miércoles, 24 de noviembre de 2010

Los Planes de Paita, nuestro Segundo Puerto de Contenedores

Poco más de un año después de haber asumido el control, y luego de un período en el que tuvo serios problemas y desencuentros por el asunto de las tarifas a aplicar, el concesionario del puerto de Paita, Terminales Portuarios Euroandinos (TPE), finalmente ha hallado la tranquilidad requerida para desempeñarse en su nuevo negocio, una concesión a treinta años en la que deberá invertir US$ 228 millones.

En los últimos meses se ha dedicado a mejorar la infraestructura existente, lo cual le está permitiendo brindar un servicio más adecuado a sus clientes. Por ejemplo, ha mejorado notablemente su cadena de frío, al haber instalado un gran número de conexiones para suministrar electricidad a los contenedores refrigerados (reefers), fundamentales para las exportaciones de pota, bananos, uvas y mangos. Gracias a estas conexiones, que ahora suman 420 (y que llegarán a 700 cuando se construya el nuevo muelle), los exportadores pueden llevar sus contenedores directamente al puerto, ahorrándose el uso de los almacenes extraportuarios.
También ha adquirido nuevos equipos de carga e incrementado la rapidez de movilización de los contenedores, lo que ha permitido reducir notablemente los tiempos de espera de los buques. Inclusive, ha incorporado un pequeño buque patrullero, con el fin de mejorar la seguridad del puerto.

Hechos tan beneficiosos como estos han revertido el inicial desencanto producido por el sinceramiento de las tarifas y han hecho comprender a los exportadores e importadores que la transferencia del puerto desde las manos estatales a las privadas tiene innegables ventajas en muchos aspectos, especialmente en materia de costos.


El puerto actual, con su único muelle, de tipo espigón. (Foto: APN)

Ahora, habiendo llevado a cabo todos los estudios, TPE se prepara para poner en marcha la obra grande, es decir, la prevista en el contrato de concesión firmado en setiembre del 2009.
Como ya se dijo, la inversión comprometida asciende a US$ 228 millones, y será empleada para construir, en tres etapas, la infraestructura que se describe a continuación.

La primera etapa, que será la más importante, se iniciará en la primera parte del 2011 y se extenderá hasta el 2013. En ella se invertirá US$ 127 millones, para construir, al norte del actual muelle de espigón, un muelle marginal de 300 metros de largo, así como un patio para contenedores de 12.5 hectáreas. Además, se efectuará un dragado a 13 metros de profundidad, tanto en el puesto de atraque como en el canal de acceso y el área de maniobras, lo que permitirá el ingreso de buques tipo Panamax.

Primera etapa: nuevo muelle, una grúa pórtico de muelle y dos de patio. (Imagen: TPE)

En cuanto a equipamiento, se adquirirá una grúa pórtico de muelle y dos de patio (TRG), así como los elementos auxiliares para el movimiento de los contenedores: ocho camiones tractores de patio, doce chasis para contenedores, dos elevadores de contenedores tipo side pick y dos de tipo reach stacker.
Cuando todo eso quede construido e instalado, aproximadamente a mediados del 2013, el nuevo muelle comenzará a operar.

Los US$ 101 millones restantes serán invertidos en la segunda y tercera etapas.

La segunda, que demandará una inversión aproximada de US$ 12 millones, se ejecutará cuando el movimiento en el flamante muelle llegue a 180 mil TEU (contenedores de 20 pies de largo). En ella, TPE deberá instalar una segunda grúa pórtico, así como dos grúas de patio adicionales.

Segunda etapa: una nueva grúa de muelle y dos de patio (Imagen: TPE)

La etapa 3, por su parte, se llevará a cabo cuando el movimiento en el nuevo muelle alcance los 300 mil TEUs. En ese momento, aproximadamente en el año 2017, TPE deberá enfocar su atención en el muelle de espigón existente, para reforzarlo, ampliarlo y construirle su área de respaldo. Además, deberá instalar allí dos grúas móviles.

Con toda esa infraestructura operativa, el puerto de Paita estará en capacidad de movilizar hasta 500 mil TEU al año (casi la mitad de lo que actualmente mueve el Callao), consolidando su condición de segundo puerto nacional en movimiento de contenedores.



Esos son los planes contemplados en el contrato de concesión. Pero TPE no desea esperar tanto, y está evaluando adelantar sus inversiones, para que el puerto pueda recibir buques más grandes a la brevedad posible. Es decir, viene estudiando la posibilidad de ejecutar de inmediato la Etapa 3. Eso incluye reforzar el actual muelle de espigón, dragarlo para incrementar su profundidad de los actuales 10 metros a 12, e instalar en él las dos grúas móviles previstas en el contrato. Los estudios que se viene haciendo determinarán si se puede hacer el referido dragado e instalar las grúas (cada una de las cuales pesa nada menos que 400 toneladas) sin afectar sus estructuras, basadas en pilotes.

De no ser posible esto último, por requerirse un refuerzo mayor, la empresa priorizaría la construcción del nuevo muelle, para el cual también tiene planes más ambiciosos que los pactados en el contrato.
Así, por ejemplo, aspira a que en este no sólo puedan atracar buques de tipo Panamax, sino también Post Panamax. Para ello, ha propuesto a las autoridades que el dragado no se limite a los 13 metros acordados, sino que avance hasta los 16. Con ello, Paita se pondría, en ambos aspectos, a la par del Callao.

Implicancias del Proyecto y Beneficios para Paita
Además de ser el segundo puerto del país en movimiento de contenedores, Paita es el más especializado en estas grandes cajas metálicas, si se considera que representan el 70% de su movimiento total (versus 50% en el Callao). Con este proyecto acentuaría las mencionadas características, y se consolidaría como el puerto más importante de todo el norte peruano, atrayendo hacia sí la mayor parte del movimiento de mercaderías de esa zona.
A los productos que actualmente exporta (pota o calamar gigante, harina de pescado, bananos, café, mangos y frijol), Paita podría agregar muy pronto los producidos en Chavimochic, Olmos y el Alto Piura. Además, prevé captar una buena parte de las exportaciones mineras, provenientes de los grandes proyectos en estudio o ya en marcha, como Michiquillay, Galeno, La Granja, Cañariaco, Río Blanco y Minas Conga.

Pero quizá lo más importante es que por allí saldrá una buena parte de las exportaciones brasileñas rumbo al Asia, con un flujo que, aparte de considerable, será permanente.

Todo eso, que lo convertirá en un puerto de gran envergadura, no solo nacional, sino también internacional, servirá para hacerlo atractivo para las grandes líneas navieras, que sin duda lo tomarán en cuenta en sus rutas regulares.
Además, permitirá descongestionar el Callao, por el cual se moviliza actualmente la inmensa mayoría del comercio exterior del país. Para Paita, ese redireccionamiento de los flujos será especialmente evidente en materia de importaciones, las cuales solo representan el 10% de lo que mueve este puerto piurano (que solo es importante en exportaciones). Actualmente, casi todo lo que importa el norte peruano ingresa por el Callao, debiendo ser trasladado luego mediante cabotaje o por carretera, situación que eleva considerablemente los costos.


En el futuro, así se verá desde el aire

Por su parte, la ciudad de Paita se beneficiará de múltiples maneras. No sólo por la demanda de mano de obra para la construcción y operación del terminal, sino también por el hecho de quedar convertida en la puerta de entrada al corredor bimodal que, discurriendo por la carretera asfaltada que llega hasta el puerto de Yurimaguas y a partir de allí sigue por la vía fluvial, unirá a nuestro país con Brasil. El enorme dinamismo que esta situación generará en múltiples sectores, entre ellos el de transporte de carga en camiones, será un verdadero motor de desarrollo en la zona.

Además, la municipalidad provincial recibirá (en realidad, ya lo viene haciendo) el 2% de los ingresos netos mensuales. El gobierno regional, por su parte, percibirá una parte del porcentaje recaudado por el Ministerio de Economía y Finanzas en el marco de la Ley de Descentralización.

Como vemos, de la mano del brillante futuro de su puerto, los años venideros se vislumbran más que interesantes para la tierra donde nació el Caballero de los Mares.

2 comentarios:

  1. Felicidades por esta importante inversion. Ojala tambien se tenga previsto una inversion en el puerto de Salaverry. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen trabajo el desarrollado con este blog, segui posteando...

    Ahi te dejo para que lo cheques:

    www.lasaludnatural.blogspot.com

    fer

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog