viernes, 11 de marzo de 2011

El Callao Amplía su Bocana y su Profundidad

Con un Muelle 5 que ha mejorado su infraestructura, y con su gran Muelle Sur (foto superior, el más importante de todos) construido hace menos de un año, el Callao ha ampliado notablemente su capacidad instalada y está hoy en aptitud de recibir muchos más buques, y mucho más grandes, que antes. Muestra de ello es la reciente decisión (ver aquí) de las navieras CSAV, CMA, CGM y China Shipping, de comenzar a ingresar regularmente al terminal con buques de 6,500 TEU (contenedores de 20 pies ó 6 metros de largo).

Sin embargo, eso no es suficiente, pues se requiere seguir mejorando las condiciones en el resto de la rada, pues estas aún no se hallan a la altura de las circunstancias, ni mucho menos de los requerimientos futuros.

La actual bocana, ya demasiado estrecha.

A eso apuntan los trabajos iniciados en diciembre del 2010 en la bocana o zona de ingreso al puerto.
Estos, que demandan una inversión de US$ 62 millones, tienen por objeto, de un lado, ampliar dicha "puerta de rocas", que, construida en una época de buques mucho más pequeños, ya resulta totalmente estrecha para las exigencias actuales, en la que los buques pueden llegar a tener (ver aquí) casi 60 metros de ancho. Así, su ancho en la zona de superficie, que a la fecha es de 140 metros (solo 100 en el fondo marino, pues los rompeolas son cerros de rocas) pasará a ser de 240 (200 en el fondo). Tal como se aprecia comparando la foto satelital y la infografía, el rompeolas norte será recortado, en tanto que el sur será recortado y rediseñado, extendiéndose más en dirección oeste. Además, ambos serán reforzados, dado que se hallan bastante deteriorados.

Ampliación de la bocana y dragado del acceso y del interior de la rada. (Imagen: APN)

Paralelamente, se está dragando el fondo marino, de tal modo que tanto el canal de entrada (la zona por la cual los buques ponen proa al puerto), como la zona de maniobras y la zona conexa a los muelles dejen atrás los 14 metros de profundidad y alcancen los 16, como ya los tiene la zona de acoderamiento del Muelle Sur.

Asimismo, gracias a los trabajos, el canal ya no tendrá los escasos 1,030 metros de longitud de antes, sino 2,200. Es decir, a 2.2 kilómetros de distancia del puerto los buques ya tendrán óptimas condiciones de navegabilidad y seguridad, pues habrá una vía de ingreso de gran profundidad y un mejorado sistema de señalización y balizaje, que permitirá operaciones seguras a cualquier hora.

El puerto, con sus ocho grúas (al fondo) y su bocana en ampliación (Foto: APN)

Según lo estipulado en el contrato, los trabajos culminarán aproximadamente a mitad del presente año. Desde ese momento, el Callao podrá recibir buques mucho más grandes, del tipo Post Panamax, hasta de 350 metros de largo, 14 metros de calado y capaces de transportar 8 mil TEU (contenedores de 20 pies ó 6 metros de largo). Todos ellos podrán maniobrar con toda comodidad al interior de la rada. El Muelle Sur, actualmente ya preparado para recibir buques de ese tipo, por fin podrá operar a plena capacidad (lo que sin duda lo incentivará a apresurar la construcción de su segunda etapa), en tanto que el proyectado y gigantesco Muelle Norte, a punto de ser concesionado, tendrá, con esa mejorada capacidad, un atractivo adicional para su concreción.
Así, camino a convertirse en uno de los puertos de aguas más profundas del continente, y con grandes proyectos en espera, el terminal chalaco tiene el camino expedito para seguir avanzando hacia su meta de constituirse en un gran hub sudamericano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog