jueves, 24 de diciembre de 2009

Metro de Lima: Se Firmó el Contrato para Construirlo

El día de ayer, el Metro de Lima, más conocido como Tren Eléctrico, que había permanecido diecinueve años convertido en un proyecto semi abandonado, retornó a la vida, pues el consorcio Tren Eléctrico Lima (conformado por la brasileña Odebrecht y la peruana Graña y Montero) y el Ministerio de Transportes y Comunicaciones firmaron el respectivo contrato de construcción de las obras civiles y electro mecánicas de gran parte de la Línea 1, la que va desde Villa El Salvador (VES) hasta la avenida Grau, en un recorrido de 21 kilómetros de largo.


Hasta aquí llega hoy el tren: estación de Atocongo.

Dichas obras, que se iniciarán casi de inmediato (en la primera semana de enero), y que se ejecutarán a la máxima velocidad posible (pues el actual gobierno quiere inaugurarlas antes de entregar el mando), permitirán que dentro de dieciocho meses, es decir, en junio del 2011, el tren tenga totalmente construido, y por lo tanto pueda recorrer, el referido tramo.

Como se sabe, entre VES y el puente Atocongo (ver primera foto) ya hay un viaducto construido, incluido todo el sistema electromecánico. Allí sólo falta remodelar las siete estaciones existentes, a las que se dará un aspecto mucho más moderno y atractivo, como el de los metros de Sao Paulo, en Brasil, y Medellín, en Colombia. También se reemplazará una buena parte (casi 9 kilómetros) de los rieles existentes.
En el tramo entre Atocongo y Javier Prado, si bien ya está construida una parte del viaducto elevado, falta construir otra, así como todas las estaciones e instalaciones electromecánicas.
Por último, en el tramo entre Javier Prado y Grau, falta construir absolutamente todo.
Entre Atocongo y la avenida Grau habrán nueve estaciones, con lo cual, en todo el tramo existirá un total de dieciséis. Todo eso, en lo que atañe a la parte constructiva.

En la parte operativa, hay que recordar que en marzo se elegirá al consorcio que se encargará del metro en el mencionado tramo de la Línea 1. Este deberá comprar catorce trenes (de seis vagones cada uno), para completar los veinte requeridos, pues actualmente sólo hay seis. Todos ellos, tanto los nuevos como los antiguos, deberán estar dotados de sistemas de aire acondicionado, radiotelefonía, señalización y comunicación a bordo.


Muy pocos han viajado en el tren. A partir del 2011 lo harán muchos más. (Foto: Andina)

En cuanto a los planes mediatos, prácticamente ya está decidido que la vía no se limite a llegar hasta la avenida Grau, sino que más bien se prolongue hasta el populosísimo distrito de San Juan de Lurigancho, el más poblado del país, en un recorrido de 11.9 kilómetros. Actualmente se viene haciendo los estudios, y, de no mediar inconvenientes, a mediados del próximo año se estaría haciendo la convocatoria para la construcción, la cual se iniciaría sólo unos meses después. Cabe señalar que existe la intención de adjudicar dicho tramo al mismo consorcio que se adjudique la operación del tramo VES-avenida Grau. Es lo más recomendable, pues de esa manera un solo operador se encargaría de los 33.8 kilómetros que tendrá en total la Línea 1. Lógicamente, para atender ese tramo adicional, el concesionario requerirá adquirir, en su momento, más trenes.

Definida la construcción de la vía, y estando próxima la definición del operador, una de las prioridades en el corto plazo será el urgente reordenamiento del tránsito, de tal manera que dentro de año y medio, cuando el Metro limeño comience, por fin, a circular, la ciudad esté en condiciones de darle una adecuada bienvenida, mediante un sistema de buses que lo complemente eficientemente.

1 comentario:

Temas tratados en nuestro blog