muelle norte propiamente dicho).

Las primeras de esas inversiones se destinaron a mejorar las vías de acceso al puerto (principalmente en la avenida Manco Cápac), a construir el nuevo edificio administrativo de la empresa y a la compra de equipos especializados, como apiladores para contenedores, montacargas y camiones para movilizar estas cajas metálicas dentro del terminal. Además, a la modernización y mejora de todos los procesos, con la adquisición de equipos y software de última generación.

Las siguientes se han ido destinando a obras y equipamientos cada vez más importantes. Por ejemplo, a la ampliación de los patios de contenedores y a la demolición y acondicionamiento de la antigua estación de trenes Guadalupe, que por su gran tamaño y hallarse en la zona de ingreso servirá como antepuerto, en el cual habrá oficinas administrativas, comedores, talleres y demás servicios, así como zonas de estacionamiento para camiones, lo que permitirá liberar otras áreas.


Interesante video del 2013 mostrando las diversas operaciones en el muelle.

Otra inversión fundamental de la segunda etapa se efectuó el año 2013, con el dragado a 16 metros de profundidad (frente a los 12.5 anteriores, y dos metros más de lo que exigía el contrato) en la zona del muelle 5, en sus amarraderos 5D y 5E, con el fin de dejarlos expeditos para las obras de ampliación que se han venido ejecutando luego. La imagen satelital adjunta, captada hace varios meses, muestra cómo se instalaba los 296 pilotes que constituirían la base para el nuevo amarradero 5E, lo que además estaba implicando incrementar el ancho del muelle, que luego también será ampliado en el sector del amarradero 5C).

En abril del año 2012 se instaló en el amarradero 5D dos grandes grúas móviles Super Post Panamax de marca Liebherr, a las cuales en junio del presente año se les sumaron dos del mismo tipo. Con ello, el referido espacio acumuló seis grandes grúas, teniendo en cuenta que en su otro lado (amarraderos 5A y 5B) dispone de las dos grúas pórtico azules Panamax adquiridas el año 2009.

A la fecha, el amarradero 5E, de 250 metros de largo, está totalmente concluido, y por sus flamantes rieles ya se deslizan las cuatro gigantescas grúas celestes que llegaron al país hace tres semanas y se pueden ver en la foto adjunta.

Las grúas son del tipo Super Post Panamax, y por ende superan en tamaño tanto a las otras dos del Muelle 5 (que son Panamax) como a las seis del Muelle Sur (Post Panamax). Al igual que todas ellas, fueron fabricadas por la empresa china ZPMC, una gigante mundial del rubro.

Por la gran longitud de su brazo metálico (68 metros), podrán atender inclusive a los buques de más reciente aparición, los Triple E, que transportan 18 mil contenedores alineados en 23 filas (en contraste, las grúas con las que el muelle viene operando a la fecha sólo tienen alcance para 16 filas), Cada una costó alrededor de US$ 7 millones, posee una capacidad de carga de 100 toneladas y puede izar dos contenedores al mismo tiempo. Durante los siguientes cuatro meses estarán en fase de prueba,

El buque que trasladó hasta el Callao dichos enormes equipos hizo lo propio con seis grúas de patio (RTG), que al igual que las seis recibidas en junio son eléctricas y prestarán apoyo a las primeras en el muelle 5E. Dichas grúas se suman a las dos adquiridas por Enapu el año 2009.

La evidente ventaja de haber concesionado el muelle norte al sector privado.

La idea es duplicar en los siguientes dos años la capacidad de carga anual del muelle. Así, en materia de movimiento de contenedores se aspira a crecer desde los 800 mil TEU (contenedores de 20 pies de largo) actuales a 1.6 millones en el 2016. Con ello se logrará la misma capacidad del Muelle Sur y, por ende, la posibilidad de entablarle una dura competencia, lo que, en la forma de mejores tarifas y servicios, beneficiará a todo el país. Para el año 2014 la meta está puesta en triplicar la capacidad de carga actual y llevar a 2.9 millones la cifra de TEU movilizados.


Además, una parte importante de lo invertido se viene destinando a las obras en el ex muelle 11 (el contiguo al Muelle Sur, y que se señala en el gráfico adjunto). Allí se demolió el anterior muelle de granos y se viene construyendo uno nuevo, que tendrá 285 metros de largo y estará dotado de moderno equipamiento. Eso incluye una faja transportadora subterránea (que lo conectará con un silo de 25 mil toneladas de capacidad) y aparatos de descarga y succión, para permitir el rápido embarque y desembarque de granos.

Eso es lo que se viene haciendo por ahora, como parte de las etapas I y II del contrato de concesión, las mismas que quedarán completadas a fines del próximo año. Pero, pero como veremos en una entrega posterior, hay mucho más, tanto por lo que corresponde a las siguientes etapas del contrato como por interesantes iniciativas propias de la empresa.

Fotos: Andina y APM Terminals

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog