jueves, 7 de octubre de 2010

Premio Nobel para Vargas Llosa



Si bien la literatura no es el tema de este blog, no es posible sustraerse a la enorme alegría que produce el merecidísimo otorgamiento del Premio Nobel de la especialidad a nuestro inmenso escritor Mario Vargas Llosa. La vastísima obra de nuestro novelista (muestra de la cual son, entre otras, las magistrales La Fiesta del Chivo y La Guerra del Fin del Mundo), finalmente ha sido reconocida con el galardón más importante del planeta.


La justicia del otorgamiento no sólo se vio reflejada en la espontánea ovación y regocijo de los periodistas asistentes al acto de anuncio, sino en la propia cara de satisfacción del funcionario que dio la noticia. Es que con una decisión tan acertada como esta, el Nobel no sólo se reivindica ante la comunidad literaria, sino también ante la comunidad mundial, extrañada por gestos tan insólitos como el otorgamiento, el año pasado, del premio de la Paz al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, cuando recién había asumido sus funciones, y, por ende, no había tenido tiempo de llevar a cabo ningún acto que así lo ameritara. Con el galardón a Vargas Llosa, en cambio, no existe el menor cuestionamiento. Como lo demuestran las imágenes adjuntas, correspondientes a los titulares de los principales diarios del mundo, en su caso existe consenso de que el premio, esta vez, sí fue muy bien otorgado.


Pero, volviendo a lo señalado al iniciar esta nota, en realidad, sí se justifica que un blog económico como este haga eco del extraordinario triunfo de Vargas Llosa. Ocurre que este gran peruano fue el principal precursor, a fines de la desastrosa década de 1980, de las políticas de libre mercado, al criticar acremente las lamentables políticas estatistas, controlistas y proteccionistas que nos habían precipitado a la más absoluta debacle económica, y hacer docencia en favor de la responsabilidad fiscal, la libre competencia, la apertura comercial, las empresas privadas, la reinserción en la comunidad financiera internacional, las inversiones extranjeras, etc. No ganó en las elecciones de 1990, pero sus ideas fueron tomadas por sus oponentes de entonces, y continúan hasta la actualidad.

Es decir, al final, el notable Vargas Llosa ganó por partida doble, pues no sólo contribuyó decisivamente a que el Perú encontrara su rumbo económico y político, sino que, en el campo de su entrañable literatura, hoy recibió el galardón que, muy injustamente, le había sido esquivo.

2 comentarios:

  1. Premio al "español" , interpretenlo como quieran

    ResponderEliminar
  2. Lo interpreto como de quien viene, osea de "acomplejado"

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog