miércoles, 27 de mayo de 2015

Los Nuevos Buques del SIMA

Como sabemos, el SIMA (Servicios Industriales de la Marina) lanzó al mar en diciembre del año pasado el Unión, que, además de buque escuela de nuestra armada, será el velero más grande de Sudamérica.

Dicho hermoso navío se halla en el laborioso proceso de acabado, en el que, entre otras cosas, se le viene instalando las cubiertas superiores y luego se hará lo propio con sus cuatro palos o mástiles y su bauprés, que le darán su peculiar fisonomía, esperándose que el próximo año ya quede listo para navegar.

Pero las gradas del SIMA no quedaron vacías luego de la botadura de esa nave, pues de inmediato fueron ocupadas por la quilla de un buque multipropósito cuyo proceso constructivo se aprecia en el video que sigue. Se trata del primero de dos importantes navíos tipo LPD (Landing Platform Dock o buque de asalto anfibio), clase Makassar, para nuestra marina de guerra.

El Makassar, de Indonesia. Así serán nuestros dos LPD. (Foto: Wikipedia)

Estas embarcaciones (diseñadas por la empresa coreana Daewoo, y de 122 metros de eslora o largo, 22 de manga o ancho y 4.90 de calado) podrán efectuar una gran diversidad de operaciones navales, entre ellas las de guerra anfibia y transporte de tropas y vehículos (su cubierta inundable le permite desplegar dos lanchas de desembarco o catorce vehículos anfibios). Asimismo, disponen de una cubierta para dos helicópteros medianos y un hangar para uno adicional. Y en tanto que no entren a combate, estarán disponibles para efectuar acciones cívicas y de ayuda humanitaria.



Además, el SIMA viene construyendo las primeras cinco patrulleras (de 50 metros de eslora) de las diez que le ha encargado la marina de guerra, así como un remolcador, capaz de navegar hasta la línea de 200 millas.

Todos estos trabajos constituyen una reactivación de la secuencia de grandes construcciones efectuadas por la institución en décadas pasadas, con más de una docena de buques de entre 20 mil y 25 mil toneladas (visibles en la última parte del video). Pero no se crea que en el interín hubo una paralización de sus actividades ni mucho menos. Ocurre que el SIMA simplemente se reestructuró, convirtiéndose en una institución abierta, eficiente y competitiva, que se halla atenta a los requerimientos generales del mercado y que participa sin temor en licitaciones nacionales e internacionales. Gracias a esa nueva actitud, ha construido una considerable cantidad de buques (pesqueros y de otros tipos) para empresas privadas nacionales y extranjeras, ejecutado numerosísimos puentes de todo tipo para nuestra red vial y, en general, se ha convertido en un actor de primera importancia en nuestra industria metalmecánica.

Imágenes: SIMA 

1 comentario:

  1. Ustedes hacen que me sienta orgulloso de ser peruano, les deseo muchos exitos.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog