miércoles, 22 de abril de 2015

Aeropuerto Internacional de Chinchero: Encaminándose al Inicio de Obras

El aeropuerto internacional de Chinchero, será, sin duda, la gran puerta de entrada del turismo mundial hacia la imperial e incaica ciudad del Cusco y la espectacular ciudadela de Machu Picchu.



El megaproyecto, que se situará 29 kilómetros al noroeste de la referida urbe y a 3,720 metros sobre el nivel del mar, estará a cargo del consorcio Kuntur Wasi (conformado por Corporación América de Argentina y Andino Investment Holding del Perú), que en abril del año 2014 se adjudicó la concesión, y que lo diseñó, lo construirá y luego lo operará y le dará mantenimiento durante cuarenta años. De los US$ 658 millones requeridos por el proyecto, el consorcio aportará el 53%, en tanto que el Estado se encargará del 43% restante.

El video y las imágenes adjuntas, publicadas a mediados del año pasado por el consorcio, nos muestran algunos detalles de su diseño.

El aeropuerto ocupará un área casi tres veces mayor que el Velasco Astete, y, a diferencia de éste, que se halla rodeado de cerros (lo que dificulta y hace riesgosos los vuelos), se emplazará en una zona de planicie, que, además de su gran belleza escénica, está totalmente libre de barreras naturales.

Contará con una pista de aterrizaje de 4 mil metros de longitud (una de las más largas del país) por 45 de ancho, que permitirá el arribo de los aviones comerciales más grandes. La plataforma de estacionamiento tendrá 140 mil metros cuadrados y trece posiciones comerciales. La terminal de pasajeros, por su parte, contará con once puntos de embarque, y una capacidad inicial de 4.5 millones de pasajeros al año, la misma que luego se elevará a 5.7 millones.

El proyecto ya entregó todos los componentes del estudio de impacto ambiental, y se espera que la totalidad de éste quede aprobado en mayo próximo. Ese mismo mes se deberá entregar el estudio definitivo de ingeniería, que se espera quede aprobado en julio, mes en el que también se produciría el cierre financiero, es decir, la confirmación de que el dinero prometido por las entidades de crédito ya está a disposición del consorcio.

De no haber aplazamientos en lo señalado, las obras se iniciarían en setiembre, con un cronograma de ejecución y desembolsos que, según el plan de negocios presentado por Kuntur Wasi al organismo supervisor OSITRAN, sería el que se indica a continuación:

Como se puede ver, las labores de estudios e ingeniería están teniendo su momento más intenso en la actualidad. Las referidas a movimiento de tierras, si bien tendrán lugar desde el último trimestre de este año (como lo acaba de confirmar el Ministerio de Transportes y Comunicaciones), se acrecentarán notablemente en el 2016 y 2017. Las concernientes a obras civiles, no obstante que se iniciarán entre fines de este año e inicios del próximo, se intensificarán especialmente en el 2018, año en el que estarán en su plenitud. Las labores de equipamiento, como es lógico, tendrán lugar sólo en las instancias finales del proceso constructivo, a partir del 2018.

Eso es lo que se espera que comience a ocurrir tan sólo dentro de algunos meses. Con su nuevo y estupendo aeropuerto, que se prevé comience a operar en el año 2021, Cusco habrá ganado un acceso directo al mundo, y de la mano de ello seguramente se beneficiará de un auge turístico sin precedentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog