lunes, 6 de abril de 2015

Avanza el Gas: ya Van Más de 300 Mil Conexiones

El plan de cambio de la matriz energética que nuestro país viene ejecutando desde hace ya aproximadamente una década busca que el gas natural (combustible del que se dispone en una cantidad apreciable) reemplace en el grado más alto posible a todos los demás y se constituya en la gran fuente de energía del país.

En la generación eléctrica, ello viene ocurriendo a expensas del petróleo (diesel 2, residual 6 y residual 500), cada vez menos empleado por las centrales térmicas. Pero también está teniendo lugar en otras instancias, ya sean hogares, plantas industriales, establecimientos comerciales o vehículos, donde se viene abandonando paulatinamente el gas licuado de petróleo, la gasolina, el petróleo residual y otros combustibles contaminantes, para preferir las ventajas de un combustible eficiente, y mucho más limpio y económico.

Afortunadamente, como nos lo demuestran las cifras del Ministerio de Energía y Minas (MINEM), se ha avanzado en ese aspecto. Así, de los poco más de 1,000 usuarios que habían en Lima y Callao a fines del 2005 (un año después de que entró en operación el proyecto de Camisea) se pasó a 12,038 a fines del 2008 y actualmente ya se supera los 255 mil, con una notable tasa de crecimiento anual de casi 80% para esa década inicial. Y el ritmo de expansión continúa elevado, pues en el 2014 fue de nada menos que 56%.



Del dato total contabilizado a fines del 2014, el 98.3% son usuarios de la categoría tarifaria A (residenciales, con consumos de hasta 300 metros cúbicos al mes) y el 1.4% (3,657) de la categoría B (comercios y pequeñas industrias con consumos de entre 301 y 17,500 m3 al mes).

Del resto, 290 son consumidores industriales medianos y 45 grandes, 220 son estaciones de gas natural vehicular (GNV), 26 son de la categoría tarifaria E y 15 son empresas generadoras de electricidad. Si bien todos ellos representan un número mucho menor que los mencionados en el párrafo anterior, son mucho más importantes en cuanto a los volúmenes demandados.



El plan de expansión que hemos reseñado viene siendo llevado a cabo gracias a las inversiones de la empresa Cálidda (de capitales colombianos), que el año 2002 se adjudicó la concesión a 33 años para la distribución en todo el departamento de Lima y el Callao. A la fecha ya tiene desplegada en la capital una extensa red de tuberías que cubre 14 distritos, y para el 2018 se prevé llegue a 13 más.

La meta de la empresa es superar las 500 mil conexiones en el año 2017 y llegar al millón en el 2020. Además, a mediano plazo espera ingresar a otras ciudades del departamento, comenzando por Imperial, en Cañete. Y luego lo haría al norte chico, primero a Ancón (donde está planeada una zona industrial) y después a Chancay y Huaral. Posteriormente, si así lo determinan los estudios, lo haría a Huacho, donde existen importantes plantas pesqueras que podrían justificar la construcción de un ducto, del cual también podrían beneficiarse los moradores de dicha ciudad.

Pero Lima no es el único departamento en el cual se expanden las redes de gas. Lo propio está ocurriendo en Ica, merced a las inversiones que viene realizando la empresa Contugas (también de capitales colombianos), que se adjudicó la concesión a 30 años el año 2008 y entró en operación comercial en diciembre del 2011. Según el último informe de OSINERGMIN (correspondiente a febrero del presente año), su sistema de distribución por ductos ya beneficia a más de 31 mil consumidores.

Con ello, y considerando el incremento que se debe haber producido en Lima y Callao desde diciembre del 2014 hasta hoy, la cifra a nivel nacional ya debe haber superado los 300 mil.

1 comentario:

  1. Tenemos que poner gas a millones de peruanos; falta mucho.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog