domingo, 14 de septiembre de 2014

Se Fue un Buen Ministro de Economía

Luis Miguel Castilla, quien se desempeñó como Ministro de Economía desde julio del año 2011, cuando tomó el mando el presidente Humala, acaba de dejar el cargo.

Consideramos que desempeñó una buena gestión en el despacho más importante del gabinete, no obstante haber tenido que confrontar un entorno internacional sumamente complejo, en el que el recrudecimiento de la crisis global y la nueva política monetaria de Estados Unidos debilitaron las economías de nuestros principales socios comerciales, reduciendo su demanda de nuestros más importantes productos de exportación, y con ello sus precios.

Pese a esa difícil situación, que impactó en nuestra balanza comercial y cuenta corriente, y también en los ingresos fiscales, la economía peruana siguió creciendo, mantuvo su estabilidad y no se desvió de su rumbo. Si bien se expandió a tasas mucho menores que las de años previos, lo hizo a mayor velocidad que la mayoría de países, lo que resulta sumamente meritorio teniendo en cuenta que el Perú fue uno de los más afectados por la adversa coyuntura externa. Ello permitió, además, seguir reduciendo la pobreza en cada uno de los tres años transcurridos desde el 2011.

Por si fuera poco, Castilla supo lidiar bien con la dificultad de trabajar bajo las órdenes de un presidente cuyas concepciones económicas iniciales diferían considerablemente de las suyas y de las liberales y de apertura que el país había venido aplicando desde la década de 1990. Con mucho tacto y capacidad de persuasión, el hoy ex ministro no sólo supo convencer al mandatario para que no se apartara de esa saludable línea, sino inclusive para que diera pasos adicionales en materia de liberalización, por ejemplo con la puesta en vigencia de varios TLC, la concreción de la Alianza del Pacífico, la dación de medidas que faciliten la inversión privada, o la que permitirá incrementar la participación privada en Electroperú y otras empresas públicas.

Y hoy se retira habiendo dejado presentado el proyecto de presupuesto para el año que viene, y cuando la economía, de la mano de importantes proyectos de inversión privada, comienza a mostrar signos de recuperación, luego de varios meses sumamente difíciles.

Afortunadamente, al renunciante ministro lo reemplaza otro de trayectoria y solvencia técnica tan reconocidas como la suya. Hablamos de Alonso Segura, un economista liberal de amplia experiencia en los sectores privado y público, y quien hasta hoy se había desempeñado como jefe de su gabinete de asesores. Eso asegura la continuidad de una política que, al margen de eventuales dificultades (muchas de ellas de origen exógeno) y de afinamientos y correcciones que sin duda requiere, es la que más le conviene al país.

Fotos: Andina

3 comentarios:

  1. Este (excelente) blog se ha mantenido exento de temas politicos de manera directa, ese buen tino y la calidad de los posts que nos acercan la economia local y mundial a quienes no la entendemos profundamente es la clave de su exito. Espero que no comentan el error de darle un matiz politico involuntario a su contenido, entiendo que se quiere reconocer el profesionalismo del ex ministro, aun asi, es inevitable entrar en terreno politico. Tal vez una discreta mencion en el post mas reciente hubiese bastado, no olvidemos que cuando se quiere distorsionar las buenas intenciones, habra gente de sobra dispuesta a hacerlo. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Mas bien fue Castilla quien se alineo a diversificar la matriz criolla de vender piedras sin industrializarlas.
    Para entender al nacionalimos dense una vuelta por Korea del Sur, con ello entenderan cual es el plan de largo plazo del Nacionalismo en el Peru(fuerte presencia del estado en infraestructura, educacion, explotacion de recursos naturales y empresa privada nacional(sino de que vale haber nacido en el Peru)), ojo decarta todo acto de corruptela y veras como el Peru de los Incas, del Virreynato, vuelve a tomar su lugar de cultura rectora en Sudamerica que se perdio con el republicanismo.
    Saludos y adelante, no queda otra.

    ResponderEliminar
  3. ¿Buen Ministro? ¿Para quien? redefinamos que cosa es bueno,por que este señor se dedico a facilitar negocios a sus amigos de toda la vida,empresarios caciquistas de mentalidad del siglo xix,este señor vivio de espaldas a la realidad,vendiendo humo a los Peruanos,sus constantes negativas a subir los salarios,y su desesperamente forma de mentir,lo han hecho un hombre lamentable. Se fue por que la presion comenzo a caer en el,y sus problemas con los lobbies comenzaron a salir a la luz,provecho con la puerta giratoria,pero suerte a un traidor a la patria,jamas se le desea.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog