sábado, 17 de octubre de 2015

La Necesidad de Más Antenas

Nuestro país viene incrementando notablemente su cobertura en el campo de las telecomunicaciones. Tanto la densidad en telefonía celular e Internet, como la calidad de estos servicios, son hoy mucho más altas que en la década pasada.



Pero aún falta avanzar más, para que un porcentaje mayor de la población resulte beneficiada, y también para que ello ocurra en mejores condiciones, con una señal que llegue nítida y clara, sin ausentarse o interrumpirse con frecuencia, como es usual hoy.

Las empresas privadas que participan en ambos mercados, tanto las antiguas como las de más reciente incursión, están invirtiendo fuertemente para alcanzar los objetivos de expansión a los que se comprometieron en sus contratos de concesión. Muchos millones de dólares están siendo volcados a la construcción de modernas instalaciones y a la incorporación de la más avanzada tecnología.

Pero se enfrentan a la empecinada negativa de los pobladores, de los más diversos lugares del país, a que las antenas que permitirían difundir las señales se ubiquen cerca de sus lugares de residencia. Esta conducta se está convirtiendo en uno de los más grandes escollos para el avance en este rubro, impidiendo instalar las más de catorce mil antenas adicionales requeridas para que el servicio sea óptimo.

Por ello, es plausible que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones haya iniciado una campaña de difusión en la que explica, de una manera didáctica y sencilla, pero a la vez basada en datos de organismos internacionales especializados en la materia, que su instalación no constituye riesgo para la salud, pues los niveles de radiación que emiten son inclusive menores que los de aparatos domésticos como los hornos de microondas, y están muy por debajo de los niveles máximos permisibles señalados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ojalá se imponga la cordura. Al lograrse una mayor capacidad instalada, con antenas distribuidas mucho más adecuadamente y más cerca unas de otras, ninguna de ellas tendrá que trabajar (como viene ocurriendo ahora) a toda su potencia para llegar a los usuarios, lo que será beneficioso para la salud de todos. Adicionalmente, y esto no es poca cosa, el país podrá comunicarse mejor.

2 comentarios:

  1. Al estar mas cerca igual le aumentaran la potencia para transmitir mayor volumen de bytes y a mayor velocidad, o creen que le pondran limite a la velocidad? eso seria ser muy ingenuo, a quienes quieren favorecer en perjuicio de la salud de las personas. Porque nose busca el cableado antes de lo inalambrico, claro porque es mas caro, el problema siempre a sido el dinero antes que la persona.

    ResponderEliminar
  2. ¿Porque nose busca el cableado antes de lo inalambrico?
    Se llaman teléfonos fijos. Francamente es una pérdida de tiempo leer sus comentarios

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog