lunes, 1 de febrero de 2016

El Asombroso Gabinete de la Revolución Bolivariana

Un ministro de economía que dice que la inflación (que en su país ya llega al 200%) no existe, y que el asunto no se debe a un desequilibrio entre la oferta y la demanda, sino a sabotajes y guerras económicas de los grupos de poder y demás enemigos de la "revolución".

Un ministro de trabajo que dice que los barredores de las calles deberían ganar igual o más que los médicos.



Y ahora una ministra de salud que menciona que la escasez de medicamentos se debe a que la población consume un número demasiado elevado de éstos. Como para que no queden dudas acerca de los disparates que se le pueden ocurrir a una persona cegada por el fanatismo, no ha tenido mejor idea que recomendar a sus compatriotas cepillarse los dientes sólo una vez al día, pues hacerlo tres veces ("como nos ha enseñado el capitalismo salvaje") es lo que genera la escasez del producto.



Créalo o no, esos casos, más propios de una historia tragicómica que de la vida real, se están produciendo actualmente. ¿Dónde? En el país donde el comandante Chávez instauró hace diecisiete años la "Revolución Bolivariana" y el "Socialismo del Siglo XXI", y donde su actual sucesor, Nicolás Maduro, férreo continuador de ese irracional sistema económico, está a punto de naufragar con la hiperinflación más alta del mundo y con una actividad productiva en total desplome. Algo parecido a lo que ocurrió en nuestro país durante las infames décadas de 1970 y 1980, como consecuencia de las nefastas políticas económicas de Juan Velasco y Alan García.

Ojalá pueda terminar pronto la pesadilla del querido pueblo venezolano. Ello podría hacerse de la noche a la mañana, simplemente eliminando los absurdos controles de precios y estableciendo el sencillo pero infalible régimen de precios libres. Pero, dada la necedad del gobierno y su incapacidad para comprender algo tan obvio, todo indica que será la oposición, reciente ganadora de las elecciones parlamentarias y con capacidad para convocar un referendum revocatorio, la que se encargará de poner fin a tan tormentoso sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog