martes, 5 de mayo de 2015

Muelle de Minerales del Callao: Así Funciona

Hace un año se inauguró el muelle de minerales en el puerto del Callao, construido con una inversión de US$ 165 millones, y que puso fin al grave problema de contaminación (especialmente con plomo) que se generaba en la zona.



Desde entonces, y hasta fines del año pasado, el moderno muelle de 219 metros de largo ha embarcado un promedio mensual de 28 mil toneladas mensuales (con un máximo de 50 mil) de plomo, 88 mil (con un máximo de 146 mil) de zinc y 77 mil (con un máximo de 131 mil) de cobre. Y entre enero y abril de este año ha atendido un promedio de 13 buques al mes.

Como se explica en el video adjunto, el muelle, operado por el Consorcio Transportadora Callao, que lo construyó y lo tiene en concesión, es abastecido de carga por una faja transportadora de 3.2 kilómetros de largo, que, partiendo de los grandes y modernos depósitos sellados de Perubar e Impala, conduce hasta allí los concentrados de minerales, tanto de cobre como de zinc y plomo.

Depósito de concentrados, el tren llegando y la impresionante máquina que voltea vagones.

Dichos concentrados llegan hasta esos depósitos, tanto por camiones como por ferrocarril, desde las grandes minas de la sierra central, la última de las cuales, la cuprífera Toromocho (ubicada en Junín), comenzó a producir hace menos de un año.

Los concentrados dejan el deposito y, a través de la faja y el shiploader, son embarcados.

El cuadro que sigue permite ver el detalle de las naves atendidas a fines del mes de abril. Allí se puede ver, por ejemplo, que el buque Yellow Fin, acoderado el día 25, completó su carga de cobre y zarpó el día 26. Dicha carga, consistente en 8,062 toneladas del metal rojo, fue transportada mediante la faja desde el depósito de Impala/Chinalco, es decir, provino de la mina Toromocho (de propiedad de la mencionada empresa china).

El mismo cuadro nos deja ver que otros embarques de cobre efectuados en ese lapso de tiempo provinieron de los depósitos de Perubar/Glencore, Impala/Dreyfus e Impala/Trafigura. Por su parte, hubo dos embarques de plomo, ambos provenientes del depósito de Perubar/Glencore, y dos de zinc, uno proveniente del depósito de Impala/Perubar/Votorantim y otro del depósito de Perubar/Glencore.

Como acabamos de comprobar, se trata de una impresionante y multimillonaria infraestructura de la que el país carecía y que hoy, además de haber incrementado la eficiencia con la que se embarca los concentrados de nuestros vitales minerales, ha permitido mejorar sustantivamente la calidad del aire que respiran los chalacos.

Imágenes: Impala-Trafigura

3 comentarios:

  1. Tremenda infraestructura, ese embarcador parece una grua portico por lo enorme.

    ResponderEliminar
  2. Que tal cambio; se pasó de lo mas atrasado a lo mas moderno!

    ResponderEliminar
  3. Buena pagina. Solo les pediría que pongan las empresas y los contactos para buscar Chamba pe.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog