domingo, 20 de diciembre de 2009

El Perú en el Ranking Latinoamericano: Calificación Crediticia (Diciembre del 2009)


En julio del 2008, cuando Standard and Poor's promovió al Perú al Grado de Inversión, elaboramos, en nuestro ranking semanal, un cuadro (ver aquí) con las calificaciones otorgadas por las tres grandes agencias mundiales (S&P, Fitch y Moody's) a cada uno de los países latinoamericanos.
Ahora que Moody's acaba de hacer lo propio con nuestro país, aprovecharemos para actualizar nuestro cuadro y ver si han habido cambios respecto de la situación anterior.

Como se sabe, la calificación crediticia constituye la nota que estas agencias especializadas asignan a los países teniendo en cuenta su capacidad de pago de la deuda. Ello implica un completo análisis no sólo de su situación económica y financiera, sino también de todos los aspectos capaces de influir en esta, por ejemplo, los eventos sociales y políticos. Por lo tanto, constituye una verdadera radiografía del país. De allí su importancia.

Cuanto más elevada la calificación, mejor reputación alcanza el país y más confianza genera en la comunidad financiera internacional, convirtiéndose en un mejor sujeto de crédito y en un mejor destino para las inversiones. Por eso el afán de estos de ascender posiciones y alejarse del Grado de Especulación, para acercarse más bien al ansiado Grado de Inversión, tal como ya logró hacerlo nuestro país.


La tabla nos muestra que sólo hay cuatro países latinoamericanos en esa privilegiada posición. El primero es Chile, que se halla a unos cuatro escalones de distancia de México y a unos cinco de Brasil y el Perú. El país del sur comenzó antes que todos una política económica seria y ahora cosecha los resultados, reflejados en elevados montos de inversión extranjera y masivos flujos de capital, a un costo menor que el de sus pares de la región. Respecto del cuadro anterior, Chile ha mejorado su calificación, pues Moody's la pasó de A2 a A1. En cambio, México, severamente afectado por la crisis norteamericana, vio cómo S&P y Moody's disminuyeron la suya, degradándola de BBB+ a BBB.

Brasil y el Perú, que se hallan muy parejos en la calificación, con una nota exactamente igual, este año fueron promovidos al Grado de Inversión por Moody's, la única de las tres grandes agencias que aún no lo había hecho.

Todos los restantes países latinoamericanos se hallan en el Grado de Especulación, nivel reservado para los que, por su situación económica y financiera, no inspiran el mismo nivel de confianza en cuanto al cumplimiento de sus obligaciones ni para captar un nivel adecuado de inversiones. De ellos, Colombia y Panamá están a solo un escalón del Grado de Inversión, en opinión de S&P y Fitch.

Los demás, en cambio, tienen perspectivas más complicadas, habiendo países como Ecuador, Cuba, Nicaragua, Honduras, Paraguay, Bolivia y la mismísima Argentina, con una calificación bastante deplorable, que, al reflejar una escasa capacidad de honrar sus compromisos financieros, limita notablemente su acceso al crédito y a la inversión extranjera.

1 comentario:

  1. Que bueno es figurar entre los primeros; eso le da una imagen especial a nuestro pais, mostrandolo como muy serio en el aspecto economico.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog