viernes, 25 de marzo de 2011

Los Grandes Proyectos de Inversión que se Vienen

¿Por qué la economía peruana es una de las más dinámicas del mundo? Entre otras cosas, por las grandes inversiones que viene captando, en el marco de un modelo que ofrece reglas claras de juego. Es sabido que la inversión es un componente fundamental del producto bruto interno. Cuanto más abundante es, mejores perspectivas de crecimiento tiene una economía. Y entre la inversión pública y la privada, esta última es, de lejos, la más importante, pues ofrece posibilidades muy superiores a la pública, necesariamente limitada por la proverbial carencia de recursos fiscales.

Siendo así, el cuadro siguiente, publicado hoy por el Banco Central de Reserva en su Informe de Inflación, que muestra los grandes proyectos privados a desarrollar en el corto plazo, permite tener una buena referencia acerca de lo que le espera, en cuanto a crecimiento, a nuestra economía.

Grandes proyectos, multimillonarias inversiones (hacer click para ampliar).

Se puede ver en él los megaproyectos mineros de Las Bambas y Toromocho, que aportarán grandes ingresos por canon y regalías a Apurímac y Junín, respectivamente; el gasoducto andino del sur, que revolucionará el suministro energético de Cusco, Puno, Arequipa, Moquegua y Tacna; la ampliación del gasoducto que llega a Pisco, que asegurará el abastecimiento limeño y de la zona central, y permitirá la construcción de las petroquímicas (una de las cuales figura en el cuadro), incluida una de etano, que nos convertirá en país productor de plásticos; la construcción del oleoducto desde el Lote 67, cuyas reservas permitirán duplicar la producción de petróleo; la impresionante Vía Expresa Línea Amarilla en Lima, que incluirá un túnel por debajo del río Rímac; múltiples centrales eléctricas (hidráulicas y térmicas); diversas plantas que permitirán procesar los fosfatos de Bayóvar; el muelle de minerales en el Callao; el nuevo muelle de Paita (que incluirá dos grúas pórtico); un tramo de la Autopista del Sol, que cuando esté concluida unirá, con sus dos calzadas, Lima y Sullana; la planta de tratamiento de aguas residuales de La Taboada, en el Callao, que permitirá descontaminar, por fin, las playas de Lima; la culminación, en su tramo puneño, de la Carretera Interoceánica del Sur; y muchos proyectos más, que demandarán inversiones de miles de millones de dólares. Montos que el Estado jamás estaría en capacidad de invertir.

Mérito de una política económica que, consciente de las realidades económicas y las limitaciones fiscales, propicia este fundamental aporte de capitales. Esta política ya tiene veinte años de vigencia y, a la luz de los logros que todos le conocemos y de las perspectivas que se abren con proyectos como los reseñados, debe continuar.

2 comentarios:

  1. Me parece muy bien que nuestro país se desarrolle y es necesidad que esta politica continue

    ResponderEliminar
  2. Si sale humala olvidemos de todo lo progresado, lamentable la mentalidad de nuestros peruanos.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog