viernes, 7 de abril de 2017

Siete Grandes de América Latina: Inflación Anual (a Marzo del 2017)

Al término del primer trimestre, Chile se mantiene con la inflación más baja de las siete principales economías de América Latina. En efecto, luego de una tasa de 0.38% en marzo, acumula sendas tasas de 1.16% en lo que va del año y 2.74% en los últimos doce meses.

El Perú se ubica segundo en esta lista que mide la estabilidad macroeconómica (considerando que la inflación es el gran termómetro de lo que acontece en el mercado con las poderosas fuerzas de la oferta y demanda globales).

Ello ocurre pese a que la tasa mensual se disparó en marzo, por efecto del gran número de carreteras bloqueadas por los deslizamientos de cerros y los desbordes de ríos, situación que impactó severamente en los precios de los alimentos y diversos servicios. Con ello, la tasa acumulada en el trimestre ascendió a 1.87% y la del período anual a 3.97% (casi un punto por encima del rango meta).

Luego se sitúa Brasil, que con datos cada vez más alentadores sigue consolidando la fuerte y sostenida disminución que ha venido registrando en los últimos meses, demostrando que el programa económico de su nuevo gobierno está teniendo mucho éxito en este particular ámbito. Con su dato mensual de 0.25%, el anual ahora es de sólo 4.57%, lo que le permite mantener la tercera posición regional.

Después figura Colombia, que al haber registrado en marzo un dato muy inferior al de febrero, ha logrado reducir sustantivamente el anual, que ahora ya es bastante menor de 5%.

Posteriormente se ubica México, que, como parte del proceso de apertura y sinceramiento de precios de su sector energético, al principio del año decretó una fuerte alza del precio de los combustibles, la misma que ha continuado impactando su índice, como lo refleja el hecho de que la inflación mensual de marzo resultó levemente mayor que la de febrero. Con ello, su tasa anual se siguió alejando del rango meta de entre 2 y 4% establecido por su banco central, pues pasó de 4.86% a 5.35%.

En el penúltimo lugar aparece Argentina, cuya tasa mensual de enero había sido de 1.30%, pero lamentablemente en febrero y marzo ha superado el 2%, debido a los desembalses que sigue haciendo el gobierno en aras de sanear la situación fiscal, aspecto clave para luchar contra el exceso de demanda que genera el alza de precios.

Cierra la tabla Venezuela, país de economía colapsada que no presenta datos oficiales, y para el cual sólo queda especular acerca de qué tan enorme sería su hiperinflación actual.

Nota: el texto y cuadro de este artículo fueron actualizados el 12 de abril, para incluir el dato argentino, recién publicado ese día por el INDEC.

1 comentario:

Temas tratados en nuestro blog